¡Déjennos continuar! (+video)

Este fue el espectacular grito de una madre cubana discapacitada y desesperada por llegar a los Estados Unidos

 

Me falta un pierna de nacimiento. Soy contadora económica. En Cuba no me recibieron en ninguna empresa, dijo la refugiada visiblemente extenuada trans las largas caminatas por la selva.

Las declaraciones fueron obtenidas para la cadena de Televisión América TV, y las difundió el popular presentador José Carlucho quien a hecho varios viajes en los últimos meses a América Central para preocuparse por la suerte de sus compatriotas varados en el ismo.

Subí la loma “a cuatro patas, como se dice”, pero bajar fue más difícil, aseguró la señora, pues dado mi estado tuve que bajar arrastrándome sentada, aseguró conteniendo las lágrimas

Este sacrificio lo hago por mis hijos que me están esperando en Cuba, tengo unos gemelos y otro de tres años, hace 5 meses que no los veo y no sé cuando los volveré a ver. Lo único que pido es que nos dejen continuar.

La situación de los refugiados cubanos se se complica tras el deshielo entre Cuba y los Estados Unidos, pues ahora corren el riesgo de ser devueltos a Cuba.

El flujo de cubanos que intentan escapar del régimen comunista de los hermanos Castro aumentó estas últimas semanas, tras el temor de que las leyes que los benefician a su llegada al territorio norteamericano sean derogadas.

¿Fin de la ley de Ajuste?

Wilfredo Allen, abogado experto en inmigración de Miami, ha manifestado que a medida que la situación empeore para los cubanos que se encuentran en la frontera entre Costa Rica y Panamá, podrían comenzar las deportaciones. Aunque tampoco argumenta por qué sería ese el camino que podrían adoptar los gobiernos centroamericanos ante la actual crisis migratoria.

No obstante, lo cierto es que, de momento, no hay una solución a la vista para que los más de 2000 cubanos que se encuentran varados en territorio panameño puedan seguir rumbo hacia Estados Unidos.

En opinión de Allen, la crisis migratoria es consecuencia de una red de tráfico humano que comienza en La Habana, cuando los interesados desembolsan miles de dólares, y continúa a través de Ecuador, Colombia, Centroamérica y México, pagando grandes sumas de dinero para llegar a Estados Unidos.

En opinión de Wilfredo Allen, la Ley de Ajuste Cubano de Estados Unidos no es “el imán” que atrae a los cubanos a ese país, como ha expresado recientemente el gobierno costarricense:

Es verdad que muchos cubanos vienen aprovechando esa ley, pero la mayoría de los cubanos que yo atiendo como abogado de inmigración me aseguran que no hubieran salido de Cuba; lo hacen por las malas condiciones internas que hay en el país.

Según Allen, el cubano promedio está agotado de esperar que las cosas cambien, no quiere permanecer en Cuba cinco años más para ver si la situación mejora:

La gente quiere vivir ya en mejores condiciones, sobre todo los jóvenes que no ven un futuro.

Y subrayó: “El imán que atrae a los cubanos a Estados Unidos no es la Ley de Ajuste Cubano, es el fracaso interno del Gobierno cubano”.

La actual crisis migratoria se originó cuando la policía de Costa Rica desarticuló, en el mes de noviembre de 2015, una red que se dedicaba al tráfico de cubanos a través de la región centroamericana.

Dicho abogado se muestra partidario partidario de regular las ayudas que se otorgan a los cubanos que reciben parole en Estados Unidos bajo las leyes actuales.

En su opinión las propuestas que hay en ese sentido en el Congreso podrían demorar años antes de convertirse en leyes.

 

Hispanista revivido.