Echándole un ojo a la Hemeroteca, no se explica por qué España ha seguido prestando dinero a Castro despues de haber expropiado, asesinado y expulsado a los ciudadanos españoles de Cuba

Los españoles que fueron expropiados por Fidel Castro tras el triunfo de la revolución de 1959 continúan sin cobrar una sola peseta de los 5.400 millones que el dictador se comprometió a pagar. En 1991, ante la falta de interés de Castro por abonar su deuda, el Gobierno español decidió adelantar a los afectados la citada cantidad, y creo una Comisión liquidadora para determinar la cuantía que le correspondía a cada uno de los que se consideraban perjudicados por el dictador.

Durante su viaje a La Habana en noviembre de 1986, Felipe González aceptó la oferta de Castro de pagar en el plazo de 15 años la cantidad de 5.400 millones de pesetas a los españoles expropiados, pese a que las reclamaciones de estos se elevaban a unos 20.000 millones-Los primeros pagos del dictador llegaron un año después, pero no en metálico sino en especies tan singulares como chatarra, por valor de 56 millones de pesetas; jugo o néctar de mango, por valor de 53 millones; jugo y pasta de guayaba, por importe de 14 millones; caramelos por importe de 7 millones; café, por importe de casi 13 millones; miel de abeja a granel, valorada en unos 5 millones; muebles sanitarios, por valor de cerca de 19 millones; y cafeteras marmol elaborado, atún y textiles, por distintas cantidades. En total. Castro pagó unos 238 millones de pesetas. Posteriormente hizo algunos pagos más en café, y ahí quedó el cumplimiento de su compromiso con el Gobierno español.

Ante esta situación y presionado por los españoles expropiados, Felipe González, decidió utilizar el dinero de otros españoles para adelantar los pagos que-el dictador cubano le había prometido hacer. Se creó una Comisión Liquidadora, para recibir las peticiones de indemnización, que se elevaron hasta 1.834, en las que se reclamaban compensaciones por un total de 5.008 bienes expropiados, sobre todo fincas urbanas, títulos y valores, dinero en efectivo, fincas rústicas y diversas empresas y negocios.

Aunque, en un principio se esperaba que las primeras indemnizaciones fueran cobradas al comienzo del presente año, lo cierto es que hasta el mes de octubre no será hecha pública una lista de los afectados y de las cantidades que les ha sido adjudicada a cada uno.

Dado que se trata de personas que perdieron sus bienes hace más de 30 años, en muchos casos serán sus herederos quienes perciban las indemnizaciones. Eso síf con dinero español, y siete años después de que Fidel Castro asegurara a González su disposición a pagar, y el jefe del Ejecutivo español aceptara su palabra.

 

24 A B C NACIONAL DOMINGO 15- 8- 93

 

Deja un comentario