Muy bonito, pero ¿De dónde sacaron el dinero?

Es de color verde y ostenta el escudo de la República de Cuba en armas, su valor facial es de diez centavos. Sencillo en su confección, posee un altísimo valor histórico, además de afectivo. Se trata del conocido como Sello mambí, puesto a circular en plena contienda independentista.

Debe conocer que durante las guerras independentistas contra el colonialismo hispano, los mambises mantuvieron un eficaz servicio de correos en los campos de Cuba Libre. Estos se extendieron, en 1874, desde Santiago de Cuba hasta Colón, en el occidente. Se considera que fue ese propio año cuando se efectuó la primera emisión.

Según expone el estudioso José Luis Guerra Aguiar en su obra Historia postal de Cuba, se autorizó dicha emisión “en la cantidad de 100 000 ejemplares por la Junta Central Revolucionaria e impreso, de acuerdo a los indicios existentes, por la Continental Bank Note Co., que fue la casa grabadora que realizó la impresión de los bonos emitidos en esos años, y que fue absorbida por la American Bank Note Co. en Febrero 4 de 1879.”

Se conoce que se vendieron 51,827 de estas estampillas durante la Guerra de los Diez Años.

Quienes visiten el Museo Postal Cubano, en La Habana, podrán apreciar además del Sello Mambí, un ejemplar del periódico mambí El Tínima que fuese transportado por el correo insurrecto en 1869 desde Cubitas hasta Yaguajay, aunque no lleva adherido sello alguno sí tiene estampado un cuño de expedición de la Administración de correos de Cubitas.

La existencia de escasas cubiertas de cartas y pliegos tramitados por el correo de la República de Cuba en Armas se debe, sobre todo, a las difíciles condiciones en que se desarrollaba la guerra, y resulta totalmente comprensible que tras la lectura de los mensajes las cartas fuesen destruidas para evitar su ocupación por el enemigo.

Deja un comentario