Por: Jesus Díaz Loyola

La comunidad cristiana —protestantes o no— está irritadísima con el gobierno de Miguel Díaz-Canel, a raíz del artículo 68 del anteproyecto constitucional recién aprobado por el Parlamento Cubano, que permitirá sentar las bases para legalizar el matrimonio homosexual en igualdad de derechos que el llamado tradicional.

En esa línea de reacciones críticas, se muestran consternados con el tema devotas del cristianismo, incluso altos cargos de congregaciones protestantes del país.

La Iglesia y sus fieles sustentan uno de sus pilares fundamentales sobre la familia de siempre. Para los cristianos, este núcleo de convivencia sagrada —el del hombre y la mujer— tiene tanta trascendencia o quizás más que la propia educación religiosa. Sobre ella y sus valores se asientan principalmente los católicos en todo el mundo, y también los evangélicos protestantes.

Pero ocurre, que esta novedosa decisión del actual Gobierno cubano se adopta ahora para situar a Cuba en la vanguardia de países que legalizan el matrimonio homosexual y reconocer, por fin,  el derecho a la familia sin distinción de género y el deber del Estado de protegerlas y de no discriminarlas.

Dice un reverendo que me escribe y pide el anonimato, que “Dios mismo prohíbe la relación homosexual, así que eso si le ofende.” Debido a esa férrea carga de fe, la iglesia cubana y todos los creyentes en su conjunto, tendrán un trago amargo que digerir con el Gobierno de la isla.

Esta transformación social en la idiosincrasia cubana actual, no parece que vaya a tener marcha atrás al margen de consultas populares que no harán más que replantear su esencia.

Cuando haya concluido todo este proceso, la iglesia y sus creyentes tendrán que asumir la enmienda como lanza en el corazón de sus creencias más profundas y ancestrales. Prelados y fieles concluirán —ya lo pregonan— que la  reforma constitucional del artículo 68 va contra las leyes sagradas de Dios e identificarán el laicismo con enmiendas para ellos “aberrantes” como las que dan paso al matrimonio gay.

A falta de juicio, también se pronuncia una cristiana de afiliación Bautista, Yadira Mirabal, aludiendo que “formo parte de una generación cubana que fue formada bajo los valores éticos y morales enseñados por Fidel Castro durante mas de 50 años”, y deja entrever un nuevo modo de indignación castrocristiana cuando dice que “es impresionante ver como todavía el líder histórico de la Revolución no lleva dos años de fallecido y se levanta este proyecto traicionando los principios de la moral que él defendió toda su vida.”

Después de más de medio siglo —y muchos lo hemos vivido— con una comunidad cristiana renegando siempre de sus gobernantes, ahora —porque interesa—, se levantan como estandartes los conceptos del ostracismo oficialista que odiábamos desde que éramos párvulos en domingos de misa.

Todo el mundo recuerda en Cuba el episodio negro de las UMAP (Unidades Militares de Ayuda a la Producción), a donde fueron enviados 30 mil cubanos a campos de trabajos forzosos —entre ellos muchos homosexuales— para ser “reeducados” al comienzo de la Revolución como una las primeras lecciones ejemplarizantes de las más abyectas de las satrapías que aterrizaba en América.

Lejos de cualquier debate la sorpresiva reforma oficialista es y debe ser aplaudida por su sentido renovador en un tema ya impropio del socialismo y que va en la esencia de respetar el derecho de amar a cualquier ser humano sin distinción. Pero sobre todo, sin sentir miedo, inhibición u obligación.

Sin llamarnos a engaño, la homosexualidad será siempre un problema, dentro y fuera de Cuba; tanto para quienes se sienten rechazados como para quienes discriminan y agreden por su incapacidad para comprender las diferencias.

La situación de la población gay en muchos países —mayormente musulmanes—, es hoy un embrollo de vida y hasta un delito: en 79 países la población homosexual es víctima de latigazos, prisión, deportación, multas, trabajos forzados y cadena perpetua. Esto no es deseable para Cuba.

En siete países —Arabia Saudí, Emiratos Árabes, Irán, Mauritania, Somalia, Sudán del Sur y Yemen— se aplica la pena capital. En otros, como en Honduras o en México, los crímenes por homofobia son habituales.

