En Santa Cruz de Tenerife y La Laguna con el Costa Mágica

Monasterio de Santa Caterina de Siena.La Laguna, Tenerife, abril de 2016.
Monasterio de Santa Caterina de Siena.La Laguna, Tenerife, abril de 2016.
Monasterio de Santa Caterina de Siena.La Laguna, Tenerife, abril de 2016.

París, 1 de junio de 2016.

Querida Ofelia:

A primera hora de la mañana del jueves 14 de abril divisamos la isla de Tenerife, fue nuestro ingreso en el interior del archipiélago Canario. A las 7 a.m. aproximadamente embarcó el práctico en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, para comenzar la maniobra de amarre en el muelle. Teníamos un cielo parcialmente nublado y +22°c.

Como hemos estado varias veces en las Islas Canarias y sobre todo en Tenerife, no deseo repetirte lo que ya te he contado en varias oportunidades. Vamos a ver si recuerdas algo importante: ¿Cuál es la montaña más alta de España? Es inútil empeñarte en mirar el mapa de la Península Ibérica porque, aún tratándose de una paradoja, la montaña más alta, con sus 3,718 metros es el Volcán del Teide, el macizo que domina Tenerife, la isla más grande del archipiélago de las Canarias, y su capital, Santa Cruz.

Este volcán domina también la conciencia e incluso los miedos de estas poblaciones, que desde siempre se han visto obligadas a enfrentarse con una fuerza de la naturaleza de proporciones sobrecogedoras, aunque, desde hace tiempo, este volcán parece querer sólo reposar. Y precisamente todas estas islas han nacido a causa de las furiosas explosiones volcánicas que han caracterizado su conformación y su variada línea orográfica: desde el Volcán del Teide, con su cima casi siempre nevada, nacen numerosos cursos de agua que favorecen una frondosa vegetación de todas clases.

El origen natural de las islas es bastante menos romántico que su origen mitológico, al que los antiguos daban una gran importancia. Según los historiógrafos griegos y latinos, estas islas eran el Jardín de los Dioses, mientras que según los historiadores, los primeros en llegar a estas islas podrían haber sido los cartaginenses, quizás precedidos algunos siglos por un temerario navegante fenicio. Sin embargo, ha sido España, por evidentes razones políticas, económicas y geográficas, la que ha ejercido fuertemente su influencia en la vida de la isla.

En la actualidad, en Tenerife viven 600,000 habitantes, un tercio de los cuales se concentra en Santa Cruz. Esta ciudad vive de un modo muy dinámico gracias a los recursos turísticos y comerciales de su propio puerto, pero también gracias a la pesca y a la agricultura: la tierra de las Canarias es muy fértil y garantiza unos buenos cultivos de bananas, viñas, tabaco, fruta y verdura de todo tipo. Esta industria, obviamente, ha atraído la atención de empresas que se ocupan de conservas alimentarias.

Quizás también gracias a estas inversiones, Santa Cruz ha podido potenciar su propia vocación turística: la ciudad es  encantadora, con su estilo sevillano, pero lo que más contagia a su visitante es la tranquilidad de su gente, hospitalaria y simpática. Merece sin duda una visita profunda el macizo del Teide, con su naturaleza salvaje, mientras que los alrededores de la ciudad están dominados por playas y jardines.

Para los amantes del shopping resulta imprescindible una visita al Puerto de la Cruz, la que puede combinarse con la del espléndido y muy cercano Jardín Botánico, mientras que los amantes de la cocina pueden encontrar en el potaje canario un potaje único en el mundo, cocido con todas las verduras producidas en la isla, que puede acompañar al puchero, un estofado a base de cinco carnes, un plato típico muy apetecible. El vino de las Canarias es considerado por los expertos como un buen vino  que vale la pena probar.

Bajamos del Costa Mágica a las 8 a.m. Tuvimos que seguir una línea azul marcada en el pavimento que nos condujo por el muelle, la aduana, el aparcamiento y un puentecito que nos llevó hasta la Plaza de España, en el bello Paseo Marítimo de la ciudad. Allí nos encontramos con Mayra; Gelsys, su hijo Michel, la esposa y los dos nietos hermosos y rubiecitos como pollitos.

Gelsys hacía diez años que no veía a su hijo y no conocía a su nuera Slavka ni a sus nietos. Ellos habían llegado en la noche anterior desde la isla de Lanzarote, en donde residen. Así fue tan grande la emoción, los besos y abrazos, que no se percataron de que alguien les llevaba la maleta cargada de regalos que Gelsys había traído desde Miami.

Michel corrió a ver si veía a alguien con la maleta, pero fue inútil. Slavka también corrió y fue a dar parte a la policía del robo. Mayra (la cual no veía a Michel desde que ella se fue de Cuba en 1978), le dijo que olvidaran el robo, que en definitiva lo material no era importante, lo principal era estar con ellos.

