El ‘negocio’ asociativo de los Rabanillo en Cuba

Dos generaciones de Rabanillo dirigiendo los destinos (y los fondos) de la Colonia Zamorana de Cuba

  • Una conferencia sobre Sergio Rabanillo centra la cuarta jornada del centenario de la Colonia Zamorana de Cuba

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sergio Rabanillo Dámera: el hijo del patriarca,(vicepresidente)
María Antonia Rabanillo Dámera: hija del patriarca (presidenta de la Agrupación de Sociedades Castellanas y Leonesas, y de la Colonia Zamorana en Cuba)
 

La figura de Sergio Rabanillo Prada, presidente ilustre durante muchos años de la Colonia de Zamora en Cuba, centró la cuarta jornada de la celebración del centenario de esta entidad. Su hijo, Sergio Rabanillo, dio una conferencia en la que dio cuenta del trabajo de su padre a favor de la colectividad.

Se encontraron presentes en esta jornada de conmemoración, José Luis Bermúdez, diputado de Educación, Cultura, Emigración y Deporte de la provincia de Zamora; María Antonia Rabanillo, presidenta de la Agrupación de Sociedades Castellanas y Leonesas, y de la Colonia Zamorana en Cuba; y Néstor Martínez, nieto de uno de los fundadores de la Colonia Zamorana de Cuba; así como miembros de la Junta Directiva de la Agrupación de Sociedades Castellanas; y representantes de Cultura del municipio Habana Vieja.

La conferencia cerró un ciclo de coloquios, ofrecidos a lo largo de cuatro años, sobre los principales presidentes de la Colonia Zamorana, entre los que se encuentran además de Rabanillo Prada, Jacinto Cristóbal, Claudio Luelmo y Francisco Sánchez Tamame.

En palabras de su hijo, Sergio Rabanillo fue un zamorano que dedicó gran parte de su vida a la Sociedad y a la Colonia. Entre sus logros más importantes se encuentran el rejuvenecimiento de la directiva de la Colonia, el mejoramiento de las relaciones con el Consulado de España y el restablecimiento de relaciones con la Diputación de Zamora.

“Con su accionar creó la estrategia para que esas condiciones favorables que existían en aquel entonces propiciaran una transformación. Fue el padre del cambio de la Colonia Zamorana de Cuba”, puntualizó Sergio.

Al concluir sus palabras, jóvenes asociados de la Colonia escenificaron el surgimiento de la Primera Asamblea General, ocurrida el 4 de septiembre de 1916 en un salón del Centro Castellano. Finalizó la jornada de festividad con el espectáculo ‘Añoranza Zamorana’, en el teatro Raquel Revuelta, del grupo de Coros y danzas Bajo Duero.

Hispanista revivido.