Según el historiador británico Lord Hugh Thomas (Cuba: The Pursuit of Freedom, 1971, pp. 1042-1044), fue el ex-presidente de Cuba, Ramón Grau San Martín, quien inició el fraude de las supuestas 20,000 muertes causadas por el régimen de Batista. Thomas, sin embargo, no señala la fecha en que Grau dió orígen a este mito. Fue, sin embargo, la revista Bohemia la que, a principios del 1959, difundió y propagó el gran engaño en sus “Ediciones de la Libertad” (Bohemia,”20 mil muertos arroja el trágico saldo del régimen de Batista,” año 51, nro. 2, 11 de enero de 1959, pp. 190- 210). Como parte del abarcador estudio “Registro de la Memoria Cubana,” he realizado un censo de las muertes ocurridas en Cuba por motivos políticos como consecuencia de la revolución cubana.

Aquí se resumen las conclusiones de la investigación de la etapa insurrreccional, que damos por comenzada el 10 de marzo del 1952, día del golpe militar de Batista, y finalizada el 1 de enero del 1959, día de la huída de Batista de Cuba.

El estudio incorporó un exámen exhaustivo de fuentes provenientes del exilio cubano, tales como Ramón Barquín, Las Luchas Guerrilleras en Cuba, (1975), Carlos Alberto Montaner, Fidel Castro y la Revolución Cubana, (1984), Carlos Franqui, Diario de la Revolución Cubana,(1976), Lucas Morán, La Revolución Cubana (1980), Leovigildo Ruíz, Diario de una Traicion: Cuba-1959 (1965), y la investigación del profesor Antonio de la Cova sobre el asalto al Cuartel Moncada en 1953, que será publicada próximamente por la Universidad de la Florida. Se utilizaron fuentes provenientes de la isla como las revistas Bohemia (Ediciones de la Libertad (1959), Fidel Castro Ruz, La_Historia Me Absolverá (1981); Ernesto Guevara, Pasajes de la Guerra Revolucionaria (1972), y la Comisión Histórica de la Columna 19 “José Tey,” Segundo Frente Oriental Frank País (1982), así como las obras de historiadores cubanos residentes en la isla, tales como Pedro Álvarez Tabío y Longa, El Combate del Uvero (1980), José Lupianez, El Movimiento Estudiantil en Santiago de Cuba (1995) y Alba Pérez y Teresa Madlum, Parque Abel Sabtamaría (1993).

La investigación incorporó todas las fuentes que se conocen. Esto no quiere decir, no obstante, que es perfectamente exhaustiva. Pudiera haber muertes no reportadas en la literatura conocida, aunque es casi seguro que no sería en un número considerable.

Con una buena representación de todos los puntos de vista de la contienda 1952-1958, tabulé y clasifiqué las muertes por motivos políticos durante este período. El total asciende a 2,719, de la cuales las fuerzas revolucionarias fueron responsables de 912 (el 33.6 porciento) y el régimen de Batista de 1,807 muertes (66.4 porciento). La Tabla presenta un resumen detallado de las muertes causadas por ambos mandos.

El fraude de Bohemia

A pesar de que los casos de muerte presentados en Bohemia apenas llegan a mil (898 para ser exactos), el referido artículo de dicha revista (que no está firmado por autor alguno) no incorporó e las muertes en combates en la Sierra Maestra. Aún así, se refiere a 20,000 muertos en su titular.

Como tampoco señala que las fuerzas revolucionarias fueron responsables de 912 muertes, una tercera parte de todas las muertes documentadas para dicho período.

Bohemia sí hizo un buen trabajo documentando y avalando las muertes que reportó. Los corresponsales daban claves sobre las identidades de los responsables de los asesinatos. Por ejemplo, cuando algún soldado, policía, o civil era asesinado por los revolucionarios, bien reportaba que las víctimas llevaban letreros colgados del cuello identificándolos como chivatos o elogiando al Movimiento 26 de Julio, o bien sostenía que habían sido víctimas de jóvenes desconocidos. En algunos casos, incluso, señalaban los nombres de los revolucionarios o policías responsables del asesinato. Si los asesinos eran policías o soldados del régimen de Batista, se utilizaba una especie de clave al reportar que las víctimas llevaban bombas inactivas, mechas de dinamita o materiales incendarios, o bien que se habían dejado sobre los cadáveres artículos de Bohemia, Carteles, o Life sobre desmanes y violaciones de derechos humanos. Las listas de víctimas que aparecen en las revistas Bohemia están avaladas por las obras académicas arriba mencionados.

El problema con Bohemia no es con los reportajes de los corresponsales, sino con los editores, que parecen no haber sabido ni contar ni sumar, aunque si multiplicar y exagerar. Y dieron a los artículos de Bohemia títulos que no correspondían a la evidencia presentada. Culpo de ello al director de Bohemia Miguel Angel Quevedo y a su editor de la sección “En Cuba,” Enrique de la Ossa, a quien Quevedo califica de “dipsomaníaco” (alcóholico) en su carta de despedida del 12 de agosto de 1969, momentos antes de su suicidio. Por cierto, Quevedo reconoció en dicha carta el fraude de Enrique de la Ossa con respecto a los 20 mil muertos, pero el daño ya estaba hecho y el régimen de Castro ha usado la falsa cifra ad nauseum.

