De Gibraltar a Civitavecchia en el Costa Mágica

Balcón en la Piazza Navona, Roma, abril de 2016.
Balcón en la Piazza Navona, Roma, abril de 2016.
Balcón en la Piazza Navona, Roma, abril de 2016.

París 13 de junio de 2016.

Querida Ofelia:

El lunes 18 de abril amaneció parcialmente nublado y con una temperatura de +15° c. Efectuamos ese día de navegación por un mar poco agitado, con ruta noroeste a velocidad media de 20 nudos por el Mar Mediterráneo. A primera hora de la mañana se pudo admirar a estribor la isla de Ibiza y a continuación el resto de las Islas Baleares.

EI archipiélago Balear se constituye de tres grandes islas (Mallorca, Menorca y Formentera), importantes destinos turísticos que ofrecen multitud de hoteles al visitante, y una más pequeña (Cabrera), que alberga un parque natural. Históricamente fueron disputadas por romanos, vándalos, bizantinos, árabes y aragoneses. En la actualidad las Islas Baleares son una Comunidad autónoma Española.

Por la tarde pasamos por el estrecho de la Boca de Bonifacio, lo  que duró aproximadamente una hora.

La Boca de Bonifacio es un estrecho de mar que separa la isla de Cerdeña  al sur, de la isla de Córcega al norte. El nombre viene de Bonifacio, una ciudad corsa que fue propiedad del marqués Bonifacio II de Toscana, antiguo prefecto de la isla francesa. El término “boca” se debe a la forma de este estrecho, sujeto frecuentemente a fuertes e impredecibles corrientes que tienden a emparejarse, de este a oeste y viceversa. Una vez concluido el paso del estrecho  tomamos ruta noreste con destino Civitavecchia.

A lo largo del día hubo una gran cantidad de actividades recreativas a bordo. Asistí a la interesante conferencia “Tras las bambalinas de Costa Mágica”, a propósito de los secretos de nuestro barco, impartida por Laura, la simpática y profesional chica anfitriona de los clientes de habla hispana. Entre muchos datos y anécdotas, me enteré de lo siguiente: el fundador de la compañía fue Giacomo Costa. En 1948 se efectuó el primer crucero entre Génova y Buenos Aires. Las chimeneas son de color amarillo por el origen de la fortuna de la familia Costa que era el aceite de oliva. En los años sesenta del siglo XX,  Costa era la más importante compañía de cruceros del mundo.  Desde el 1997 forma parte de la “Carnival Corporation”. Todos los barcos de la compañía están registrados bajo bandera italiana.

El Costa Mágica fue construido en el 2004 con un costo de 450 millones de euros; tiene 1358 camarotes, 17 puentes -13 de ellos para los pasajeros-, 966 miembros de la tripulación, 8,5 metros de calado. El 60% de los platos servidos son de la cocina italiana y el 40% restante de la internacional. Los tripulantes trabajan con contratos que van de 5 a 9 meses, jornadas de  11 horas, durante los 7 días de la semana.

Ayer te conté sobre mi desencuentro en Gibraltar con un cubano xenófobo. El cual estaba acompañado por otras tres personas.  Yo estaba sentado leyendo en el Atrium mientras saboreaba un delicioso capuchino, cuando se me acercaron dos parejas de catalanes, con las cuales ya había conversado varias veces. Me contaron que mientras yo discutía con aquel abyecto personaje, sus compañeros de viaje, que por suerte no iban en nuestro barco, les había expresado tales cosas que ellos sintieron una gran indignación y los pusieron en su lugar. Que nunca había escuchado tantas barbaridades en tan poco tiempo. Te voy a resumir lo que dijeron estas personas que aparentemente salieron sólo físicamente del ghetto para venir a Europa, aunque mentalmente seguían en él:

-Nunca he visto tanta gente mal educada como en Europa.

-Los europeos tienen peste y tratan mal a los minusválidos.

-Los edificios de Roma están sucios y en mal estado como en La Habana.

-La gente se viste mejor en Miami que en Barcelona y Roma.

-La comida italiana es malísima, lo único que sirve son los pizzas, pero en Miami son mejores.

-Los capuchinos  de las máquinas en Miami son más sabrosos que los que tomamos en un café en Roma.

-Las calles de Roma son un asco, estrechas y sucias.

– Mi hermano no se ha bajado del barco, tiene razón, aquí nada más que se ven cosas viejas.

-El papa Francisco es comunista.

-El neg…es comunista.

-Los Clinton son comunistas.

-Sander es comunista.

-El neg… fue a Cuba y total, no resolvió nada.

-Los cubanos que van a Cuba desde los U.S.A. son agentes de Castro.

-Mi mujer cogió una corriente de aire pero no fue a ver el médico del barco, pues todo el mundo sabe que los médicos europeos no sirven.

-Las gasolineras de Miami son más lindas que las de Barcelona.

-Los carros en Miami están más limpios que aquí en Europa. Se lo digo, estas gentes son unos cochinos.

