Al menos, es lo que explica un Twit de propaganda editado por el Ministerio de Exteriores español

 

 

Deja un comentario