De Maquiavelo a D. Arturo Mas

Ha superado a Maquiavelo y a su discípulo Napoleón Bonaparte

 

Casimiro Sánchez Calderón

Hoy, la maquinaria política de los partidos, que es muy cualificada y abundante, lo sabe casi todo. Las encuestas oficiales y los estados de opinión de la calle y de los colectivos se analiza meticulosamente y se sabe con anterioridad y detalle lo que va a ocurrir a corto y medio plazo, salvo desgracia inesperada o efecto no planificado y no deseado.

Por esa razón, desde hace tiempo, y lo he publicado, no he visto lógica alguna en las decisiones del actual Presidente de la Generalidad Catalana.

Que anulara electoralmente a su partido, que se uniera en un proyecto a personas y programas totalmente diferentes, eso en política supone casi una imposibilidad, que teniendo datos de participación y decisión de los ciudadanos suficientes para actuar lo haya hecho tan torpemente, que sabiendo que en votos iban a perder las elecciones las haya convertido en plebiscitarias, que conociendo las opiniones de líderes internacionales sin cuyo apoyo el independentismo iría a la ruina, encabece ese proyecto, que no encabece la lista sabiendo que en política no se puede ser ingenuo, etc., etc. , son razones suficientes para pensar que no se puede llegar a ser presidente de una Comunidad Autónoma con tan pocos recursos mentales.

Hay que buscar, pues, otras razones, porque el Sr. Mas será bruto, pero no es tonto.

Y las razones, el tiempo lo dirá, están en su futuro. ¿Qué espera el Sr. Mas de su futuro? ¿Pasar a la historia como el líder que sacó a Cataluña de las garras de España? desde luego que no, porque él sabía todo lo que iba a ocurrir. Tendremos que observar en los próximos meses las decisiones judiciales que se tomen en Cataluña con respecto a contenciosos abiertos. Si todo funciona con normalidad las razones serán otras, si no, ahondaremos en la estrategia utilizada.

Ahora, lo que tenemos claro es que el Sr. Mas se ha cargado a su partido, a Esquerra, ha puesto contra las cuerdas al independentismo, ha hecho ingobernable la Generalitat, por lo que deberá haber elecciones solo autonómicas y no plebiscitarias pronto, y para el mundo de la filosofía y de la política que deberán estudiarlo con profundidad, ha superado a Maquiavelo y a su discípulo Napoleón Bonaparte. ¿Cuál será tu próximo movimiento, D. Arturo?

Hispanista revivido.