Delegación de la Unión Europea se desplaza hasta Camagüey para entrevistarse con opositores cubanos

Se trataba de los señores Filip Vurm (Cónsul de la Embajada de la República Checa en Cuba) Samuele Fazzi (Primer Secretario de la Embajada de Italia) Adrian Chrobot (Jefe de la Sección Político-Económica de la Embajada de Polonia) y Carlos Pérez Padilla (de la Delegación de la Unión Europea en Cuba)

  • La periodista Sol Garcia Basulto, condenada a arresto domiciliario califica la visita de los diplomáticos de ‘rastro de esperanza’ en su página de facebook.

Visita diplomática, por Henry Constantin

Una visita muy poco común recibió anoche el proyecto La Hora de Cuba. A nuestra casa, de puertas siempre abiertas a la gente buena, llegaron cuatro diplomáticos europeos: los señores Filip Vurm, de Chequia, Adrian Chrobot, de la República de Polonia, Samuele Fazzi, de Italia, y Carlos Pérez Padilla, de la Unión Europea.

Lo que creímos iba a ser un diálogo breve se transformó en una excelente conversación de más de dos horas, sobre diversos temas de actualidad: la situación difícil para hacer medios de prensa independientes en Cuba, el panorama de la sociedad civil en Camagüey, las vivencias de todos -europeos y cubanos- con el cuentapropismo…

Muy interesados estuvieron en conocer de viva voz nuestra opinión sobre los retos que Sol García Basulto y yo enfrentamos por hacer periodismo, que Sol les explicó en detalle.

Inalkis Rodríguez Lora les comentó el tremendo impacto que su trabajo periodístico ha tenido en su municipio, Najasa.

Rafael Almanza expuso brillantes y polémicos puntos de vista sobre la situación internacional y la sicología social cubana. Mis padres, también presentes, dibujaron a todo color el panorama de la Cuba que les ha tocado vivir.

Los diplomáticos europeos respondieron nuestras preguntas. Nosotros escuchamos sus puntos de vista sobre las relaciones internacionales y otros temas de interés para los dos lados del Atlántico.

La historia, el alcance, los contratiempos y los logros de La Hora de Cuba también fueron compartidos en la reunión. Bajo el brazo se llevaron, fresco, el último número de la revista La Hora de Cuba, que incluye 12 ideas para arreglar la economía de los cubanos.

Finalmente, entre tazas de café, intercambio de tarjetas y buenos deseos para que Camagüey les siguiera mostrando a los visitantes su rostro más amable y hospitalario, se despidieron.

El equipo de La Hora de Cuba está muy agradecido por esa visita desde la lejana Habana, orgulloso, y sobre todo, con ánimo de decirles a todos los cubanos: “¿Ven?, para entenderse solo hace falta sentarse juntos y hablar con respeto.” Están invitados.

Hispanista revivido.