“Orlando Ortega ha sido autorizado a competir por España pero no puede competir en los Olímpicos de Río”, nos señaló en esa oportunidad Chris Turner, uno de sus funcionarios

  • Sin embargo el director técnico de la Real Federación Española de Atletismo (RFEA) Ramón Cid, lo incluye entre los 48 seleccionados.
  • Según la IAAF, para que un atleta  pueda competir bajo otra bandera deberán transcurrir tres años desde que obtuvo permiso de residencia en su nuevo país.

Fuente: Miguel Hernández, de OnCuba

Autoridades del atletismo cubano solicitaron una aclaración, vía electrónica, a la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) tras conocer que España anunció entre sus 48 atletas seleccionados para su equipo olímpico a Río de Janeiro, al vallista cubano nacionalizado allí, Orlando Ortega.

“Sí, efectivamente, se ha enviado una comunicación a Mónaco”, reveló un funcionario cubano vinculado al campo y la pista, poco después de la ceremonia de abanderamiento de la delegación olímpica.

“Orlando Ortega ha sido autorizado a competir por España pero no puede competir en los Olimpicos de Río”, nos señaló en esa oportunidad Chris Turner, uno de sus funcionarios. “La fecha de eligibilidad que le autoriza a competir en este nivel de competición bajo las reglas de la IAAF no es hasta el 5 de noviembre de 2016” señaló Turner.

Sin embargo, horas después el director técnico de la Real Federación Española de Atletismo (RFEA) Ramón Cid, daba a conocer a la prensa ibérica los nombres de los 48 seleccionados, incluido el de Ortega como su representante en los 110 metros con vallas, tras la finalización de los campeonatos europeos en Amsterdam y de la parada de Mónaco correspondiente a la Liga del Diamante.

En esa prueba olímpica el otro exponente español será también de origen cubano, Yidiel Contreras, natural de Cienfuegos. Otros dos cubanos nacionalizados en 2008 y 2015 (Frank Casañas y Lois Mikel Martínez) competirán en el disco.

El viernes en la Liga del Diamante Ortega ganó con record de España de 13.04, después de haberse impuesto en el campeonato continental. En 2015 llegó a correr la distancia con cronómetro de 12,94.

España tiene en él a una de sus principales esperanzas de medallas en Río de Janeiro. Hubiera sido también para Cuba pero a principios de agosto de 2013 tomó la determinación de dejar su selección durante el Mundial de Moscú.

Y hoy , aunque España lo haya puesto en su lista, su inscripción en los Juegos aún no está garantizada oficialmente.

¿Por qué?

Pues según la IAAF, para que un atleta  pueda competir bajo otra bandera deberán transcurrir tres años desde que obtuvo permiso de residencia en su nuevo país. Ortega consiguió ese documento en noviembre de 2013, después de no regresar a Cuba tras su fuga en Moscú. Así, para la IAAF, el vallista no será español hasta el 5 de noviembre próximo.

Sin embargo, y aunque el Comité Olímpico Internacional también exige que se cumpla un plazo de tres años, el plazo comienza a contar no desde que resida en el país de su nuevo pasaporte sino desde su última competición con su antigua nacionalidad. En este caso, y tomando como referencia el Mundial de Moscú, Ortega sí cumple el plazo fijado por el organismo que determina quién puede entrar en sus Juegos.

Se ha comentado que pese a su cláusula el Consejo de la IAAF, en una situación excepcional, el organismo atlético pudiera revisar el caso y dar su aprobación. No obstante, algunos conocedores estiman que deberían escucharse las voces de la federación nacional o el comité olímpico nacional del país de origen del atleta.

El presidente de la federación cubana y uno de los vicepresidentes de la IAAF, Alberto Juantorena, de visita por estos días en El Salvador, había comentado a OnCuba que en la agenda del más reciente Consejo de la IAAF no se encontraba “el tema Ortega”, ni  él había recibido tampoco ninguna petición oficial al respecto.

Pero la prensa española ha estimado que en la federación española consideran ya segura la presencia de Ortega en Río de Janeiro “después de las gestiones efectuadas la semana pasada por su presidente, José María Odriozola, ante la IAAF”, organismo del cual Odriozola es su tesorero.

