Cuba relanza las hostilidades con los EE.UU. (y tal vez la guerra)

Mete en la cárcel a otro ciudadano norteamericano

  • Esta vez se trata de una mujer, Alina López Miyares. También su esposo ha sido condenado.
  • ¿Otra desdentada en perspectiva?

El proceso, aplazado en dos ocasiones, se produjo tres días después de que Estados Unidos decidiera retirar la mayoría del personal diplomático de su embajada en La Habana.

Una ciudadana estadounidense y su esposo, un ex diplomático cubano, fueron sancionados a largas penas de prisión por un tribunal militar en La Habana bajo acusaciones de espionaje.

Alina López Miyares y su cónyuge, Félix Martín Milanés Fajardo, fueron sancionados a 13 y 17 años de cárcel, respectivamente, en un proceso sumario que transcurrió a puertas cerradas, según reportes obtenidos por Martí Noticias.

El juicio se celebró en la Sala de Justicia del Tribunal Militar, ubicado en Marianao, el pasado 2 de octubre, sin acceso a los familiares de los acusados.

El proceso, aplazado en dos ocasiones, se produjo tres días después de que Estados Unidos decidiera retirar la mayoría del personal diplomático de su embajada en La Habana, en medio de crecientes tensiones bilaterales por el caso de los ataques acústicos contra 22 miembros de su legación.

López Milanés fue detenida el pasado enero en el aeropuerto de La Habana cuando se disponía a viajar a Miami. En diciembre de 2016 había sido detenido su esposo, Milanés Fajardo, un diplomático cubano retirado, quien laboró en la Misión Permanente de Cuba ante la Organización de Naciones Unidas, en Nueva York. Se conocieron en Nueva York y están casados desde hace más de 10 años.

Ambos estaban siendo investigados por el Departamento 1 de la Contrainteligencia cubana bajo sospechas de proporcionar información de carácter secreto, cuya utilización podría causar perjuicio a la seguridad de Estado, según una fuente relacionada con el caso.

López Miyares nació en La Habana en 1959 y abandonó Cuba cuando tenía 8 años. Se educó en Estados Unidos, obtuvo tres doctorados y es maestra de profesión. Recientemente se había repatriado a Cuba.

El juicio, que responde a la Causa número 1 del 2017, transcurrió entre las 10 de la mañana y las 2 de la tarde. Los reos llegaron a la magistratura castrense en autos separados, esposados y custodiados por oficiales con uniforme verde olivo. La defensa estuvo a cargo del abogado penalista Abel Alejandro Solá López.

La madre de López Miyares, quien reside en Miami, pudo ver a su hija a la entrada a la sala, pero no pudo participar en el juicio, dijo una fuente consultada por Martí Noticias.

Por el delito consumado de espionaje, la parte fiscal pidió 30 años de privación de libertad e igual término de abstención de derechos.

“Durante el proceso de instrucción se presionó a los reos para adecuar sus declaraciones e influir en la decisión fiscal”, dijo la fuente.

El tribunal determinó la sentencia de 13 años para López Miyares y 17 para Milanés Fajardo. La resolución final quedará firme el próximo 24 de octubre y seguramente las partes acordarán apelar la condena.

Fuente: Martí noticias

Hispanista revivido.