¿Que queremos, entonces, para Cuba?

El matrimonio homosexual y la adopción de niños por parte de ellos es legal ya en 11 países: Argentina, Noruega, Suecia, Sudáfrica, Canadá, Islandia, Bélgica, Países Bajos, España, y en algunos estados de México y Estados Unidos también. ¿Por qué no en Cuba?

Atacar a la población homosexual es negar el derecho a libertades inalienables. Incluso, los asesinatos contra la población homosexual no son más que crímenes de lesa humanidad, de los que las autoridades —donde se cometen— son y serán siempre testigos y responsables.

Sorpresivamente en Cuba, una astuta enmienda que nunca suplantará todo el dolor de ayer, propone ahora modificar la Constitución para reconocer los matrimonios igualitarios y establecer como un derecho humano que las personas puedan contraer matrimonio sin discriminación alguna.

Es obvio que la Iglesia desde todas sus tendencias arremeta contra la iniciativa.

Muchos prelados, refrendan en textos oportunos por qué el cristianismo no aprueba la homosexualidad y el matrimonio gay. “Ser homosexual es una ‘desviación’ que necesita que se le ayude a corregirla, no que se le propicie a caer en ella”, sostienen algunos como argumento que solo nos remite a las tesis nacionalsocialistas de Hitler que pretendían acabar con homosexuales, judíos, gitanos, discapacitados y testigos de Jehová para mejorar la condición humana y enaltecer la raza aria.

A los creyentes y devotas les pregunto, ¿cuándo y cuántos se han indignado por la represión y encarcelamiento y hasta muerte en algunos países de seres humanos por el único hecho de ser homosexuales?, ¿y qué con los sacerdotes corruptos violadores de menores de edad? Cada día salta un caso nuevo. Eso sí es un cáncer que está devaluando la sociedad actual y el seno de la iglesia misma.

El papa Francisco sentenció, “Si una persona gay se acerca a Dios, ¿quién soy yo para criticar?”. Aún así, a la iglesia en su conjunto le falta más contundencia en la defensa de la población homosexual . Probablemente,  es en la iglesia donde más se ha practicado la homosexualidad.

El teólogo gay Krzysztof Charamsa fue despedido de la Santa Sede en octubre de 2015, en la víspera del Sínodo de La Familia. Una foto de Charamsa recostando la cabeza sobre la de su pareja motivó su destitución. A partir de entonces vive con su pareja. Y sigue siendo tan cristiano como el primer día.

Durante la celebración, en agosto de 2016, del festival de ocio gay Circuit en Barcelona, Charamsa participó en un diálogo interreligioso. “En el Vaticano”, explicaba Charamsa, “no hay interés por entender la homosexualidad”, y agregaba, “La Iglesia condenó a la homosexualidad sin ni siquiera intentar entenderla”.

En Barcelona, el teólogo cumple su apostolado escuchando a homosexuales que sufren. Sólo el papa Francisco podría cambiar la situación de millones de homosexuales en el mundo, y quizás, sólo quizás, un poco el tono de las críticas y los ataques injustificados de muchos medios. “Victimizar a la población gay en el siglo XXI retrata la insalubridad social, política y religiosa de nuestros tiempos”, ha dicho el profesor analista Arnoldo Kraus.

La homosexualidad no es un problema, pero la homofobia sí: es discriminación. Y ese es el problema de muchos creyentes que a base de prejuicios encarnizan más odio que cualquier otra cosa que diga el evangelio.

Hasta ahora, solo 63 países tienen legislaciones específicas que prohíben y persiguen la discriminación por razón de orientación sexual y solo en 22 se reconoce el matrimonio homosexual, grupo al que se han unido este año países tan avanzados como Finlandia.

