Niña cubana en la playa de Los Ensenachos , Caibarién, Cuba.

París, 20 de agosto de 2016.

Querida Ofelia:

Te mando este poema que me envió desde Miami su autora,  la Sra. Marta Requeiro Dueñas.

Cuba

¡Cuba!

que bien tienes puesto el nombre.

¡Cuba!

¿De qué estás llena?

De un vino único con olor a pueblo

a tabaco, caña, frutas,

noches estrelladas y playas transparentes.

Hecho del más profundo dolor

y las más grandes penas.

Con ligeros toques de esperanzas

y sueños macerados,

que dejan un sabor amargo en la boca.

Tu color es rojo, de sangre

de sangre seca y antigua.

Coagulada en lo profundo de mares y celdas

que acentúan tu fuerza oculta.
Quien te prueba se embriaga

y te comparte.

Pasas rápido a las venas

dejando un vicio por poseerte

y abandonarte al mismo tiempo.

No te olvidan.
Tienes dos embaces:

uno rústico y añejo

para el disfrute popular.

Y otro elegante, fino y aristocrático

diseñado con rasgos de mentiras

pensando en el turismo y la exportación.

Te pueden encontrar en cualquier parte.

En mi casa nunca faltas.

Estás en el estante favorito:

Mi corazón.

 

                   Marta Requeiro Dueñas

 

Doña Marta Requeiro Dueñas creó dos blogs en los que publica sus trabajos, narrativos y poéticos: martarequeiro.blogspot.com  y   www.facebook.com/martarequeiro

Un abrazo con gran cariño y simpatía desde La Ciudad Luz,

Félix José Hernández.