El flujo incesante de cubanos hacia los Estados Unidos aumentó 500% desde 2011

Así lo estimaba el periódico Herald Tribune esta mañana

El número de inmigrantes cubanos indocumentados que llegan a los EE.UU. se ha quintuplicado en los últimos cinco años tras el restablecimiento de la relaciones diplomáticas entre ambos países en diciembre 2014.

Las cifras hablan por sí mismas, menos de 8.000 cubanos llegaron a los EE.UU. en el año 2011, mientras que en lo que va de año las cifras alcanzan los 44.000 indocumentados de origen cubano.

Unos 60 inmigrantes llegaron a los Cayos de Florida en un período de 48 horas a principios de esta semana, todos ellos a bordo de balsas apenas en condiciones de navegar y barcos.

Los cubanos arriesgan  sus vidas porque gracias a la Ley de Ajuste Cubano 1966, pueden permanecer en los Estados Unidos.

La legislación de 1966 llevó a la política de “pies mojados, pies secos”, en virtud del cual los cubanos que llegan suelo estadounidense se les permite permanecer y obtener la residencia legal permanente, mientras que los que son interceptados en el mar son casi siempre enviados de regreso a la isla de gobierno comunista.

Los grupos que representan gran comunidad de exiliados cubanos de Miami culpan a lo que ellos llaman la “creciente éxodo” en el ritmo lento y la naturaleza superficial de las reformas en la isla, y en una intensificación de la represión política.

“La gente no ve la posibilidad de prosperar en su país”, asegura Juan Antonio Blanco, director de la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba,negando que el miedo a perder el tratamiento preferencial de inmigración es el “único” factor que impulsa el aumento de la migración.

Funcionarios estadounidenses han dicho en repetidas ocasiones que no hay planes para modificar “pies mojados, pies secos” o solicitar cambios a la Ley de Ajuste Cubano.

Hispanista revivido.