El PSOE presentará su Ley de Memoria histórica bis en el Congreso

La misma interesa a los españoles de Cuba porque contempla una disposición adicional que permite el acceso a la nacionalidad a los descendientes de españoles.

La misma interesa a los españoles de Cuba porque contempla una disposición adicional que permite el acceso a la nacionalidad a los descendientes de españoles.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha presentado este lunes la propuesta de reforma de la ley de Memoria Histórica aprobada en 2007 por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que de acuerdo con fuentes socialistas contempla la retirada de los restos mortales de Francisco Franco del Valle de los Caídos.

Según Sánchez, la forma de la Ley persigue «garantizar su cumplimiento efectivo» ante un Gobierno que «no ha volcado recursos económicos” ni «instrumentos de desarrollo» para su aplicación. El texto será registrado este martes en el Congreso de los Diputados.

Con motivo del décimo aniversario de la entrada en vigor de la norma, Sánchez ha planteado una «mejora» que incluye la creación de un banco público de ADN para facilitar las localizaciones e identificaciones de los represaliados, un censo nacional de víctimas de la dictadura franquista y la nulidad de las resoluciones y sentencias de los tribunales «ilegítimos» del régimen, aunque en su discurso no ha hecho alusión al traslado de los restos mortales de Franco, cuya retirada del Valle de los Caídos ya había sido propuesta por otros grupos en el Senado como Compromís y que fue objeto de debate en el Congreso.

El objetivo de la reforma legal que plantea el PSOE pasaría por convertir las instalaciones del Valle de los Caídos en una suerte de Centro Nacional de la Memoria cuyo objetivo sería «dignificar a las víctimas». Al margen de Franco, los restos mortales de José Antonio Primo de Rivera también serían cambiados de ubicación.



Precedente en el Congreso

A principios del pasado mes de mayo, el PSOE ya presentó en el Congreso una proposición no de ley en el Congreso en la que reclamaba el traslado de los restos de Franco, que salió adelante con 198 votos a favor. El PP se abstuvo en la votación pero posteriormente el Gobierno aclaró que dejaría sin aplicación la proposición no de ley -que carece de valor vinculante- para no «reabrir heridas». El Ejecutivo apeló entonces a que la ley de Memoria Histórica no recoge ningún desenterramiento en El Valle de los Caídos. Ahora, el PSOE plantea el cambio de la norma con tal efecto.

La reforma legislativa que los socialistas llevarán al Congreso pretende que el Estado asuma la obligación de localizar y exhumar las fosas comunes en las que se encuentran enterradas las víctimas y que estás sean de titularidad pública [la actual ley deja esa tarea en manos de las asociaciones y fundaciones] y contempla la creación de una «comisión de la verdad» que investigue la violación de los derechos humanos ya que «todavía hay una memoria silenciada en cunetas, paredones y cementerios». Asimismo, plantea la anulación de pleno derecho de las resoluciones, penas y sanciones adoptadas por los tribunales durante la dictadura. El objetivo de los socialistas es que se juzguen los delitos del franquismo que hasta la fecha ha hecho imposible la ley de Amnistía.

Sánchez ha escogido el paredón del cementerio de la localidad valenciana de Paterna, donde se fusilaron a 2.238 personas, para la presentación de lareforma de una ley que, según ha argumentado, «el PP ha ignorado desde que llegó al Gobierno». Sánchez ha alertado del «auge de la extrema derecha» en algunos países europeos. A su juicio, «el odio surge del olvido», por lo que ha cargado contra el «falso argumento de los conservadores de no reabrir heridas».

La reforma legal presentada ante un paredón que el Gobierno valenciano tiene previsto declarar Bien de Interés Cultural (BIC) busca asimismo garantizar la «retirada efectiva de toda la simbología de la dictadura» toda vez que «un país que honra a sus víctimas es un país mejor». En esa línea, ha acusado al PP de «no tener voluntad política, ni vocación de diálogo ni de aportar recursos presupuestarios» para llevar a cabo tal tarea.

El texto legislativo contempla una «reforma en profundidad» de la Ley de Memoria Histórica y ha sido redactado por el secretario de Justicia y Libertades del PSPV-PSOE, Andrés Perello, y por Fernando Martínez, responsable de memoria democrática de la Ejecutiva del PSOE, en colaboración con entidades memorialistas y juristas como el exjuez Baltasar Garzón y el exfiscal Jose Antonio Martín Pallín.

Hispanista revivido.