«El caso del Sáhara es la única herida abierta que queda de la Transición»

El periodista y escritor Tomás Bárbulo reedita ‘La historia prohibida del Sáhara español’ donde analiza cómo el incierto futuro de ese territorio y sus gentes continúa despertando una especial emoción en España

Desde que España abandonara a su suerte el territorio del Sáhara Occidental en 1975, el pueblo saharaui ha venido sufriendo la invasión de Marruecos y la indiferencia internacional. Tomás Bárbulo, periodista que conoce de cerca la realidad de esta región, desvela en La historia prohibida del Sáhara español un conflicto de intereses económicos y rencillas políticas y asegura que la reciente crisis diplomática con Marruecos tiene su origen en la oposición de España a la dominación de Rabat.
“La opinión pública española ha obligado a que el Sáhara esté en el eje de las relaciones entre Madrid y Rabat”, defiende el autor, quien reconoce que el incierto futuro de ese territorio y sus gentes continúa despertando una especial emoción en España, por encima de ideologías políticas y de intereses económicos. “Hace un año se produjo una crisis entre ambos países por el caso Haidar. Hace unos meses ha habido otra por el desalojo del campamento de El Aaiún. Ahora se perfila una más por la llegada a Canarias de saharauis en patera para pedir asilo político… España y Marruecos querrían hablar del Sáhara menos de lo que se ven obligados a hablar”.
Para Bárbulo, la responsabilidad de España en el contencioso está clara y es por partida doble. De un lado es jurídica. Naciones Unidas afirma que los Acuerdos de Madrid, por los que el Gobierno español entregó el Sáhara a Marruecos y Mauritania en 1975, no son válidos y que España sigue conservando, de iure, la responsabilidad sobre la administración del territorio. Del otro es moral, por no haber llevado a cabo la descolonización que le correspondía hacer y haber dejado a los saharauis ante los tanques marroquíes. “El caso del Sáhara es la única herida abierta que queda de la Transición del franquismo a la democracia”, admite el escritor, quien recuerda que todos los partidos políticos se han alineado con la causa saharaui mientras han estado en la oposición, pero la han olvidado “en cuanto han llegado a La Moncloa”.
A través de medio millar de documentos “secretos” almacenados en archivos militares y civiles y de testimonios de primera mano, La historia prohibida del Sáhara Español desgrana la vida e historia de un país que ha padecido el desprecio y la expoliación e intenta abrir los ojos al lector sobre un pueblo, el saharaui, “en peligro de disolución”.

Hispanista revivido.