Sin gran participación—dos puntos inferior a 2011—, con el PP como partido más votado, pero sin mayorías absolutas que podrían suponer para los populares una enorme pérdida de poder. La noche del 24 de mayo dejó un mapa territorial por definir, donde Podemos y Ciudadanos serán ‘llave’ para gobernar en prácticamente todas las autonomías. El PP podría ceder Castilla-La Mancha, Extremadura, Comunidad Valenciana, Aragón y Asturias además de municipios como Madrid, Valencia, Sevilla o Valladolid. Fotogalería Ángel Gabilondo, a la espera del resultado 48 Fotos Las elecciones del 24-M, en imágenes Partiendo de mayorías absolutas en 2011, los resultados del PP rozan el descalabro. En Comunidad Valenciana Alberto Fabra pierde el Gobierno ante la consolidación de Compromís como tercera fuerza y la irrupción de Ciudadanos y Podemos. En Castilla-La Mancha no hubo mayoría absoluta de Cospedal, como auguraban las encuestas, dejando a PSOE y Podemos con la decisión de dejar a la Secretaria General del PP sin el mando en la autonomía. Y Extremadura también se da un vuelco y Monago dejaría de gobernar. Así, el PP solo podría gobernar con acuerdos en Castilla y León, La Rioja y Murcia. En cuanto a las municipales andaluzas, se confirma el giro que dio la Comunidad en las elecciones de marzo con los populares perdiendo todas las mayorías.Cristina Cifuentes puede ser el gran consuelo del Partido Popular: con el apoyo de Ciudadanos podría ser presidenta.

Deja un comentario