De aprobarse la legalización del matrimonio homosexual en Cuba con la posibilidad, incluso, de adopción, permitirá que miles de familias formadas por personas del mismo sexo vivan con normalidad su vida. Pero ello no será óbice para que siga habiendo motivos de reivindicación, pues una legislación favorable y protectora como la que propugna el Parlamento de la isla, no impedirá que se produzcan intentos de discriminación o agresiones homófobas —ya las hay—. Serán las propias autoridades propulsoras de las reformas las que deban velar más por el cumplimiento efectivo del derecho hecho Ley y, sobre todo, por el respeto a la vida de los demás. (Jesús Díaz Loyola)

2011: El primer matrimonio gay en Cuba

Aunque este tipo de unión civil en Cuba aun no es legal, un hombre gay y una mujer transexual pudieron contraer matrimonio en la isla en el verano de 2011. Ante la ley Wendy Iriepa es ya una mujer. Este fue el

hecho que en 2011 condujo a las políticas del gobierno de la isla a suavizar mano con esta minoría. Desde principios del proceso revolucionario, muchas personas homosexuales eran despedidas de sus trabajos y enviadas a otros más forzados (recuérdense los campos de las UMAP), pues constituían una amenaza para la sociedad, según el Estado. El artículo 68 parece cambiar esos conceptos.

10 COMENTARIOS

  1. Que bueno que finalmente se tenga en cuenta el sentir de un grupo que a pesar minoria en la sociedad, somos personas con etica, educación y mucho respeto a la vida. Muchas personas que hoy rechazan esta propuesta, no son mas que personas inseguras y que se creen con el derecho de juzgarnos por amar diferente. A las autoridades religiosas que tanto critican y tantas pataletas dan, no olviden que hay de todo en el jardin del señor, incluidos muchos religiosos fervientes hoy, dicen haber encontrado paz en los caminos de señor, pues que la disfruten y dejen de tener la mentalidad tan retrograda y vean mas alla de sus narices, nadie convierte a nadie, se es o no se es. Gracias a Mariela Castro por tanto esfuerzo para educar a un pais con una mentalidad tan atrasada, que siempre ha creido en el mejoramiento humano. Dejen de mirar el ojo ajeno y sigan avanzando que el mundo no se detuvo en el antiguo testamento!!!. El dia del juicio cada quien sera juzgado, pero de eso se encargara solo Dios, no un ser humano imperfecto que ha sido el causante de la mayoria de las catastrofes que ha sufrido la humanidad!!!.

  2. COMENTARIO Al ARTÍCULO "Cuba, el debate del artículo 68: ¿Homosexuales o no?" del Diario de la Marina de JESÚS DIAZ LOYOLA.

    Sr. Díaz Loyola, yo le pregunto: ¿Si alguien sorprende a otro robando en su propiedad, tiene el derecho de dispararle a matar y, de hecho, asesinarlo? Adelantándome a su respuesta le digo la mía: ninguno de los dos tenía realmente ni derecho de ROBAR, ni derecho de MATAR. Ambas fueron decisiones premeditadas que sin sostenerse en las circunstancias, cada cual realizó basado en un derecho que creyó tener. Lo mismo sucede con los cristianos y los homosexuales en Cuba. Nadie tiene el derecho de maltratar, juzgar, herir, y menos agredir físicamente o sicologicamente a otro. No lo digo solo por los homosexuales lo digo también por los cristianos, pues en el afán de "defender" sus derechos obvian los nuestros de creer y vivir nuestra fe. No lo dice la iglesia, no lo dice un reverendo, lo dice La
    Biblia, que para los que creemos es la Palabra Viva del Dios en quién  creemos. Si lo duda busque en todas las versiones que pueda solamente el texto de 1 de Corintios 6:9-10. Eso no nos da el derecho de dañarles en lo más mínimo. Si Jesús estuviera aquí: ¿Cómo los trataría? Yo estoy llamada a andar como El anduvo.
    El problema real esta en qué va a pasar con nosotros cuando se ponga en vigor la nueva constitución. Todavía están sancionados de por vida miles de médicos cristianos y estudiantes de medicina que se negaron a realizar abortos por su fe y éste es legal en el país.  ¿Qué va  pasar cuando nosotros por nuestra fe no los maltretemos pero nos neguemos a tomarlo como bueno cuando no lo es? ¿Que va a pasar con nuestros pastores y misioneros si predican de esos textos? ¿Qué podemos hacer como padres cuando el Estado ponga en marcha el cambio educacional con la  inclusión de la asignatura que enseñará en la primaria sobre una identidad de género que nosotros como creyentes no aprobamos? ¿Sabe ud. que nos están robando el derecho de vivir, enseñar, y educar a nuestros hijos como creemos so pena de padecer cárcel? Entonces, como el ladrón y el tendero, ¿quién tiene derecho sobre quién?.
    Otra pregunta: ¿Somos todos los cristianos criminales? ¿Son todos nos homosexuales éticos y buenas personas? ¿Puede una rueda ser cuadrada? Si cualquiera bajo un criterio personal daña o agrede a otro NADA lo repalda. Por favor,  piense en esto y si lo cree posible, estoy abierta a su respuesta.
    lypradoc@gmail.com

