Sevilla, 4 de octubre de 2015.

Querida Ofelia:

José María Báez (Jerez de la Frontera en 1949 y residente en Córdoba desde los años 60), donó al CAAC siete obras de gran formato correspondientes a varias etapas creativas, en concreto de los años 80 y 90. Las obras donadas estarán expuestas en el Caac desde el 18 de septiembre al 8 de noviembre.

Las obras de los años 80 son cuatro: Under the umbrella (Margaret Thatcher), 1983; La noche la noche la noche (R. Reagan), 1984; Ella, 1984 y Torero (Paquirri), 1984. Esta época se encuadra dentro de la corriente característica de la década de los 80 relacionada con la pintura figurativa expresionista, a la que se unieron otros jóvenes artistas andaluces. Estas piezas completan el apartado de esa época pictórica en la colección del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo.

En Under the umbrella (Margaret Thatcher), 1983 y La noche la noche la noche (R.Reagan), 1984 se representan dos de los más importantes iconos políticos que definieron ese momento caracterizado por el conservadurismo: Margaret Thatcher y Ronald Reagan, como símbolos mediáticos de los retrocesos sociales y el triunfo del capitalismo salvaje.

Otras dos obras de grandes dimensiones muestran tópicos asociados a la cultura andaluza: el torero y la gitana: Torero (Paquirri) y Ella, de 1984. Todas ellas muestran la realidad cotidiana y de los medios de comunicación, manifestando una marcada preferencia por la imagen, la pintura directa y plana asociada al cartelismo, además de cierto sentido político.

De la década de los 90 son las tres restantes obras donadas por el artista al CAAC: Repentirs impossibles: pour se corriger, il faut ajouter, 1991; La mediación, 1992 y Heridos, infectados, 1991-1992. Hay que destacar, además, que la colección del CAAC no tenía obras de este artista en referencia a la época indicada, de ahí la importancia de esta incorporación. En los 90 José María Báez introduce sus grafías de diseño clásico, que caracterizan las obras antes mencionadas, y que son una constante hasta 2009. Es entonces cuando se hace frecuente el empleo de formatos más reducidos en altura, pero más alargados: la línea de escritura impone la forma y aporta un significado no explícito pero cargado de sentido. La importancia de estos trabajos en la obra de Báez está relacionada con su trayectoria anterior, ya que inició su carrera como poeta. La escritura y la línea se asocian, por tanto, con uno de los periodos más importantes de su trayectoria.

Durante 2015 han ingresado en la colección un total de 115 obras de 17 artistas. De este incremento, 60 obras han sido por donación, 49 por depósito y seis mediante compra.

Con gran cariño desde la bella y culta capital andaluza,

Félix José Hernández.

Deja un comentario