Esta investigación sobre las muertos del 1952 al 1958 fue sugerida por mi colega, la economista disidente Marta Beatriz Roque Cabello, a quien le llamaba la atención que el régimen de Castro no había publicado una lista de víctimas para ese período después de 43 años en el poder. Pues Marta Beatriz tenía razón,¡había gato encerrado! De haberlo hecho, el régimen de Castro hubiera tenido que admitir que es responsable de aproximadamente una tercera parte de todas las muertes por motivos políticos que ocurrieron entre el 10 de mayo del 1952 y el 1ro de enero de 1959.

Análisis de la muertes del período 1952-1958

La Tabla demuestra que la policía y el ejército de Batista son responsables de 659 asesinatos extrajudiciales, mientras que los revolucionarios asesinaron extra-judicialmente a 195 policías, soldados y civiles considerados como chivatos. Es esta desproporción de asesinatos por los batistianos la que determina que el régimen de Batista fuera responsable de un mayor número de muertes que los revolucionarios.

Contando tanto combates rurales como urbanos, las fuerzas revolucionarias perdieron 445 guerrilleros, que murieron en combates, pero le causaron al ejército de Batista bajas aún mayores, de 487 soldados muertos en combate. Los guerrilleros también perdieron dos hombres en muertes por accidentes de jeeps y nueve muertes por escapes de tiros y tiros al aire (o balas perdidas).

En conclusión, la guerrilla rural revolucionaria gana las batallas de las sierras y le administra al ejército de Batista 1.1 muertes por cada guerrillero muerto en combate.

La cifra de guerrilleros y soldados muertos en las sierras y en áreas rurales asciende a 1,235 muertos, lo que representa el 44.5% del total de muertes (2,719) reportadas en la literatura.

Resulta extraño que se considere a la Revolución Cubana como una revolución campesina cuando la mayoría de las muertes ocurrió en áreas urbanas. Se llegó al número de muertes ocurridas en áreas rurales sumando los muertos en combates, los fusilamientos de campesinos, los prisioneros de guerra asesinados en el Central Macareno y en Alegría del Pio, así como los prisioneros del Corinthia asesinados por Fermín Cowley. También se añandieron las víctimas de los bombardeos de la Aviación de Batista y los guerrilleros muertos por accidentes en las sierras.

Es sorprendente el gran número de campesinos fusilados por los guerrilleros en las sierras, acusados de ser informantes y espías (chivatos) del ejército de Batista. En resumen, la Revolución campesina fusiló a casi igual número de campesinos que el ejército de Batista (95 campesinos fusilados por la guerrilla vs. 105 campesinos fusilados por el ejército batistiano). Encontramos a Fidel y a Raul Castro, al Ché Guevara, a Jesús Carrera-Zayas y a Camilo Cienfuegos, entre otros, fusilando a campesinos. Para todos los fusilados en la Sierra Maestra se pudo encontrar identidad, fecha y circunstancias del fusilamiento.

Con respecto a la lucha de guerrillas en áreas urbanas, la policía y el ejército de Batista fueron responsables de la muerte de 418 revolucionarios en combates urbanos en los Cuarteles Moncada, Céspedes, y Goicuría, la insurrección naval de Cienfuegos, tiroteos ocurridos en áreas urbanas y como resultado de la fuga de presos. Por el otro lado, los comandos guerrilleros mataron a 88 soldados, policías y marineros en el Cuartel Moncada, el asalto al Palacio Presidencial y en tiroteos en áreas urbanas. En este sentido, la guerra de guerrillas urbana la ganan las tropas batistianas.

Tabla: Resumen de Muertes por Motivos Políticos en Cuba durante el Período de Insurrección de la Revolución Cubana, 1952-1958

