Duelo Fillon-Juppé en recta final de primarias en Francia

Los ex primeros ministros François Fillon (2007-2012) y Alain Juppé (1995-1997) se enfrentan desde hoy en un duelo por conquistar la candidatura de la derecha a las elecciones presidenciales en Francia.

 

Los dos políticos ganaron ayer la primera vuelta de las primarias, tras lo cual entran en la recta final esta semana de cara a la segunda vuelta del próximo domingo.

La sorpresa de la jornada electoral fue Fillon que, contra todo pronóstico, conquistó más de un 44 por ciento de los votos, mientras Juppé quedó segundo, con algo más del 28.

La otra noticia del día fue la eliminación del expresidente Nicolás Sarkozy, a quien las encuestas colocaban casi seguro en el dúo de finalistas pero finalmente recibió un 20 por ciento de los sufragios.

Los otros cuatro candidatos (Bruno Le Maire, Nathalie Kosciusko-Morizet, Jean-Frédéric Poisson y Jean-François Copé) se ubicaron bastante alejados con menos de un cinco por ciento.

Tras proclamarse el ganador de la noche, Fillon afirmó que el respaldo impresionante conseguido es el resultado ‘de una esperanza que crece en el pueblo’, y con la cual quedaron desmontadas todas las predicciones.

El político agradeció a quienes lo apoyaron y aseveró que seguirá luchando con toda la fuerza para vencer otra vez el próximo domingo.

En un mensaje a los contendientes de la primaria, sostuvo que ‘la derrota no debe decepcionar a nadie porque los necesitamos a todos en el futuro’.

Por su parte, Sarkozy lució conmovido al aceptar públicamente que ‘no logré convencer a una mayoría de los electores, pero comprendo y respeto a los que decidieron votar por otras opciones’.

El expresidente manifestó su estimación por los dos vencedores y precisó que en la segunda vuelta votará por Fillon, por considerar que es la mejor apuesta por el futuro del país.

Tras esta declaración de Sarkozy y dado el alto respaldo conseguido por el ganador, varios comentaristas de la televisión especulaban con la posibilidad de que Juppé renunciara a presentarse a la segunda vuelta.

Pero el veterano político de 71 años salió a afirmar que piensa ‘continuar el combate, por todos los que creen en mí y por mis convicciones’.

Todos los discursos coincidieron en destacar la amplia participación en las primarias, estimada de 3,9 a 4,3 millones de electores, lo que consideraron un éxito indiscutible.

Por su parte, los medios de comunicación señalaron la notable afluencia como una buena señal para la derecha de cara a los comicios presidenciales de 2017.

Hispanista revivido.