Una amable carta del  Dr.Pablo Santiago Hübner Varela, Montevideo

 

Ante las próximas elecciones generales españolas dispuestas , en mi calidad de español con vecindad gallega, nacido en Montevideo, Uruguay, una suerte de tercera Galicia, luego de Argentina, Galicia Exterior, y pensando que a Cuba llegaron numerosos gallegos , no sé contando, cuántos somos los españoles, de origen gallego en orden numérico en el mundo de esa diáspora .

Fijémonos en Cataluña y su triste espectáculo independentista. Una vergüenza para ellos y España toda. En plena campaña ya se habla de reforma de esta y de una unión federal. ¡Despierten españoles, cubanos y puertorriqueños!

La abogacía hace en mí que vea lo jurídico como una segunda naturaleza. No soy especialista en Derecho Internacional Público pero un razonamiento lógico-jurídico lleva a breves conclusiones a tener muy en cuenta en estas elecciones generales en las que tendré el honor de votar y muchos cubanos y puertorriqueños. Muchos……

¿Y por qué no todos?

Si nunca dejaron de serlo, por más vueltas que demos y dos bibliotecas jurídicas que tengamos.

Volviendo a la preguerra con USA, España conservaba Puerto Rico, Cuba, Filipinas, Guam, Marianas , Carolinas y algo más.

En Africa el protectorado del Rif, norte de Marruecos, y otras posesiones incluyendo Guinea Española, hoy Ecuatorial.

Cánovas del Castillo tuvo que sortear un nuevo escollo, el fallecimiento del Rey muy querido y con buenas perspectivas y popularidad, el caciquismo, propio de España, y extendido a sus provincias de ultramar.

Y asumió la muy sensata Reina Regente embarazada de don Alfonso XIII, o sea rey póstumo. Era María Cristina de Habsburgo-Lorena, archiduquesa austríaca, sobrina del Emperador Francisco José de Austria – Hungría.

Los españoles organizándose mejor, internamente lo hicieron también en Cuba, y Puerto Rico que es lo que nos convoca. Otorgaron una Carta de Autonomía, y un gobierno autónomo a la Isla, sin pedirla, en 1897 y en Cuba a pesar de rebeliones varias, también se estableció un gobierno autonómico, con dos partidos netamente españoles. Por más que se hable de José Martí, no poseyó mayor peso, si fue un gran poeta y un español neto. Soñaba con una República. Todo español es un Quijote en Potencia.

Nadie se rebeló seriamente. Pero los USA andaban al acecho y tema va , tema viene, se declaró la guerra entre USA y España. Bastante resistió España, en los dos frentes, el Índico y el antillano, ante la novel gran potencia.

Vino luego el Tratado de París. Un Tratado que de raro nada. Temas económicos y una cesión de territorios sin más.

Los USA, optaron por transformar a Puerto Rico en Estado Libre Asociado, status que aún tiene a pesar de que el pueblo de Puerto Rico pidió ser el Estado 51 de la Unión, los USA, no aceptan. Y van varios referéndums.

Cuba fue proclamada República y finalmente recibiendo más emigrantes españoles aún, siguió su curso, hasta que asumió Fidel Castro, aquel profetizado por San Antonio Ma. Claret, Arzobispo de Santiago de Cuba unos años.

Lo de la nacionalidad española, es parte del sainete.

Los  USA, hicieron optar a los cubanos, los españoles con sus casuísticas leyes, de si Ud. en ese año que nació, su madre estaba casada con un no español, su padre tal cosa, y ahora la de Memoria Histórica y cosas semejantes, seguimos en la casuística hispana.

Los puertorriqueños son ciudadanos estadounidenses desde 1917 aunque sin diputados en el Congreso de USA, o sea, un problema legal construido. Si eran españoles a 1898, España lo mismo que a los cubanos y su gobierno republicano, hasta ahí nomás independiente, debió más allá del Tratado pasados unos años dar como a los sefardíes, nacionalidad española sin implicar que perdieran la propia.

Ahora que se aproximan las elecciones generales en España y se habla de una Unión Federal, bueno sería que el nuevo gobierno ibérico, otorgara sin más a ambas islas la doble nacionalidad, y en el caso Puerto Rico negociar con los USA su futuro. Por algo a los USA, mucho no interesa. Son gente pragmática. Y consultar a los habitantes de la isla. Aislados de ayuda de España.

Creo haber sido explícito. No reformar la Constitución Española de 1978 sin pensar en todo esto. Y no olvidar que son españoles tanto cubanos como puertorriqueños  y prever una cláusula de asociación abierta a estas islas y otros territorios como Filipinas que siguió camino independiente, pero no pocos dolores de cabeza legales hay con los hispano filipinos, gentes de doble nacionalidad no reconocida y ver Guam, Marianas, esto con respecto a nacionalidad.Lo mismo para los saharahuies y otros casos similares.

 

Deja un comentario