Desde el 2013 los apagones en Puerto Rico son cada vez más frecuentes, tardan más en resolverse y afectan a más clientes de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE)

  • Y pese a este enorme deterioro en el servicio hoy entra en vigor una tarifa provisional que aumenta en 1.299 centavos el costo de cada kilovatio-hora que se consume.
  • Datos de la propia AEE muestran cómo el servicio que ofrecen se ha deteriorado debido a la falta de mantenimiento, el retiro de casi 2,000 empleados y los problemas fiscales.

Según datos contenidos en los informes financieros mensuales que se presentan ante la Junta de Gobierno de la AEE, la cantidad de apagones ha aumentado en 449% en los últimos tres años, la cantidad de clientes afectados por episodio se triplicó, mientras que el tiempo promedio que pasa un cliente sin electricidad al mes pasó de ocho minutos a casi una hora.

Por ejemplo, en el 2013 se registraron 1,007 interrupciones en el servicio eléctrico. En el 2015, los apagones llegaron a 5,707 y para este año se proyecta que la cifra rondará en 5,525 episodios. Otro compendio de estadísticas de la propia AEE, que cubre las interrupciones por fallas en el sistema de generación de energía, propone un alza de 133% en los apagones entre el 2010 y el 2015.

“Hay un deterioro. La AEE tiene una crisis financiera, y por eso la AEE sometió una tarifa temporera de 1.299 centavos que fue aprobada por la comisión de energía. Como no tienen solvencia económica no pueden darle el mantenimiento que necesita el sistema y todo se deteriora. Eso es lo que está pasando”, dijo Tomás Torres Placa, presidente del Comité de Energía de la Asociación de Industriales, quien mostró duda sobre la capacidad de la AEE de reestructurarse.

“Eso es un tema que en todo momento está presente en la Junta (de Gobierno de la AEE) por la fragilidad que hay en el sistema, tanto en la transmisión como en la generación”, dijo Enid Monge, representante de los clientes comerciales en la Junta de Gobierno de la AEE.

La más reciente crisis en el sistema de generación eléctrica agravó el problema. Varias averías, una de ellas por un fuego en la Unidad 1 de la Central Termoeléctrica de Aguirre, una de las más grandes del sistema, provocó que la producción de electricidad fuera menor que el consumo. Es decir, no se estuvo produciendo suficiente electricidad por lo que la AEE tuvo que racionar la energía dejando a miles de clientes sin servicio por varias horas diarias. Específicamente, el miércoles, unas 23,300 personas sufrieron un apagón por este racionamiento del servicio, que los oficiales de la AEE denominan como un “relevo de carga”.

Deja un comentario