Elecciones en Perú, el nivel de los candidatos puesto en duda

El candidato Alan García califica a uno de sus contrincantes, Pedro Pablo Kuczynski de “polaco, judío y …francés”


A sólo tres semanas de las elecciones peruanas del 10 de abril, la situación de la campaña parece cada vez más confusa. A la exclusión de dos importantes candidatos por diferentes irregularidades, ahora se suma nuevas investigaciones contra Keiko Fujimori, primera en las encuestas, y contra varios candidatos al congreso peruano.

Como en todo país que celebra elecciones, la opinión pública le pone especial atención a las encuestas que diferentes empresas realizan para los medios de comunicación. Perú no es la excepción y todos estos estudios coinciden en dos datos importantes: el primer lugar –con un promedio de 32% y 15 puntos de ventaja sobre su inmediato perseguidor– de Fujimori, y la cifra muy pobre –entre el 5 y 7%– que todos recogen para Alan García, dos veces presidente peruano (1985-1990; 2006-2011), que aspira a un tercer gobierno.

Esta situación de García –que esta vez representa a su partido APRA en alianza con el conservador Partido Popular Cristiano– ha provocado ciertas actitudes que denotan mucho nerviosismo y preocupación. Golpes a miembros de su seguridad, broncas a sus colaboradores, algunas palabras subidas de tono y respuestas desafiantes a los pocos periodistas que se atreven a cuestionar sus propuestas o su pasado, entre otras cosas.

Sin embargo, la última reacción de García contra uno de los candidatos ha llamado mucho la atención. El expresidente atacó a Pedro Pablo Kuczynski, un economista muy respetado que fue ministro de Economía y Primer Ministro en el gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006). PPK, como se le conoce más popularmente, se ubica en el segundo lugar de unas encuestas que además le dan la victoria ante Fujimori en una más que probable segunda vuelta. Esto no parece gustar a García y, en un intento desesperado por ganar algunos puntos más de intención de voto, arremetió contra él recordando su origen.

En una entrevista a Radio Capital criticó a PPK por tener pasaporte estadounidense y dijo que no tenía “un gramo de sangre peruana”. Pero fue más allá y agregó que “tiene de polacos, judíos, no sé de dónde, franceses. De peruano, cero. De casualidad nació acá. No tiene un gramo de sangre peruana, cero”. Además, respecto a su doble nacionalidad dijo: “Leyó ante la bandera americana y la biblia un juramento que dice juro que renuncia para siempre a toda bandera, soberanía o Estado al que haya servido y tomará las armas de los Estados Unidos para defender los intereses de la gran nación norteamericana”. Por eso dijo que puede ser “un buen ministro, buen técnico, pero personificar a la Nación y encarnar al país, de ninguna manera”.

Este ataque, que sólo fue respondido por el entrevistador con un “eso sí es cierto”, no parece haberle hecho un favor a García. Mas bien todo lo contrario. Sus cifras en las encuestas no se recuperan y las reacciones a estas palabras han sido diversas en redes sociales, donde muchos han criticado su posición, en algunos casos por su carácter xenófobo contra Kuczynski quien nació en Lima en 1938 y dedicó buena parte de su vida profesional a trabajar en el sector público peruano.

Hispanista revivido.