  3. El matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer. Así es la creación de Dios: escrita claramente en la Biblia y constatada la por la biología.
    Todo concuerda, el hombre, la mujer, la creación de una familia.
    Pero se esta siguiendo en Cuba la agenda de la ONU para disminuir la población mundial.

    • Hipócritas, eso son los cristianos cubanos, cuando gritan y dan albanzas a Fidel Raul y a todos cuando sus hijos por el comunismo quieren ser como el Che y cuando les preguntas sobre el tema te dicen que las leyes del pais hay que cumplirlas cuando no existe ninguna ley que los obligue a gritar estas palabras. Pero si quieren cumplir con las leyes, pues esta si sería una ley que reconoce el matrimonio entre 2 personas del mismo sexo. viendo la Paja en el ojo ajeno y no el tablón en el suyo. Ningun pastor aborda el tema ni pregunta a sus ovejas el porque sus hijos quieren ser como el Che y no como Jesus

  4. Hipócritas, eso son los cristianos cubanos, cuando gritan y dan albanzas a Fidel Raul y a todos cuando sus hijos por el comunismo quieren ser como el Che y cuando les preguntas sobre el tema te dicen que las leyes del pais hay que cumplirlas cuando no existe ninguna ley que los obligue a gritar estas palabras. Pero si quieren cumplir con las leyes, pues esta si sería una ley que reconoce el matrimonio entre 2 personas del mismo sexo. viendo la Paja en el ojo ajeno y no el tablón en el suyo. Ningun pastor aborda el tema ni pregunta a sus ovejas el porque sus hijos quieren ser como el Che y no como Jesus

  5. La Ideología de género asegura que el sexo biológico no debe regir quienes somos o como otros nos ven y se expresan de nosotros, por tanto no debemos cuestionárnoslo, al final la persona debe ser, reconocida, aceptada como se sientan y no como la ciencia establece. Siempre he dicho que la confusión que traería tal cosa seria tremenda e irremediable. Creo que si seguimos por este camino tendremos que aprobar que las personas se cambien no solo el género, también la edad(sé que muchas Señoras y algunos hombres quisieran rejuvenecer aunque fuera en el carnet), y por qué no permitir que se cambie la especie alguien que se siente reptil y por lo tanto nos exija que le identifiquemos como cocodrilo, digo porque limitarnos, también pudiéramos comenzar a decir a las personas anoréxicas que están muy gordas porque se sienten así y al extremo permitir que los infantes puedan casarse con mayores o quizás el matrimonio entre hermanos si tienen un amor erótico. Por qué no aprobar la necrofilia, al final lo tendido en la camilla es solo un cadáver y alguien puede dar buen uso de él mientras satisfaces sus gustos y alegrando su día. No sé porque también no permitir que otros golpeen o tengan expresiones inmorales y se masturben en la calle si esto les hace sentir bien y desarrollar en plenitud su felicidad, por qué hemos de discriminar los deseos y aspiraciones de estas personas. Ya sé, Ya sé, soy un fanático religioso en busca de la moral, o quizás dicen que esto no se relaciona con la ideología de género; pero en verdad, si somos sinceros, si lo hace. No podemos ser incoherente con nuestro pensamiento, algunas cosas si y potras no. Díganme y oféndame lo que quieran pero si vamos a aprobar lo que nos hace sentir bien porque si no es discriminatorio pues no nos detengamos y hagamos sentir bien a todos y no a unos pocos. Oféndanme pero Analícenlo.

