De La Habana vengo, a La Habana voy

‘De La Habana vengo, a La Habana voy’, un ballet folclórico de Carolina Pozuelo, triunfa en Camagüey

 

Carolina Pozuelo Montero, coreógrafa y bailadora de la compañía española “Antonio Gades”, está de vuelta en el Teatro Principal de esta ciudad, como protagonista del reestreno de su obra “De La Habana vengo, a La Habana voy”, montada con el Ballet Folclórico de Camagüey.

A la pieza, presentada por primera vez en abril, en Camagüey y luego en la capital cubana, se le añadieron nuevos ritmos con respecto al montaje original, significó el Director general de la compañía, Reynaldo Echemendía.

“Tiene géneros incorporados que enriquecen la proyección de trabajo de la compañía, porque hemos tenido tiempo para ir madurando la obra y también sumarle elementos que son importantes, y que son reclamos que la pieza debía llevar; y Carolina con mucha inteligencia en el ordenamiento, sin alterar la dramaturgia, ha colocado lo nuevo de manera muy eficaz; y muy importante, en el orden artístico, que le permite al espectáculo tener continuidad y enriquecimiento”.

La pieza se amplió con tres cuadros, que muestran ritmos y géneros como el guaguancó, la rumba y el yambú, y el acompañamiento musical en el último cuadro escénico donde se representa la integración hispano-africana.

Carolina Pozuelo Montero, inspirada en los orígenes de la guajira, uno de los estilos más representativos del género flamenco, creó una primera versión de 15 minutos, que presentó en el certamen Coreografía de Danza Española y Flamenco 2013, en Madrid, con gran aceptación del público.

En el canal Youtube, Carolina significa que «De la Habana vengo a la Habana voy», “es un proyecto coreográfico que cuenta los orígenes de la Guajira flamenca en la música cubana. En dicha coreografía realizamos un recorrido histórico-musical partiendo de los primeros cantes que se dieron en el ámbito del trabajo campesino en Cuba: cantos afrocubanos, el primer son cubano conocido y el punto cubano, para desembocar en la Guajira flamenca fruto de esta mezcla entre la música de Cuba y España”.

Cuenta Carolina Pozuelo que, “a partir de esa primera investigación para el desarrollo de la obra, se hizo latente la necesidad de darle continuidad a este proceso, ampliándola y contrastándola con artistas cubanos en el propio contexto de origen.

“Esta inquietud de búsqueda fue motivada además por mi propia conexión con el pueblo cubano, siendo esta también una historia personal. Mi abuelo es músico, natural de Manzanillo, Cuba, y yo, una española que se dedica profesionalmente al flamenco. Es pues para mí una búsqueda de mis verdaderos orígenes que son a la vez orígenes de toda una mezcla cultural cubano-española”.

Ahora de regreso en Camagüey, Carolina dice sentirse en casa en el Teatro Principal, donde presenta la nueva versión de la coreografía, “hemos tenido más tiempo para depurar el trabajo, integramos más géneros cubanos con el flamenco y las danzas españolas. Hemos tenido mayor tiempo de asimilación y con eso se ha enriquecido lo que ya hicimos en abril”.

“De la Habana vengo a la Habana voy” constituye un puente cultural entre España y Cuba, a partir de raíces culturales comunes, y un punto de partida para Carolina Pozuelo, quien asegura, “Estoy muy satisfecha, y habrá nuevos proyectos con el Ballet Folklórico de Camagüey”.

El espectáculo se presentó, a fines de septiembre, en el Teatro Terry de Cienfuegos, con favorable acogida de público; y ahora vuelve a las tablas del Principal, como parte del programa general del Ballet Folklórico de Camagüey, que se extiende hasta septiembre del 2016, para celebrar los 25 años de la fundación de la compañía.

Hispanista revivido.