-En la Florida hay que vivir armado, pues hay muchos neg…Cuando mi marido ve a uno pasar dos veces frente a casa, llama a la policía.

-Ustedes deberían organizar manifestaciones para que limpien a Europa de mu…

-La gente se viste mejor en Miami que aquí.

– Cuando uno coge un crucero en Miami, cada vez que llega a una isla se encuentra con una orquesta de neg… tocando. Aquí todo es muy triste, pudieran poner a los gitanos a bailar en los puertos españoles y a las francesas a bailar Can Can  en Marsella.

Me costó trabajo convencer a los catalanes que aquellas abyectas personas xenófobas, no eran representativas de los exiliados cubanos en los EE.UU., que mis 21 primos, los 8 hermanos de mi esposa, así como la gran  cantidad de amigos que tenemos, que viven en ese gran país que respetamos y admiramos no piensan como ellos. Pero te confieso que sentí lástima por esos seres tan miserables, sobre todo por el que les hizo un “chiste” sobre los hornos crematorios de los campos de concentración nazi, que no oso escribirte aquí. ¡Que Dios lo perdone! ¡Yo no!

Ese día almorzamos y cenamos en el Ristorante Costa Smeralda, tuvimos como cada día a los amabilísimos camareros Sidik Fritiadi y Medi Meetesh. Fue el día dedicado a la cocina siciliana.

En Sicilia estamos ante damas y caballeros que pasean en un naranjal mientras el sol se filtra con discreción entre las hojas, en un lugar impregnado del aroma de la bergamota, el jazmín y el limón. El ritmo lento de una tierra antigua y llena de influencias que han hecho que sea inmortal, inmutable, eterna. En esta situación, percibimos el espíritu italiano, por un lado indolente y genial, por, el otro capaz de rebelarse profundamente ante quien intenta someterlo.

Esta fuerza, casi rebelde, se expresa también en platos como los espaguetis con anchoas, piñones, uvas pasas y pan tostado; en las verduras a la plancha marinadas con orégano; o en el macco de habas enriquecido con aceite dorado, la mezcla perfecta de dulce y salado, de equilibrio y vértigo.

El plato típico en el almuerzo fue: “Macco de habas e hinojo”. Plato antiquísimo, originario de la provincia de Agrigento, elaborado mediante la cocción prolongada de habas secas, que crean una crema a la que se añade una verdura y aceite de oliva virgen extra.Precisamente la sencillez es el punto fuerte de este plato: de hecho, el término siciliano màccu designa una actitud soberbia y altiva, como la de la pobre haba seca que, para llegar a nuestra boca, se ha vestido con un preciado brocado de hinojo.

En Sicilia los visillos blancos permanecen inmóviles en las ventanas abiertas de par en par con la canícula que abrasa y que te quita la respiración. En el aire el aroma de los platos sale de las casas y llega hasta la plaza desierta, en donde el hinojo, la hierbabuena, el limón se abrazan en una danza de aromas. En el interior el fresco se conserva gracias a las paredes de piedra y, sobre la artesa de madera, la jarra de agua y limón, emana su frescor. Es la hora de comer. Hacen su aparición las reginette troceadas con tomates cherry frescos y albahaca que trasladan el sol de Sicilia al plato, o la sopa de garbanzos con endivia rehogada y las alcaparras que recuerdan el mar y las berenjenas que exaltan todos los platos como estos tagliolini con berenjenas y salsa cremosa.

El plato especial de la cena fue: “Pasta Tagliolini con berenjenas y salsa cremosa.” Las berenjenas son las reinas de esta receta, con su color inconfundible, morado oscuro, y la pulpa afrutada, ligeramente picante y fresca que absorbe el aroma y las partes grasas del sofrito.Traída por los árabes, en una de sus numerosas incursiones, la berenjena se convierte en la dueña y señora de los sabores y está presente en numerosos platos de la tradición cultural de la buena mesa siciliana.

El espectáculo de esa noche en el Teatro Urbino  fue: “Fuego, la emoción y los colores del flamenco”. Más que mediocre, resultó realmente patético. Aquello era tan flamenco como yo esquimal. Pero los turistas alemanes aplaudían. Recorde aquello de… “quien no ha visto una iglesia en la puerta de un horno se persigna”. Olvidé una bolsa con compras cuando nos  retiramos. En su interior había mi billetera con dinero y las tarjetas de crédito.  Poco después nos localizaron y me lo entregaron. Lo había encontrado Edmundo Basilio, uno de los jóvenes que limpian el teatro al final del espectáculo.

Un gran abrazo desde La Ciudad Luz, donde ya gracias a Dios el Sena regresó a su nivel normal y los basureros terminaron la huelga. Desde anoche están  recogiendo la basura que se había acumulado en calles y aceras. La ciudad recupera su belleza y ya esta tarde luce espléndida como siempre.

Mañana de contaré sobre el fantástico día pasado en la Ciudad Eterna.

Te quiere siempre,

Félix José Hernández.