A) Muertes Causadas por Fuerzas de Batista
  • Revolucionarios muertos en combate en el Asalto al Moncada: 8 (en 1953)
  • Revolucionarios muertos en combate en el asalto al Cuartel Céspedes de Bayamo: 10 (en 1953)
  • Marineros y revolucionarios muertos en combate durante la Insurrección Naval de Cienfuegos: 60 (en 1957)
  • Revolucionarios muertos en combate en el asalto a Palacio Presidencial: 25 (en 1957)
  • Guerrilleros muertos en combate en las campañas de las sierras: 445 (4 en 1956, 35 en 1957, 406 en 1958)
  • Revolucionarios muertos en combate en el asalto al Cuartel Goicuría: 16 (en 1956)
  • Asesinato de prisioneros de guerra en el cuartel Goicuría: 1 (Reynold García en 1956)
  • Asesinato de prisioneros de guerra del Moncada: 56 (en 1953)
  • Asesinato de prisioneros de guerra del Cuartel Céspedes: 156 (en 1953)
  • Civiles asesinados en Santiago en represalia por el asalto al Moncada: 9 (en 1953)
  • Revolucionarios y civiles muertos en bombardeos de la Fuerza Aérea: 37 (en 1958)
  • Asesinatos extra-judiciales por la policía y el ejército: 659 (6 en 1952, 7 en 1953, 6 en 1954, 14 en 1955, 38 en 1956, 22 en 1957, 566 en 1958)
  • Guerrilleros asesinados después de rendirse en combates en el Central Macareno y otros combates: 14 (en 1958)
  • Guerrilleros Prisioneros de Guerra Asesinados en Alegría del Pío: 21 (en 1958)
  • Prisioneros de guerra de la Expedición Corinthia asesinados por Fermín Cowley: 20 (en 1957)
  • Soldados leales a Prío muertos en tiroteos en el Palacio Presidencial: 1 (en 1952)
  • Fusilamientos de campesinos colaboradores de la guerrilla: 105 (40 en 1956, 14 en 1957, 51 en 1958)
  • Desapariciones de revolucionarios arrestados: 12 Casos (2 en 1955, 4 en 1957, 6 en 1958)
  • Revolucionarios muertos en tiroteos urbanos durante la Huelga General: 147 (en 1958)
  • Otros revolucionarios muertos en otros tiroteos urbanos: 125 (7 en 1953, 2 en 1955, 24 en 1956, 33 en 1957, 59 en 1958)
  • Presos políticos asesinados en prisión: 12 (1 en 1954, 7 en 1956, 1 en 1957, 3 en 1958)
  • Muertes en prisión de revolucionarios por negligencia médica: 1 (en 1957)
  • Suicidios de revolucionarios bajo arresto: 8 (1 en 1956, 1 en 1957, 6 en 1958)
Subtotal: 1,807 muertos reportados (7 en 1952, 13 en 1953, 6 en 1954, 19 en 1955, 152 en 1956, 216 en 1957, 295 en 1958).
B) Muertes Causadas por Fuerzas Revolucionarias Anti-Batistianas
  • Desertores revolucionarios ejecutados en México: 3 (en 1956)
  • Soldados muertos en combate en el Cuartel Moncada: 22 (en 1953)
  • Asesinatos de soldados y enfermeros en el Hospital del Cuartel Moncada: 3 (en 1953)
  • Soldados muertos en combates contra guerrilleros en áreas rurales y en las sierras: 487 (2 en 1956, 33 en 1957, 452 en 1958)
  • Soldados y policías muertos en combates durante la Insurrección Naval de Cienfuegos: 12 (en 1957)
  • Asesinatos extra-judiciales: 191 (1 en 1952, 2 en 1853, 4 en 1954, 2 en 1955, 10 en 1956, 36 en 1957, 136 en 1958)
  • Fusilamientos de campesinos en las sierras y en áreas rurales: 95 (1 en 1956, 46 en 1957, 48 en 1956)
  • Policías muertos en tiroteo en Palacio durante el Golpe de Estado: 2 (en 1952)
  • Revolucionarios y civiles muertos por explosiones de bombas en actos terroristas: 28 ( 3 en 1953, 1 en 1954, 1 en 1955, 1 en 1956, 11 en 1957, 11 en 1958), Soldados, policías y civiles muertos en otros tiroteos urbanos: 52 (4 en 1953, 1 en 1955, 7 en 1956, 5 en 1957, 35 en 1958)
  • Soldados muertos en fugas de prisión: 1 (en 1956)
  • Desapariciones de oficiales del gobierno de Batista: 2 (en 1958)
  • Muerte accidentales: Civiles inocentes muertos en tiroteos iniciados por fuerzas revolucionarias en Cienfuegos: 3 (en 1957), Guerrilleros muertos en accidentes de jeeps en las sierras: 2 (en 1958), Guerrilleros muertos por tiros escapados o tiros sueltos (o balas perdidas) y/o tiros al aire: 9 (en 1958)
    Subtotal: 912 muertos reportados (3 en 1952, 34 en 1953, 5 en 1954, 4 en 1955, 25 en 1956, 146 en 1957, 695 en 1958).

 

  • Total: 2,719 Muertos (912 + 1,807 =2,719)

 

Armando Lago, doctor en Economía de la Universidad de Harvard (1966), es miembro fundador y expresidente de la Asociación para el Estudio de la Economía Cubana (ASCE) y co-autor del libro The Politics of Psychiatry in Revolutionary Cuba, (Transaction Publishers 1991). Actualmente escribe el libro The Human Costs of Social Revolutions: The Black Book of Cuban Communism y es Vice-Presidente del Free Society Project, Inc., de Washington D.C., para la cual dirige el proyecto “Registro de la Memoria Cubana.”

Deja un comentario