  6. Vladimir Putin destroza la ideología de género en cinco minutos y respalda la campaña de Hazte Oír: “Decir que los niños tienen pene no es delito de odio, es biología”
    Si algo puede decirse de Vladimir Putin, es que no se somete a la corrección política. El presidente de Rusia explica y destroza la ideología de género en una entrevista para la televisión estadounidense que nunca salió al aire. Facebook también la ha suprimido. Se trata de uno de los discursos más devastadores contra los argumentos a favor de la ideología de género que haya hecho nunca un líder europeo. En la misma, Putin defiende la campaña de la asociación católica española Hazte Oír contra la transexualidad infantil. Reproducimos la entrevista, que también pueden ver y oír a través del vídeo: (Pinche aquí).

    Putin comienza haciendo una analogía para explicar su punto de vista sobre la ideología de género. “Supongamos que yo le digo que soy, sin dudas, el mejor presidente del mundo. Y tengo derecho a sentir que soy el mejor presidente del mundo. Y si alguien pregunta de dónde surge mi idea o autopercepción, podría argumentarlo muy bien diciendo que he sido elegido tres veces; de hecho ostento el récord de ser el mandatario que más tiempo ha estado en ese cargo desde la caída de la Unión Soviética. Si juntamos a ello todos los reconocimientos que he obtenido, entonces yo me auto percibo como el mejor presidente del mundo. Y si a alguien se le ocurre pensar lo contrario será tratado de fóbico y me encargaré de que sea censurado. Ahora bien, no siéndome eso suficiente, crearé leyes para que nadie pueda decir que el mejor presidente es otro. Ahora, ¿qué sucede si voy a un psiquiatra? Me dirá que no soy el mejor y que lo que tengo es un trastorno narcisista. ¿Cómo se le ocurre a ese psiquiatra discrepar conmigo y apelar a su conocimiento? Es hora de crear un lobby. Entonces hago lo siguiente: junto colegas que piensen que son todos los mejores del mundo. Mis colegas son gente con recursos suficientes para presionar a cualquiera. Decidimos ir a los manuales de salud mental y presionar para que quiten el trastorno narcisista de sus páginas. Y que aquel que no lo recuerde le sea diagnosticada una fobia. Y cuide sus palabras. Usted no podrá discernir ni decir que es mejor que otros, así que cuide sus palabras. Si usted piensa que estoy exagerando, hay una ridícula ley en Inglaterra que prohíbe a los médicos llamar ‘madre’ a las embarazadas para no ofender a las mujeres que se sienten hombres. Una minoría con disforia imponiéndose por encima de todos nosotros.

    Analizo la realidad y los hechos. Nadie tiene que justificarse por no ser homosexual. Hay movimientos y activistas tratando de trastornados a quienes no queremos acostarnos con transexuales. Les cuesta entender que yo la cama la comparto con quien quiero. No creo que la intimidad de nadie deba ser decidida por un grupo de personas diagnosticadas psiquiátricamente con disforia. Eso sí me parece algo repugnante y enfermo.

    Si usted quiere ir por la vida diciendo que es un oso panda, por supuesto que no me molesta. Pero si usted va a tratarme de fóbico por observar que usted no es un oso panda, no me pida que la tome en serio. Y más aún, si usted comienza a insinuar que yo padezco alguna suerte de trastorno por querer ir a la cama con mi esposa en lugar de con un oso panda. Quieren crear leyes para que no podamos decir las palabras ‘niña’ y ‘niño’ y decir que los niños tienen pene se ha convertido en un delito de odio. No es delito de odio, es biología. ¿En qué clase de mundo vivimos que se nos prohíbe el sentido común para satisfacer a una minoría con disforia.

    ¿Usted tiene noción de la aberración que está teniendo lugar en Canadá? Le quitan la tenencia a los padres que no acepten la idea de género de sus hijos, niños que no tienen su consciencia formada”.

    Llegado a este punto, la periodista preguntó a Putin: “Si yo me siento un hombre, ¿quién es usted para decir que no soy un hombre?”.

