Inaugurada la exposición pictórica Cruces Infinitos, intercambio entre el pintor español Antonio Parrilla y el cubano Enrique Ávila

La Habana, 18 nov (PL) Los 496 años de la capital cubana fueron el principal motivo de la inauguración hoy aquí de la exposición pictórica Cruces Infinitos, intercambio entre el pintor español Antonio Parrilla y el cubano Enrique Ávila.

Cerca de una treintena de cuadros de técnica mixta conforman la muestra que se mantendrá en la capitalina sala Carmen Montilla, un esfuerzo al que Parrilla calificó como un definitivo “cruce del destino” entre ambos artistas.

Ávila, por su parte, aclaró que durante el proceso de montaje de Cruces infinitos se convirtieron en grandes amigos, “sus amistades de España son ahora las mías y las que tengo en Cuba el las tomó como suyas, ha sido una gran experiencia”, dijo el artista natural de la oriental provincia de Holguín.

“Nuestro principal mensaje es promover la amistad, porque es la que unida a las buenas relaciones se convierten en paz, ser como buenos vecinos es posible aún más mediante el arte”, continuó.

Ambos pintores se refirieron además al recorrido internacional que tuvo Cruces Infinitos a nivel internacional antes de recalar en Cuba, ya que ha sido expuesta en galerías de Huelva (España), Portugal, entre otras plazas culturales.

En declaraciones a Prensa Latina, Parrilla explicó que “la magia de La Habana reside en su gente, el amor que le tengo es inmenso, no sólo a ella sino a toda Cuba, si de min dependiera viviera medio año aquí y el resto allá”, sentenció en claro acento andaluz el nacido en Sevilla que aportó 19 del total de obras exhibidas.

No vaciló en descartar cualquier tipo de competencia entre él y Ávila durante la confección de Cruces infinitos, “fue una hermandad y aunque a veces no lo parezca hay muchas semejanzas en la obra de ambos”, añadieron.

De hecho, una página española especializada en el tema, sostuvo que durante su etapa en Huelva “las obras pictóricas de Antonino Parrilla y Enrique Ávila tienen elementos de unión: la fuerza de la luz, los colores intensos, sinuosos, las texturas, los modos de llegar al destino que son el hilo conductor de esta muestra”.

Por último, Ávila respondió a Prensa Latina sobre la actual salud de las artes visuales a nivel mundial con una clara preferencia por el tradicional pincel, aunque también advirtió de la difícil competencia que representan en tiempos modernos modalidades como el VideoArte, la tecnología y las instalaciones, entre otras.

Deja un comentario