La presidenta de la sociedad, Marina del Pilar García Moreira, resaltó el principio de unidad de todos los emigrantes de Lalín

La Sociedad Hijos del Partido de Lalín en La Habana culminó la celebración de su Jornada Cultural, iniciada en julio, con la tradicional peregrinación hasta el Panteón Social ubicado en la Necrópolis de Colón, donde descansan los restos de los que hace 106 años fundaron la Sociedad, así como de los que han continuado tan loable labor y también de sus familiares y colaboradores.
Con un recuento histórico, la presidenta de la sociedad, Marina del Pilar García Moreira, resaltó el principio de unidad de todos los emigrantes de Lalín, aun después de la muerte, su nobleza al no olvidar a los que quedaron en las tierras gallegas por lo que colaboraron en la construcción de escuelas, hospitales y, sobre todo, por cultivar  el amor a las tradiciones, transmitiéndolas a sus descendientes y amigos.
Un recuento inicial, que permitió resaltar el trabajo del presidente iniciador, Cándido Lamas, y de sus cercanos colaboradores, como Manuel Lorenzo, Domingo Carral, Rosendo San Martín, José María López, así como los que posteriormente guiaron la sociedad como José Ramón Fernández.
La presidenta destacó la labor de muchos asociados nativos y descendientes como María Saladina Failde, Avelina Pego, Eugenio López, Dergan Calles, José González, José Pérez Montes de Oca, que fueron portadores de las costumbres gallegas propiciando encuentros culturales. Resaltó la necesidad de fortalecer el trabajo por la unidad de los asociados, la defensa y custodia de su legado histórico cultural y el papel que deben jugar los jóvenes para que se preserven las tradiciones.

Deja un comentario