La misma fuente expone que “según fuentes federativas, la IAAF conoce ese extremo y la próxima semana, después de una consulta de cortesía al COI para que le confirme la norma, dará luz verde para que el Comité Olímpico Español (COE) solicite su acreditación para Río”

El presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, confía en una solución.”Si puede competir en 110 metros vallas ahora mismo es el mejor del mundo”. Se especula que aunque la delegación española es optimista en que el cubano nacionalizado esté en Brasil, no se resolverá por el momento la cuestión y quedará en duda hasta unos días antes de los Juegos.

Mientras tanto, Ortega dice estar tranquilo, mientras califica de  “ídolo y amigo” al ex-recordista mundial y campeón olímpico de Beijing, Dayron Robles, quien ya tiene confirmada su presencia en la pista carioca.

En Río el guantanamero Robles reaparecerá con la camiseta de Cuba por primera vez en este ciclo olímpico que concluye y que ha sido todo un “culebrón” para el corredor de 29 años, tras su renuncia del equipo nacional. La puesta en escena empezó después de su lesión en los Olímpicos de Londres, tomó cauces de dimes y diretes con la federación cubana, incluyó carreras con clubes europeos, dolencias físicas, idas y venidas hasta que en septiembre último le fueron abiertas las puertas de la concentración de la selección cubana.

De cara a Río de Janeiro, sus planes se han trastocado.Una lesión en su gemelo de la pierna derecha, la de ataque, le impidió reaparecer internacionalmente el 21 de mayo en Trinidad y Tobago, cuando ya al parecer la federación cubana le había otorgado su clasificación tras su marca de 13,32, con la que cumplía además la norma de la IAAF. Desde entonces, y en medio de su convalecencia, no pudo intervenir en el Memorial Barrientos ni en otros torneos europeos. Se unió hace unas semanas al centro de preparación de los cubanos en Guadalajara, cerca de Madrid, allí empezó a entrenar ligeramente, pero sin incursionar en ninguna lid.

Este sábado, Robles volvió a reaparecer en una ceremonia de abanderamiento de la delegación deportiva cubana a los juegos multidisciplinarios.

Él y su compañero de triple salto, Pedro Pablo Pichardo, son los únicos dos casos que más preocupan a los médicos antillanos, a menos de 20 veinte días de comenzar los Juegos. “Ninguno de los dos intervendrá en competencia alguna antes de los Juegos…confiemos en su restablecimiento”, señaló hace poco el comisionado nacional Jorge Luis Sánchez

¿Alguien recuerda a otro atleta que enfrente tamaño desafío sin al menos una competencia previa? La última para Robles fue en junio de 2015.

“Me da alegría saber que Dayron al fin, va a los Juegos Olímpicos, y si logra una presea, sería el tercer cubano en obtener dos medallas olímpicas en los 110 metros con vallas, algo que muy pocos han logrado. Estoy convencido que aunque no ha competido está bien, pues es un atleta de mucha maestría y sabe cómo hay que llegar a ese nivel”, dijo a OnCuba desde Brasil, su ex entrenador Santiago Antúnez, quien también lo fuera de Ortega.

“Una cosa es ir y otra cosa es ir a por medallas, y él es un atleta que sabe cómo se encuentra de acuerdo a los tiempos de entrenamientos y debe estar seguro de poder ser medallista; no creo que vaya sólo pensando en competir” añadió.

En medio de su desventajosa situación, Robles podría estar pensando en otra luz de esperanza que podría favorecerle, con su experiencia: las ausencias de reconocidos nombres que marcarán la prueba de los 110 con vallas. No estará el campeón olímpico de Londres y recordista mundial (12,80) Aries Merrit, al ser cuarto en los campeonatos “de muerte súbita” de los EE.UU. Ni i tampoco los tres últimos campeones del mundo: Serguéi Shubenkov (Beijing- 2015), por las sanciones a los rusos, y los norteamericanos David Oliver (Moscú- 2013) y Jason Richardson (Daegu- 2011 y plata en Londres 2012) que tampoco se clasificaron en los trials de su país.

Por lo que quedarían entre los connotados, el jamaicano Omar McLeod (12,98 este año)  y el francés Dimitri Bascou (13,12s) Ah, y Ortega… ¿Ortega?

Deja un comentario