El 80% del beneficio operativo de la hotelera proviene de fuera de España

 

  • El grupo posee ya 29 hoteles en la isla

La cadena hotelera mallorquina Meliá mantiene su apuesta por la internacionalización y, en esta línea, pretende mantener su ritmo de crecimiento en 2016 e incorporar entre 20 y 25 hoteles fuera de España, según explicó ayer el fundador y presidente, Gabriel Escarrer Julià, en su discurso durante la junta de accionista de la compañía.

Escarrer señaló que el grupo apuesta por una estrategia cada vez más global y puntualizó que el 80% de su beneficio operativo ya procede de fuera de España. La cadena hotelera cuenta, actualmente, con 370 hoteles y casi 100.000 habitaciones. Dentro de su estrategia de diversificación, Escarrer destacó el desembarco en Irán con el Gran Meliá Ghoo -primer hotel internacional de cinco estrellas en el país persa-. Además, puso como ejemplo su presencia en Cuba, donde ya cuenta con 29 hoteles en operación y tres más en proceso de apertura hasta 2018.

El fundador del grupo familiar indicó que la buena evolución de los resultados y la reducción de los gastos financieros permitirá al grupo aumentar en un 33% su dividendo en 2016, hasta los 0,04 por acción.

Deja un comentario