La salle du trône de Napoléon au Château de Fontainebleau.
La salle du trône de Napoléon au Château de Fontainebleau.

París, 16 de julio de 2016.

Querida Ofelia:

Acaba de ser editado en Francia  mi libro de crónicas N° 32 de la Serie “Cartas a Ofelia” con el título de “Desde las orillas del Sena” (Tomo XII). Contiene 112 crónicas escritas en español, francés e italiano, en 536 páginas.

Puedes encontrar todas esas crónicas y los 32 libros en mi sitio web www.cartasaofelia.com cuyo webmaster es el ingeniero don Leonel Mena Valdés.

Gracias a la ayuda del historiador cubano Don Ferrán Núñez, director de El Diario de la Marina, sepueden encontrar todas las crónicas en su sitio web www.eldiariodelamarina.com y podrán encontrar y descargar gratuitamente en Google Drive, los treinta y dos  libros que reúnen todas las crónicas que he escrito desde mayo de 1981 hasta enero de 2015 en español, francés e italiano en  la siguiente  dirección:

https://drive.google.com/folderview?id=0B2JGTV0Z-vJ5fkwyck1hbENQT2pDWC1ZLUFqZTBqVjZNQUR4aGJWblllT09kYmpWeUhlSGc&usp=sharing

Las crónicas escritas en español han sido publicadas en www.cubamatinal.es   por  don Miguel Ángel García Puñales, historiador  y sociólogo cubano exiliado en España. Presidente de la ONGD Ceninfec (Centro de Información y Documentación de Estudios Cubanos) y director del diario digital Cuba Matinal. Desde Miami las han publicado don Roberto A. Solera director de Cuba en el Mundo, en www.cubaenelmundo.com   y don Agustín Rangugni, director de Radio Miami, en: www.radiomiami.us Una parte  de ellas han sido publicadas en Estocolmo en www.cubademocraciayvida.org por su director, don Guillermo Milán Reyes.

Te envío el prólogo que tan gentilmente escribió  la Sra. Aleida Esther Codina Cuevas

“Miami, 10 de julio de 2016.

Hace unos meses, navegando por la Internet,  encontré un artículo con la foto de Félix José Hernández, escritor y periodista de renombre. La observé detenidamente y me percaté  que podría ser    el mismo que conocí en Cuba en mis años adolescentes.  Lo contacté y le pregunté si era él aquel joven apuesto, amigo de Octavio, que yo había conocido a finales de 1965 en una fiesta de Quince en La Habana. Me dijo que sí.  Nos identificamos y conversamos muchísimo. Tuve la sensación de viajar en una máquina del tiempo y remontarme a una época de nuestras vidas que fue muy hermosa, con recuerdos imposibles de olvidar.  Me habló de sus triunfos, de su vida, su esposa, hijo y nietos, al igual lo hice yo.

Al colgar el celular corrí a la computadora y entré en su sitio web: www.cartasaofelia.com   Comprendí que aquel adolescente que conocí hace 50 años, es hoy día  un profesional, experto narrador del arte, la historia y experiencias, plasmadas en las crónicas y cartas dedicadas a su muy querida madre, Ofelia.  Pero más allá de ello, Félix José me ha pedido que le redactara el prólogo para este Tomo XII de “Desde las Orillas del Sena”, número 32 de “Cartas a Ofelia”,  el cual considero que es uno de sus mayores éxitos.

Escribir en mi idioma natal de nuevo no ha sido fácil, aunque desde temprana edad me gustaba hacerlo, como también  leer. Puedo decir que fui buena en literatura, composición y gramática, con una mente viva y de escritura rápida. Tal fue así,  que dejé en La Habana, poemarios y una novela escrita, con una buena amiga de la que  no supe nunca más. Tristemente este aprendizaje se truncó cuando renuncié al Instituto de la Habana, el día en que un miliciano con documentos en mano  informó a mis padres, que teníamos la reclamación aprobada para salir del país  hacia los EE.UU.

Abandoné  a mi Cuba junto a mis padres en septiembre de 1968. Tenía solo 18 años y   cesaron mis estudios en español, para comenzar a estudiar en inglés, la lengua de mi Patria de adopción.

Sabía que Amado y Ofelia eran los padres de Félix José, aunque nunca los conocí personalmente, como tampoco a su hermano  Juan Alberto.  Lo que ahora conozco de él es por su autobiografía y por él mismo.   Supe que en el 1974 se casó con una joven llamada Marta Fernández, con la que fundó su familia y con quien tuvo un hijo al que llamaron Giancarlo.

Félix José continuó sus estudios en Cuba, fue profesor de Geografía durante once años y  guía de turismo internacional.  Gracias a sus conocimientos y relaciones llegó a Francia con su familia en 1981, pidió asilo político y  ese gran país se convirtió en su  Patria de adopción. Tanto para él, como para todos los que tuvimos que partir de nuestra tierra natal, el comenzar de nuevo no fue  fácil. Pero por conquistar la libertad, cualquier sacrificio es válido.

Gracias a su audacia,  conocimientos, y el poder de comunicarse en tres idiomas, Félix José salió adelante, como profesor, escritor y periodista.  Ha recibido múltiples reconocimientos y premios, por lo que para mí escribir este prólogo, representa un honor y  un privilegio.   Gracias Félix José,  espero que este reencuentro después de 50 años,  perdure por el resto de nuestras vidas y que este tomo del cual soy participe, sea un éxito más en tu haber.

Hasta pronto,

Aleida.”

Aleida Esther Codina Cuevas, nació en San Cristóbal de La Habana, un 11 de Junio, día Sta Aleydis. Certificada en Manejos de Negocio, Universidad de Miami 1988; Certificada en varios otros estudios de la Universidad de Miami tales como: Fundamentals of Supervision, Problem Solving/Coaching, Support Staff Skills Development Program, 1994-1997, Business Applications in Health Care, 1999; Achievement/Sponsored and Research Educational Programs, 2003. Actualmente retirada de la Universidad de Miami, Escuela de Medicina, Admisnistradora de la División de Neonatología, Depto. de Pediatría, June 2012.

Te deseo un porvenir lleno de: paz, amor, salud y Libertad, en unión de tus seres queridos y… ¡Qué Dios te bendiga!

Un gran abrazo desde la espléndida Ciudad Luz,

Félix José Hernández.

Desde las orillas del Sena. Tomo XII (Serie “Cartas a Ofelia”) © Félix José Hernándz Valdés  Depósito Legal, julio de 2016. © Versión PDF para la web y edición en papel; diseño, maquetación, montaje y foto de la portada: Félix José Hernández Valdés.  Prohibida la reproducción total o parcial de la presente obra sin la autorización del autor.  Editado en París, julio de 2016.  Foto de la portada: La salle du trône de Napoléon au Château de Fontainebleau.

 

Deja un comentario