Y lo hace con una serie de artículos  en el periódico oficial donde se detallarán todos los ataques terroristas realizados contra el “proceso” cubano

Las principales fuentes de información dependen del Centro de Investigaciones Históricas de la Seguridad del Estado cubano.

Según el artículo, los comanditarios del atentado nunca fueron juzgados.

El 23 de agosto de 1981, el abogado portugués Levi Baptista, representante legal de los familiares de los dos funcionarios cubanos asesinados, acusó a la CIA de estar involucrada en el atentado dinamitero contra la Embajada de Cuba en Portugal. El conocido jurista declaró que sobre Ramiro Moreira recaían las mayores acusaciones, pero advirtió que aún permanecían en libertad quienes lo habían mandado a cometer esos crímenes. Aquellas palabras continúan vigentes, y nadie sabe si algún día en­contrarán eco en la justicia. Tras un breve tiempo en prisión, Moreira logró evadirse y eludió la sanción huyendo hacia España. En 1991 fue indultado por el Gobierno de Mario Soares.

Deja un comentario