París, 18 de julio de 2015.
Querida Ofelia:
Hacía años que no iba al Museo de Cera (Grévin) de París. Aproveché para llevar a mis nietos a ese mundo de maravillas en pleno corazón de La Ciudad Luz.
Espejo de la actualidad en tres dimensiones, Grévin lugar mítico de la diversión y de la ilusión desde el 1882, es una representación teatralizada de las celebridades modernas, que marcan su época y participan así en la construcción de la pequeña y de la gran Historia, que sea eterna o efímera.
Bajo los flashes que crepitan, las celebridades de moda tienen cita en la más parisina de las direcciones. Hay un ambiente refinado y el traje de etiqueta es exigido por las estrellas del espectáculo. Alrededor del piano, las voces son las más bellas e internacionales. La atmósfera es relajada para compartir una copa en convivialidad en el café con los grandes nombres del cine francés. Grévin crea en estos decorados la ilusión de un encuentro interactivo. En el curso de la visita, la sala de clases de danza, o el camerino del teatro, ofrecen a los visitantes un momento de encuentro privilegiado con sus artistas preferidos y les invitan a conocer el Espíritu de París.
De la edad media al siglo XXI, Grévin muestra los grandes acontecimientos de la Historia. Juana de Arco en la hoguera, Luis XIV y su corte en Versalles o incluso el asesinato de Henri IV, son algunos de los episodios históricos ineludibles que los visitantes pueden vivir. ¿Qué niño no soñó con encontrarse sobre el asteroide del Principito de Saint-Exupéry, estrechar la mano de Titeuf o acercarse a Scrat, la ardilla célebre. En Grévin es posible.
Penetrar en Grévin, es también admirar decorados históricos clasificados, que constituyen el ambiente original del sitio.
Se encuentra un teatro a la italiana, construido en 1900 por el arquitecto Rives y decorado por Antoine Bourdelle con altos relieves y por Jules Chéret con la tela original que constituye la cortina de escena. Fue clasificado en el inventario de los Monumentos Históricos en 1964, por André Malraux. La gran escalera de mármol, fue construida en 1900 por el arquitecto Rives. La Cúpula y la Sala de las Columnas de marco barroco, firmadas Esnault-Pelterie, con dorados y en mosaicos, fueron creadas y construidas en 1882 para acoger a las primeras celebridades de cera.
El Palacio de los Espejismos, el sonido, las luces y las ilusiones óptica únicas en el mundo, realizados por Eugenio Hénard y presentados en la Exposición Universal de 1900 en el Trocadero, se integró a Grévin en 1906. Fue totalmente renovado en el 2006 después de 5 años. Hoy día Manu Katché firma la música y Bernard Szajner, la iluminación.
La historia de Grévin nace de una idea inédita para más de un siglo de diversión.
A finales del siglo XIX, Arthur Meyer, periodista y fundador del diario célebre Le Gaulois, tuvo la idea de presentar a sus contemporáneos a las personalidades importantes sobre los cuales escribía, pero en tres dimensiones. En una época en que la fotografía todavía no era utilizada por la prensa, imaginó la creación de un lugar donde el público podría por fin “conocer el rostro” de las personalidades de la actualidad. Para llevar a cabo aquel proyecto original, acudió a Alfred Grévin. A la vez dibujante humorístico, creador de trajes de teatro y escultor, este último se invistió en el proyecto, hasta darle su nombre. ¡Cuando Grévin abrió sus puertas el 5 de junio de 1882, el éxito fue inmediato!
En 1883, Gabriel Thomas, un gran financiero de la sociedad de Explotación de la Torre Eiffel y del teatro de Los Campos Elíseos, le aseguró a Grévin una estructura económica que le permitió desarrollarse rápidamente. Enriqueció así el sitio con nuevos decorados que constituyen hoy un patrimonio precioso, tales como el Teatro Grévin yel Palacio de los Espejismos. Más de un siglo después y fiel al espíritu de sus tres padres fundadores, este lugar único en su género le sigue ofreciendo al público la oportunidad increíble de “tocar con los ojos” a las celebridades de la actualidad.
Algunos datos:

-El 5 de junio de 1882: ¡Grévin abrió sus puertas y a más de un siglo de éxitos continúa!
-1892: proyección del primer dibujo animado del mundo “Pobre Pierrot” gracias a la invención de Emilio Reynaud: el teatro óptico.
-1900 y 1906: Grévin se enriquece de nuevos decorados: el Teatro a la italiana y el Palacio de los Espejismos.
-1999: Grévin entra en el Grupo Grévin y Cia.
– 2001: la Academia Grévin es constituida; bajo la presidencia de Bernard Pivot. Once académicos designan al feliz elegido a partir de una selección propuesta por Grévin.
– 2001: totalmente renovado, el sitio propone un nuevo circuito de visita, moderno e interactivo (inversión total: 8 millones de euros).
-2002: Henri Salvador es el primer personaje con sonido, que ríe cuando un visitante pasa frente a él.
-2003: Grévin recibe el Gran Premio del Turismo 2003, que recompensa al mejor equipo turístico adaptado a la acogida de las personas minusválidas.
-Más de 2 000 personalidades de cera se han presentado desde la apertura. Cerca de 200 celebridades residen actualmente en Grévin y varias centenas duermen en las reservas situadas cerca de París.
– 2012: Grévin celebró sus 130 años.
-2013: apertura del Grévin Montréal.
-2014: apertura de Grévin Praga.
-2014: transformación de la Sala de las Columnas en un ambiente ” fashion ” combinando el decorado patrimonial y las nuevas tecnologías.

