El día en que Cuba se fue a bolina

Cuba celebra el 82 aniversario de la derogación de la Enmienda Platt   por EEUU

 

Un día como hoy, en 1934, Cuba conseguía finalmente la independencia total de los Estados Unidos, tras las eliminación de la Enmienda Platt, una polémica normativa que fue aprobada por el Gobierno norteamericano con el objetivo de mantener la ocupación militar estadounidense en la isla.

Tras la Guerra hispano-estadounidense, que enfrentó a España y Estados Unidos y que se prolongó entre el 25 de abril y el 12 de agosto de 1898, la nación europea se vio obligada a ceder una serie de colonias al gigante norteamericano, entre ellas, la isla de Cuba.

Después de una larga ocupación española, los cubanos habían conseguido su independencia, pero solo para caer en las manos de Estados Unidos, que se apresuró a desembarcar en la isla y realizar un bloqueo naval.

Apoyados por los guerrilleros independentistas –mambises–, Estados Unidos ocupa militarmente el país. En 1901, el senador estadounidense Orville H. Platt propone una enmienda de la Ley de Gastos del Ejército, que incluía una cláusula que regulaba las relaciones entre Norteamérica y la recién independizada isla.

Las órdenes eran claras: Estados Unidos no abandonaría el país hasta que la enmienda fuera aprobada. Además de la amenaza militar, Estados Unidos también hizo uso de una intensa campaña propagandística, que hacía referencia a la incapacidad por parte de los cubanos de acabar con el dominio español.

La enmienda recibe el apoyo del legislativo estadounidense y de la presidencia, aunque el claro rechazo de los representantes cubanos, que veían, una vez más, coartadas sus libertades Estados Unidos mantendría la independencia de Cuba, aunque con importantes condiciones.

A nivel económico,el Gobierno cubano debía arrendar o vender algunas tierras, para que Norteamérica pudiera construir allí estaciones navales, bajo el pretexto de que esto prevendría algún tipo de ataque militar por parte de otros países.

Los cubanos también debían dar carta blanca a los americanos para poder intervenir de manera política o militar en el país para lo que definieron como “la protección de vidas, propiedad y libertad individual”.

La isla también debía limitar sus relaciones con las naciones extranjeras, impidiendo que la nación iberoamericana firmara ningún tipo de tratado o de convenio “con ningún poder extranjero”. El país tampoco podía contraer ningún tipo de deuda pública.

En 1925, se produjo la primera modificación, que supuso la recuperación de la soberanía sobra laIsla de Pinos al Gobierno cubano, no obstante, y a pesar de la oposición de los responsables políticos cubanos, la ley se mantuvo vigente hasta el año 1934.

En mayo de ese mismo año se firmó un nuevo tratado que regulaba las relaciones cubano-estadounidenses, en el marco de la ‘Política de buen vecino’, impulsada por Franklin D. Roosevelt, que sí mantuvo, sin embargo, la base naval en Guantánamo.

Hispanista revivido.