“El éxito o el fracaso de las elecciones a los CRE radica en el consulado y en el cónsul”

Es lo que asegura Eduardo Dizy, presidente del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior (CGCEE)

La baja participación en las elecciones a los Consejos de Residentes Ausentes (CREs) no les restan representantividad asegura el presidente del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior (CGCEE). “Vaya a votar un porcentaje alto del CERA (Censo de Españoles Residentes Ausentes) o bajo, los Consejos son los representantes legítimos de esa población en ese país”, explica Dizy quien asegura que “la representatividad la tienen totalmente”.

Eduardo Dizy asegura que la gente no participa en este proceso electoral “porque seguimos siendo unos desconocidos para la población”. “La gente –continúa– no sabe lo que es el CRE, no tenemos presupuesto ni tenemos forma de llegar a la gente en países con una colectividad muy grande y colectividades dispersas”.

Para el presiente del Consejo, una gran parte de la responsabilidad es de los consulados. “El éxito o el fracaso de los CRE radica en el consulado y en el cónsul. Si el cónsul general es proclive a facilitar las cosas, se logra una mayor participación. ¿Hasta dónde? No lo sé”, asegura Dizy.

Según explica el presidente del Consejo, para poder lograr una mayor participación “tendríamos que hacer campaña permanente de las actividades que realizamos”. “Algunos de los CRE que han tenido más éxito, como el de Génova, –explica– son más pequeños territorialmente. En países como México tenemos demarcaciones consulares muy grandes y por eso necesitaríamos estar continuamente estimulando al electorado, explicando las funciones del organismo, sus logros y que es lo que se pretende hacer” asegura Dizy quien reconoce que por el momento no tienen posibilidad de hacer este tipo de gestión.

“En el caso de Veracruz, por ejemplo, es una ciudad pequeña de algo más de un millón de habitantes y ahí es fácil que te acaben conociendo”, comenta Dizy, quien explica que él ha ido “puerta a puerta por las casas de los españoles para pedir avales y voto. Incluso a algunos centros tuve que llevar yo la convocatoria de las elecciones, cuando es el consulado quien tiene que llevarla a los centros”.

El presidente del CGCEE explica que se necesita hacer una importante campaña de divulgación pero es complicado y costoso. Además, se pregunta cual ha sido el presupuesto que designó Exteriores para el proceso electoral de los CRE. “En muchas demarcaciones van a devolver el dinero que se tendría que haber gastado en campañas de divulgación e información”, se lamenta Dizy.

Otro de los puntos que destaca Eduardo Dizy es la necesidad de “unificar el proceso”. “Exteriores –asegura– debería establecer una normativa que no permita la divagación e interpretación” como sucede ahora en el que cada consulado aplica sus propias normas. Como ejemplo cita al Consulado de Nueva York que mandó 9.000 correos electrónicos informando de la convocatoria de las elecciones a los CRE. “Yo quise que se hiciera lo mismo en México pero en el Consulado me dijeron que no, argumentando que no lo permitía la Ley de Protección de Datos”, comenta.

Según Eduardo Dizy también hay que tener en cuenta el hartazgo político de los ciudadanos del exterior y se pregunta “cómo les pides que voten a los CRE si para votar en el resto de elecciones tienen que rogar el voto. Todo esto genera desafección hacia España”.

El presidente del Consejo también defiende la necesidad de conectar con los centros situados en ciudades donde nunca hubo CRE y mandarles la información. “La información la tiene que ofrecer el cónsul general aunque desde el CGCEE también se podría hacer una labora divulgativa”, comenta Eduardo Dizy quien asegura sentir una “gran impotencia y rabia” porque ve que los miembros de los CRE hacen un importante trabajo a favor de los españoles en el exterior de manera desinteresada y al final, por la falta de ayuda de los organismo, sólo ves exiguos resultados.

 

Hispanista revivido.