Hace referencia no a una persona que enferma, sino a alguien que quiere hacerse un chequeo médico y lo puede combinar con un viaje turístico

 

El portafolio cubano de inversiones incluye un proyecto de servicio de hemodiálisis en vacaciones, con dos instalaciones contempladas en La Habana y en el balneario de Varadero, valoradas en conjunto en US$1,5 millones para atender pacientes con insuficiencia renal crónica que deseen disfrutar de sus vacaciones en la isla.

“Cuba, que tiene 24 facultades de ciencias médicas en todos el país, posee una tradición de casi tres siglos en la formación de galenos, aunque esa especialidad se potenció en los últimos 50 años con la graduación de más de 140.000 médicos, tanto cubanos como procedentes de más de 120 países.”

Las autoridades cubanas calculan que esos centros, con la mitad de la ocupación, pueden atender a 2.400 pacientes al año, con ventas cercanas a 480.000 dólares anuales.

Canadá, principal mercado turístico de la isla con un millón de vacacionistas cada año, tiene unas 90.000 personas que necesitan hemodiálisis.

También hay un proyecto de servicios de salud asociados al deporte con la creación de la Clínica Internacional de Medicina del Deporte y las ciencias aplicadas, valorada en unos US$11 millones.

Esa clínica brindará servicios médicos a deportistas extranjeros, funcionarios del deporte, tanto activos como retirados, lo cual puede hacerse extensivo a practicantes de actividades físicas de forma sistemática.

También puede realizar controles médicos del entrenamiento deportivo, evaluaciones de las adaptaciones a las cargas del entrenamiento o del ejercicio físico desde el punto de vista medico y psicológico, fisioprofilaxis y rehabilitación deportiva y comunitaria, fisiología del ejercicio y pruebas específicas de terreno para las distintas disciplinas.

Un tercer proyecto es la edificación del Centro Exclusivo de Calidad de vida, en un polo turístico de la isla aún por definir y con una inversión de US$30 millones.

Ese centro atenderá a unas 1.300 personas, la mitad de éstas acompañantes de los pacientes, para un ingreso anual de US$8,5 millones y con un periodo de recuperación de la inversión de 3,5 años.

Estos son los primeros proyectos para la inversión extranjera en la salud pública de la isla, que tiene un pilar económico en la exportación de los servicios médicos.

Cuba, que tiene 24 facultades de ciencias médicas en todos el país, posee una tradición de casi tres siglos en la formación de galenos, aunque esa especialidad se potenció en los últimos 50 años con la graduación de más de 140.000 médicos, tanto cubanos como procedentes de más de 120 países.

La isla, donde la salud pública es universal y gratuita, es además una de las naciones del mundo con mejores indicadores sanitarios, a lo cual se suma un creciente desarrollo de la infraestructura de los servicios y el capital humano.

Deja un comentario