    Respuesta del mandatario ruso: “Bueno, en ese caso, yo me siento una ballena azul con súper poderes y habilidades mutantes. Supongamos, ahora hablando en serio, que tratáramos los desórdenes alimenticios con esta ideología. Deberíamos decirles a las bulímicas que continúen vomitando. Las personas anoréxicas se perciben a sí mismas como gordas, aunque sean personas demasiado delgadas. Pero según esta ideología, deberíamos decirles que están gordas. Los especialistas dicen otra cosa. Pero estos especialistas también dicen que los transexuales padecen un trastorno . Entonces tratémoslos de fóbicos. Como verá, la ideología de género carece de sustento alguno por donde se la analice. Me niego a someterme al capricho de unos pocos. Además, me pregunto por qué solamente tiene que ser de género. La misma ideología puede aplicarse a cualquier cosa. ¿Por qué no tengo 18 años? ¿Por qué no soy japonés? Quiero ver qué pasa si exijo la ciudadanía al Gobierno de Estados Unidos porque me siento estadounidense”.

  7. Vladimir Putin destroza la ideología de género en cinco minutos y respalda la campaña de Hazte Oír: “Decir que los niños tienen pene no es delito de odio, es biología”
    Si algo puede decirse de Vladimir Putin, es que no se somete a la corrección política. El presidente de Rusia explica y destroza la ideología de género en una entrevista para la televisión estadounidense que nunca salió al aire. Facebook también la ha suprimido. Se trata de uno de los discursos más devastadores contra los argumentos a favor de la ideología de género que haya hecho nunca un líder europeo. En la misma, Putin defiende la campaña de la asociación católica española Hazte Oír contra la transexualidad infantil. Reproducimos la entrevista, que también pueden ver y oír a través del vídeo: (Pinche aquí).

    Putin comienza haciendo una analogía para explicar su punto de vista sobre la ideología de género. “Supongamos que yo le digo que soy, sin dudas, el mejor presidente del mundo. Y tengo derecho a sentir que soy el mejor presidente del mundo. Y si alguien pregunta de dónde surge mi idea o autopercepción, podría argumentarlo muy bien diciendo que he sido elegido tres veces; de hecho ostento el récord de ser el mandatario que más tiempo ha estado en ese cargo desde la caída de la Unión Soviética. Si juntamos a ello todos los reconocimientos que he obtenido, entonces yo me auto percibo como el mejor presidente del mundo. Y si a alguien se le ocurre pensar lo contrario será tratado de fóbico y me encargaré de que sea censurado. Ahora bien, no siéndome eso suficiente, crearé leyes para que nadie pueda decir que el mejor presidente es otro. Ahora, ¿qué sucede si voy a un psiquiatra? Me dirá que no soy el mejor y que lo que tengo es un trastorno narcisista. ¿Cómo se le ocurre a ese psiquiatra discrepar conmigo y apelar a su conocimiento? Es hora de crear un lobby. Entonces hago lo siguiente: junto colegas que piensen que son todos los mejores del mundo. Mis colegas son gente con recursos suficientes para presionar a cualquiera. Decidimos ir a los manuales de salud mental y presionar para que quiten el trastorno narcisista de sus páginas. Y que aquel que no lo recuerde le sea diagnosticada una fobia. Y cuide sus palabras. Usted no podrá discernir ni decir que es mejor que otros, así que cuide sus palabras. Si usted piensa que estoy exagerando, hay una ridícula ley en Inglaterra que prohíbe a los médicos llamar ‘madre’ a las embarazadas para no ofender a las mujeres que se sienten hombres. Una minoría con disforia imponiéndose por encima de todos nosotros.

    Analizo la realidad y los hechos. Nadie tiene que justificarse por no ser homosexual. Hay movimientos y activistas tratando de trastornados a quienes no queremos acostarnos con transexuales. Les cuesta entender que yo la cama la comparto con quien quiero. No creo que la intimidad de nadie deba ser decidida por un grupo de personas diagnosticadas psiquiátricamente con disforia. Eso sí me parece algo repugnante y enfermo.

