El cierre de Elcogás

Me imagino y comparto la tristeza de toda la Corporación Municipal de Puertollano al tener que aprobar la licencia de obra para el desmantelamiento de dicha central.

Elcogás supuso para la Corporación surgida de las elecciones del año 91 una esperanza a la situación de cierre de las minas y la reducción de empleo del Complejo Petroquímico. No fue fácil consiguir que la ubicación fuera en Puertollano. La intervención ante la Unión Europea del entonces alcalde D. Santiago Moreno con unos argumentos irrebatibles y el apoyo de la Junta fueron decisivos. Había otros solicitantes tan necesitados o más que nosotros, pero Puertollano ganó la partida.

Luego, Elcogás ha estado en todas las agendas de todos los ediles. El interventor general del Ministerio de Industria, un señor muy mayor y atento, ya nos conocía: “Ya están aquí los de Elcogás”, decía con suma amabilidad. Muchas veces nos acompañaba el Director General de Industria de la Junta, que había sido funcionario del Ministerio y se conocía todos los recobecos; casi todos los años visitábamos a los grupos parlamentarios de los dos partidos mayoritarios. Antes de que el Consejero Delegado de Elcogás, D. Manuel Treviño. llamase al Ayuntamiento pidiendo ayuda, ya estábamos nosotros en guardia con la tarea casi hecha.

Recuerdo la visita de los eurodiputadosy técnicos comunitarios. Los recibimos en la estación del AVE y nos trasladaron en autobús a Elcogás, yo ya había localizado al ecologista del grupo y sabía la influencia que iba a tener su informe en la decisión de apoyar o no una obra que ya estaba realizada. Me senté a su lado durante el trayecto y traté de explicarle la situación por la que atravesábamos, hasta que el tren volvió a arrancar de nuevo hacia Madrid, fui su pesada sombra.

Más tarde vino el Príncipe y quisimos que su visita a un lugar emblemático de la ciudad industrial fuese Elcogás. Me admiró el conocimiento que poseía de su funcionamiento y cómo completaba con sus opiniones técnicas las explicaciones de los guías. El Príncipe se fue encantado.

Creo que la licencia de obras reportará un dinerillo al Ayuntamiento, el mejor homenaje que podríamos hacerle a tanto esfuerzo como costó Elcogás es dedicar esa pequeña aportación a formación tecnológica de los ciudadanos de Puertollano para conseguir lo único que puede salvarnos: Convertirnos en una ciudad tecnológica avanzada.

Antiguo miembro del Partido Sociamista Obrero Español, CSC renunció a su cargo para consagrarse a la idea de la reunificacón de la Península Ibéica.