La compañía española dependiente del Ministerio de Fomento pensaba beneficiar de la “dulzura” cubano-española que la situaba como favorita según Ministros

raul-castro-garcia-margallo-ana-pastor-efe-16052016-2

El actual crecimiento de arribo de pasajeros desde el exterior, así como el que se espera en los próximos años, motivó que se evaluaran nuevas alternativas para acceder al financiamiento y a las mejores prácticas a nivel internacional, para llevar a cabo la modernización y ampliación del aeropuerto José Martí, lugar por el que arriba más del 50 % de los pasajeros internacionales.

Luego del análisis realizado, se han seleccionado a las compañías francesas Bouygues Batiment International y Aeropuertos de París, para gestionar bajo modalidad de concesión, el Aeropuerto Internacional José Martí (incluido el Aeródromo de San Antonio de los Baños). La primera empresa posee una vasta experiencia constructiva en nuestro país y la segunda, constituye una prestigiosa entidad operadora, que gestiona aeropuertos importantes de Francia y de otros países.

El proyecto prevé la financiación y ejecución de acciones inmediatas que mejoren la calidad de los servicios, así como las inversiones en el mediano y largo plazos en correspondencia con los crecimientos estimados de pasajeros.

El transporte y su infraestructura constituyen elementos estratégicos y priorizados en la economía y sociedad cubanas; alianzas como la antes mencionada, se continuarán promoviendo hacia otros aeropuertos del país.

AENA queda fuera

Los responsables del desarrollo corporativo de Aena consideraban que el inicio de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos supondrá un crecimiento exponencial del turismo, que se conjuga con una clara falta de capacidad aeroportuaria en el país. Una mezcla que abre una ventana de oportunidad  inmejorable  para exportar el ‘know how’ de la empresa española en su calidad deprimer operador del mercado por número de pasajeros. Los principales aeropuertos cubanos que figuran en el radar de Aena son los de La Habana,Varadero, Santa Clara, Holguín, Cayo Coco y Santiago, que transportaron en conjunto cerca de siete millones de viajeros en 2015.

La compañía dependiente del Ministerio de Fomento atraviesa un momento dulce que le sitúa en la ‘pole position’ de lo que ha de ser, sin duda, una dura competición frente a los grandes operadores internacionales. Tanto Francia conAeroports de Paris (AdP) o Alemania, a través de Fraport, tienen orientado su punto de mira a Cuba aunque carecen  de la experiencia del gestor español en la administración de aeropuertos volcados al mercado turístico. Aena dispone de una situación financiera envidiable, con una generación de caja superior a los 1.600 millones de euros el pasado año y un margen operativo bruto de negocio de más de 2.000 millones.

El principal obstáculo para la operadora española reside en que cualquier aventura internacional tiene que ser autorizada por el Consejo de Ministros

La sociedad cotizada desde febrero del pasado año puede presentar ante las autoridades cubanas una tarjeta de visita en la que, aparte de la operación en España, figuran otros 15 aeropuertos en México, Jamaica y Colombia, además deLuton en el Reino Unido. Con estos poderes y una política de inversiones estimada en una media anual de 430 millones de euros para el periodo 2017 a 2021, el único y verdadero hándicap al que se enfrenta la compañía presidida por José Manuel Vargas reside precisamente en su naturaleza de empresa estatal dependiente delMinisterio de Fomento.

Aena necesita la autorización expresa del Consejo de Ministros para lanzarse a cualquier aventura internacional, lo que no deja de ser un enorme lastre en un momento de parálisis política, donde nadie dentro del Gobierno se atreve a mover ficha por temor al qué dirán. El operador aeroportuario se encuentra atado de pies y manos, con la miel en los labios y observando el desenlace de unos acontecimientos que pueden traducirse en la pérdida de una extraordinaria oportunidad de negocio. Todo dependerá del ritmo de acogida que imponga Cuba a la inversión extranjera y del nivel de anticipación con que se muevan los principales rivales de Aena en estos próximos meses.

Deja un comentario