El cónsul cubano en Andalucía despliega sus encantos

Presenta a los empresarios gaditanos en la Cámara de Comercio las oportunidades de negocio que ofrece ahora su país

En 2014 las exportaciones españolas a la isla superaron los 696 millones de euros

Alma, corazón y vida son las tres palabras que definen la estrategia comercial de la diplomacia cubana para captar inversiones extranjeras y ofrecer con ello una nueva imagen de la isla caribeña. El cónsul de Cuba en Andalucía, Alejandro Castro, mantuvo este martes un encuentro con medio centenar de empresarios gaditanos en la Cámara de Comercio de la capital y vendió su país como «una importante oportunidad de negocio que se abre ahora», después de 62 años de bloqueo económico.

cuba-consul-empresas-620x349Cuba se prepara para iniciar un cambio de ciclo y necesita para ello la entrada de capital que facilite esa transformación. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, visitará Cuba el 21 y 22 de marzo, un viaje que marcará el antes y el después en las relaciones entre ambos países y, sobre todo, establecerá un nuevo marco socioeconómico en las relaciones internacionales.

El cónsul visitó este martes Cádiz para presentar el programa especial desarrollado por el gobierno cubano con el objetivo de captar inversiones y explicó con detalle las necesidades de su país. Alejandro Castro se dirigió a un foro de empresarios de la provincia de distintos sectores, entre los que destacaba el inmobiliario, el hotelero, la agricultura y la construcción.

El cónsul fue muy claro a la hora de abrir las puertas de su país a la iniciativa privada y destacó que hay 326 oportunidades de negocio en Cuba por explorar en este momento. En este sentido, desgranó cuáles son las carencias que necesita cubrir el país de cara al futuro.Entre ellas destacó la rehabilitación de viviendas, la construcción, el reciclaje, las energías renovables, el transporte, la agricultura y la refinería de petróleo.

Castro adelantó que el gobierno cubano ha realizado en los últimos años importantes cambios normativos para facilitar la entrada de inversores. Comentó que sectores como la construcción y el transporte público son vitales para garantizar el desarrollo del país y necesitan de apoyo externo. El cónsul ha visitado también Extremadura y se lleva contactos para ofrecer a empresarios cubanos algunas iniciativas en materia agrícola, especialmente en el cultivo de arroz.

Entre Cuba y España no hay acuerdos de cooperación económica como los suscritos con otros países latinoamericanos. Sin embargo, el Comité Bilateral de Cooperación Empresarial, liderado por el Consejo Superior de Cámaras de Comercio de España, ha impulsado las relaciones económicas y promueve en estos momentos actuaciones y contactos, como el de ayer en Cádiz.

Según datos del Instituto de Comercio Exterior de España (ICEX), la balanza comercial entre nuestro país y Cuba ofrece un saldo positivo a favor de España. En 2014 las exportaciones españolas a la isla superaron los 696 millones de euros, mientras que las importaciones procedentes de Cuba fueron más reducidas, 111 millones de euros.

Sin embargo, en 2015, la relación comercial fue mayor. Las exportaciones españolas lograron los 964 millones y las importaciones cubanas, 125. Estas últimas estuvieron capitaneadas por el tabaco, bebidas, pescados, combustibles, azúcares y fundiciones de metales diversos. Por su parte, los principales productos de la exportación española fueron bienes de equipo, manufacturas de consumo, alimentos y materias primas. Es destacable también la inversión empresarial española en el sector turístico. España está en primer lugar de países involucrados con la industria turística en Cuba.

 

Hispanista revivido.