    Si usted quiere ir por la vida diciendo que es un oso panda, por supuesto que no me molesta. Pero si usted va a tratarme de fóbico por observar que usted no es un oso panda, no me pida que la tome en serio. Y más aún, si usted comienza a insinuar que yo padezco alguna suerte de trastorno por querer ir a la cama con mi esposa en lugar de con un oso panda. Quieren crear leyes para que no podamos decir las palabras ‘niña’ y ‘niño’ y decir que los niños tienen pene se ha convertido en un delito de odio. No es delito de odio, es biología. ¿En qué clase de mundo vivimos que se nos prohíbe el sentido común para satisfacer a una minoría con disforia.

    ¿Usted tiene noción de la aberración que está teniendo lugar en Canadá? Le quitan la tenencia a los padres que no acepten la idea de género de sus hijos, niños que no tienen su consciencia formada”.

    Llegado a este punto, la periodista preguntó a Putin: “Si yo me siento un hombre, ¿quién es usted para decir que no soy un hombre?”.

    Respuesta del mandatario ruso: “Bueno, en ese caso, yo me siento una ballena azul con súper poderes y habilidades mutantes. Supongamos, ahora hablando en serio, que tratáramos los desórdenes alimenticios con esta ideología. Deberíamos decirles a las bulímicas que continúen vomitando. Las personas anoréxicas se perciben a sí mismas como gordas, aunque sean personas demasiado delgadas. Pero según esta ideología, deberíamos decirles que están gordas. Los especialistas dicen otra cosa. Pero estos especialistas también dicen que los transexuales padecen un trastorno . Entonces tratémoslos de fóbicos. Como verá, la ideología de género carece de sustento alguno por donde se la analice. Me niego a someterme al capricho de unos pocos. Además, me pregunto por qué solamente tiene que ser de género. La misma ideología puede aplicarse a cualquier cosa. ¿Por qué no tengo 18 años? ¿Por qué no soy japonés? Quiero ver qué pasa si exijo la ciudadanía al Gobierno de Estados Unidos porque me siento estadounidense”.

  8. Esto es una agenda de la Izquierda destinada a tomar el control político de las sociedades, y está apoyada por la ONU, que le preocupa el exceso de población mundial. Todo esto está en contra del plan de Dios y de la naturaleza misma.

  9. Soy una persona de campo sin muchas palabras resbuscadas pero quiero dar mi opinión. Cuando era pequeño escuchaba los cuentos de mis padres de la persecución de que tenía el gobierno cubano contra los religiosos los cuales sufrieron mucho por no poder practicar su fe con el miedo de que si los atrapaban iban presos, pero nuestro gobierno era joven y poco despues rectificó su error y ahora los religiosos son libres para prácticar su fe y disfrutar de la felicidad que le da la misma. Ahora me doy cuenta que los religiosos quieren hacer lo mismo con los derechos de los homosexuales, no sufrieron ellos ya el rechazo de una sociedad por que quieren hacer lo mismo con los gay, si ya el gobierno decidió atar este cabo suleto para que en nuestro país halla igualdad para todos. En todas partes hay personas malas: en las iglesias, en los comunistas, en los gay , en los matrimomios heterosxuales y no por esto se van a proibir los comunistas, ni los religiosos, ni los matrimonios heterosxuales, entonces porque prohibir los matrimonios gay. Las mentes mas retorcidas piensan que un padre gay esta propenso a violar a su hijo varón por que le gustan los hombres, pero bueno a los padres hétero le gustan las mujeres y no tienen por que violar sus hijas. Se que hay muchos hombres que han violado niños entre ellos un alto por ciento de las mismas iglesias pues son religiosos desde pequeños y se refugian en la misma para esconder su pecado, pero la naturaleza humana es muy fuerte y domina al hombre y este acaba cometiendo una gran atrocidad pero no creen que si se les reconoce el derecho a los homosxuales y puedan salir de las sombras estas estadisticas bajen conciderablemente. Quiciera que escucharan mis palabras para tener un mundo mejor o por lo menos mas parejo para todos. Disculpen mis faltas de ortografía pero no estamos aquí para jusgar mi gramática sino un derecho humano por naturaleza. Recuerden que en este mundo hay religiosos y no religiosos y hay que respetarlos a todos por igual y pienso que dios estará féliz con esto porque el perdona al ladrón, perdona al asesino, perdona al pobre, entonces porque no ha de perdonar al gay. Gracias

Deja un comentario