Buenos días, Palmaris desarmados, inermes e incluso indefensos.

 

Pablemos entregar quiere
Ceuta, Melilla y Canarias
a las hordas cavernarias
del moro y el berebere.
En sus planes interfiere
un ejército español,
que aún tiene bajo control
a esa morisma inclemente
de un sultancito indecente,
que no juega de farol.

 

Salud para la niña de Lewis Carroll

Cielo cubierto en Valencia, pero ni gota de agua.

Sit tibi dies levis

Deja un comentario