Sin que el público imagine su presencia; escultores y maquilladores construyen el alma de este lugar tan particular. De la escultura al traje, he aquí descubiertos los secretos de realización de un personaje de cera. Todo comienza con la escultura; el escultor encuentra a la personalidad y va a modelar su cara y el cuerpo en barro, según las fotografías y las medidas tomadas. Luego, viene la etapa del moldeado; el yeso envuelve la escultura de arcilla, luego en ese molde es vaciada la cera. Para darle los colores de la vida, la cara es maquillada a la pintura al óleo; los verdaderos cabellos son implantados uno a uno, luego peinados. Los ojos de cristal dan a la mirada una expresión inquietante.

El traje es a menudo ofrecido por el feliz elegido, lo cual aporta el toque final a esa semejanza hiperrealista. Investigaciones meticulosas son necesarias para los trajes históricos, para la elección de los tejidos, los cortes de su época, las joyas y los adornos.
Algunos datos:
-De la escultura al traje, cerca de 15 especialistas son movilizados.
-500 000 cabellos naturales (aproximadamente 200 gr), son implantados en cada cabeza.
-130 litros de laca y de gel al año son necesarios para la belleza de 300 figuras de cera.
-15 kgs. de yeso se utilizan para una cabeza y 2 kgs. para una mano.
-100 kgs. de cera al año.
-70 tubos de pintura al aceite para el maquillaje.

El arte delicado de la cera fue puesto al gusto de día por Arthur Meyer con la apertura de Grévin a finales del siglo XIX. Es cera natural de abeja la que fue utilizada, porque su textura se acerca asombrosamente al aspecto de la piel humana y conserva su forma en el curso de los años, sin retractarse ni cambiar de color. Sigue siendo trabajada en Grévin, la cera es un material que hay que manipular con maestría; una temperatura demasiado elevada corre peligro por ejemplo de hacerla cuajarse demasiado rápidamente. ¡Y sin embargo, en caso de defecto de fabricación de la cabeza, nada más simple que refundirla de nuevo hasta la obtención del resultado perfecto! Grévin es una escuela de aprendizaje único.
El empleo de la cera nos llega desde los tiempos remotos. Antaño, en el antiguo Egipto y la Antigüedad romana, se apaciguaba al pueblo afligido, presentándole la efigie de cera de su difunto rey. Preservada su expresión para siempre, daba el aire tan apaciblemente adormecido, que hacía aceptar la desaparición de su cuerpo de simple mortal.
Las semejanzas son sorprendentes. ¿Es la personalidad viva o su duplicado en cera? Grévin se enorgullece de mantener la confusión en este juego de engaños en complicidad con las celebridades que vinieron para posar en sus talleres. Atraído, hipnotizado, el público se impresiona tratando de encontrar una chispa de vida que parece burbujear en el fondo de cada mirada de estos seres de cera.
Turbadas, las personalidades lo son también; la actitud, los rasgos del rostro o la postura vestimentaria son asombrosos. Con ocasión del descubrimiento de su personaje, cada uno a menudo declara su felicidad al tener por fin un gemelo o una gemela.
En cuanto a los nietos de Jean Gabin, tuvieron la impresión de recobrar a su abuelo en carne y en hueso, cuando se acercaron su figura de cera en el 2001.
En la Academia Grévin las nuevas celebridades de cera son escogidas a partir de las sugerencias de Lionel Chouchan, Presidente de la agencia Public Sytème, la Academia Grévin fue creada en enero de 2001. Con el fin de mantener la tradición del fundador del museo Arthur Meyer, se decidió que los miembros de la Academia Grévin serían todos hombres y mujeres de prensa, con el fin de estar siempre en el corazón de la actualidad y en el corazón de este periódico de tercera dimensión que es Grévin y que, históricamente, rinde homenaje a los que aparecen en las páginas de los periódicos.
Cada año, la Academia Grévin elige entre cuatro y seis nuevas personalidades que tienen el privilegio de unirse a Grévin. Bernard Pivot fue nombrado Presidente de la Academia Grévin, cargo que ocupó hasta el 26 de marzo de 2014, fecha en la que Stéphane Bern aceptó reemplazarlo.
Para ser miembro de la Academia, no basta con ser periodista o animador sino también ser fiel y apasionado desde siempre del célebre establecimiento. Es el caso de todos los miembros de la Academia Grévin: Eva Ruggiéri, Christine Orban, Daniéla Lumbroso, Gérard Holtz, Laurent Boyer, Jacques Pessis, William Leymergie, Henry-Jean Servat, Paul Wermus y Pierre Tchernia.

El Grévin de los niños niños ofrece el Trayecto Descubrimiento. Grévin les descubre los secretos de fabricación de los personajes desde la escultura al traje. Pueden tocar: la cera, la resina, los ojos, los cabellos, los tejidos, sentir el olor de la cera caliente o de la pintura al óleo. El Trayecto Descubrimiento explica las cuatro grandes etapas del nacimiento de un personaje: escultura, moldeado, vaciado, peinado, maquillaje y por fin los trajes y los accesorios.
Las Visitas Contadas, son un modo lúdico de comprender la Historia. Disfrazados de princesas o de caballeros y acompañados por una actriz en traje histórico, los niños van a viajar a través de los siglos para el encuentro de los hombres y de las mujeres que hicieron la historia. La visita acaba con la revelación de los secretos de fabricación de los personajes de cera en el nuevo Trayecto Descubrimiento. Grévin organiza para los niños de 7 a 12 años un viaje a través de la Historia, cada sábado y domingos a las horas 2 y 30 p.m. (horario fuera de vacaciones escolares). La visita contada es organizada para grupos hasta de 15 niños al máximo.
Esta visita acompañado por mis nietos de 6 y 8 años, fue como un regreso a mi lejana infancia.
Un gran abrazo desde La Ciudad Luz,
Félix José Hernández.

Deja un comentario