Madrid, 27 oct (PL) España cerró el tercer trimestre de 2016 con cuatro millones 320 mil 800 desempleados, un 18,9 por ciento de su población económicamente activa, informó hoy aquí el Instituto Nacional de Estadística (INE)

 

Es la primera vez en seis años que la tasa de desempleo se coloca por debajo del 20 por ciento, destacó la Encuesta de Población Activa (EPA) difundida este jueves por el INE.

Sin embargo, esta mejora ocurre en un periodo tradicionalmente positivo para el mercado laboral y sobre todo para el sector de los servicios, debido a los contratos temporales de la temporada veraniega y el impulso de la industria turística en esta época del año.

Estos resultados suponen un retroceso de 1,09 por ciento respecto al segundo trimestre y de 2,27 puntos en un año, precisó el organismo estadístico.

Entre julio y septiembre, el número de desocupados en el país ibérico bajó en 253 mil 900 personas respecto a abril-junio.

Según la EPA, una herramienta que ofrece más datos para analizar la evolución del desempleo que el estudio realizado por el Ministerio de Trabajo, la ocupación se incrementó en 226 mil 500 trabajadores en relación con el segundo trimestre, hasta 18 millones 527 mil 500.

En cuanto a segmentos de actividad, servicios fue el que mostró un mayor aumento trimestral de los ocupados (102 mil 100), gracias al empuje del turismo, seguido de la agricultura e industria (11 mil 300) y, más de lejos, por la construcción (cuatro mil).

En los últimos 12 meses la desocupación disminuyó en 530 mil personas, agregó el sondeo.

Por su parte, la cifra de hogares con todos sus miembros activos en paro, otro indicador para medir el drama de este flagelo, alcanzó un millón 438 mil 300, lo que supone 55 mil 500 menos que en el trimestre anterior.

Durante la crisis, la tasa de desocupación trepó hasta el 27 por ciento, aunque en los últimos dos años una lenta recuperación económica contribuyó a una progresiva mejoría.

No obstante, España sigue siendo el segundo país de la zona euro con el índice más alto de desempleo, sólo superado por Grecia, y ostenta una las tasas más elevadas de la Unión Europea.

El anuncio de estas estadísticas coincide con el debate de investidura del presidente del Gobierno en funciones, el conservador Mariano Rajoy, quien previsiblemente será elegido el sábado para un segundo mandato.

Rajoy hizo de la recuperación económica española, que crece a ritmos cercanos al tres por ciento anual, y de la reducción del paro su principal argumento para ser reelecto en el cargo.

Pero la mayoría de los partidos de la oposición le reprochan haberlo hecho a costa de la precarización del empleo, mediante una cuestionada reforma laboral que facilita el despido de trabajadores.

Deja un comentario