Tuvieron un día maravilloso compartiendo, comieron churros con chocolate, pasearon por la ciudad. Gelsys lo pasó muy feliz con sus nietos y todos poniéndose al día sobre sus vidas.

Nos despedimos de ellos, tomamos dos taxis y fuimos hacia La Laguna, que se encuentra a tan sólo 9 kilómetros  de Santa Cruz de Tenerife. Visitamos a pie esa hermosa ciudad histórica que fue declarada patrimonio mundial por la UNESCO en 1999. Su trazado original es del año 1500 y ha permanecido intacto desde su construcción. El mismo sirvió como modelo para numerosas ciudades del Nuevo Mundo. La ciudad combina cultura y comercio tradicional, con sus agradables, tascas y restaurantes. En nuestro recorrido visitamos lugares cargados de arte e historia, concentrados en apenas diez manzanas de largo por cuatro de ancho: la Iglesia y ex Convento de Santo Domingo de Guzmán, el Monasterio de Santa Catalina de Siena, el Monasterio de San Juan Bautista, el Real Santuario del Cristo de La Laguna, la Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción, la Iglesia de Nuestra Señora de los Dolores y la Catedral.

En el Monasterio de Santa Catalina de Siena,  un señor muy amable nos dio “La Siervita”, Boletín Informativo de la causa de canonización de la Sierva de Dios Sor María de Jesús de León Delgado. A continuación te envío un fragmento del mismo:

PIDAMOS POR LA PRONTA BEATIFICACIÓN DE SOR MARÍA DE JESÚS

Este folleto que tienes en las manos y que has leído hasta aquí, pretende servir para que Sor María de Jesús sea más conocida y sus devotos le pidan a Dios la gracia de su pronta beatificación. Es un aspecto importante. Porque lo que le pedimos a Dios es que. igual que nosotros la conocemos y privadamente nos encomendamos a ella, otros muchos la puedan conocer y puedan aprovechar el don de su santidad. Que conozcan su vida e intenten imitarla. Que amen al Señor y al prójimo como ella hizo. entregándose del todo a Dios como monja dominica de clausura. Por eso, si para ti es importante su testimonio de santidad, pídele al Señor que sea un testimonio eclesial para todos y que pronto sea beatificada.

SIGAMOS PIDIÉNDOLE A “LA SIERVITA”

Con sinceridad. Con sencillez, Con alegría. Con fe. Sabiendo que lo que hace­mos es bueno, es oportuno, es conveniente. Pedirle con nuestras palabras, con nuestra forma de hablar, desde nuestra necesidad. Pedirle con generosidad, pensan­do más en los demás que en nosotros mismos. Pedirle que interceda, que sirva de puente, de medio entre Jesús y nosotros, porque sabemos que Cristo es el único ca­mino para alcanzar el corazón del Padre, fuente de gracia y salvación. Pedir es reconocer la desproporción entre Dios y nosotros. Él tiene todo y noso­tros no tenemos nada. Él lo puede todo y nosotros no podemos nada.

 ORACIÓN

Dios omnipotente y misericordioso, que te dignaste colmar de bienes celestiales a tu Sierva María de Jesús desde su infancia, llegando a resplandecer por su humildad admirable, oración asidua y penitencia rigurosa; concédenos, por su intercesión la gracia que te pedimos (expóngase la petición). También te pedimos por la pronta elevación de tu Sierva a los altares. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.”

En una librería bella, como las de antaño, compré la novela más reciente de Vargas Llosa: Cinco esquinas”- la cual ya leí y te envié mi opinión sobre ella- y el DVD “El rey de La Habana”, excelente filme a no confundir con el mediocre “Un rey en La Habana” de Alexis Valdés.

Estábamos en una pastelería de la calle Obispo, merendando unos tocinillos del cielo deliciosos con nuestros nietos y nuestra Amiga del Alma Tayde, cuando entró la señora de la que te conté que había comprado una botella de vodka como souvenir de Málaga. Exclamó: “aquí hay tremendo olor a pescado”. Al verle sus rodillas lastimadas, le pregunté qué le había ocurrido y nos contó que al salir de la pasarela del barco, había tropezado y “aterrizado” sobre la alfombra. Tuve la impresión de que su despiste era muy grande, por suerte que la acompañaba una prima que la guiaba y protegía.

Tomamos dos taxis hasta El Corte Inglés de Santa Cruz, en donde mi esposa y nuestra nuera  compraron ropas y zapatos para nuestros nietos, así como gelatinas de todos los sabores, que tanto le gustan a nuestra nieta Victoria (de 7 años) y que en París no encontramos.

Regresamos al Costa Mágica, pues éste zarparía a las 4 p.m. Pero Mayra y Gelsys pensaban que partiría a las 5 p.m. A las 3 y 45 p.m. comenzaron a llamarlas por los audios. Nosotros no sabíamos qué hacer. Mi esposa llamaba por teléfono al camarote de Tayde. Yo subí al puente once para ver si las veía venir. Todos temíamos que el barco se fuera sin ellas.

Resulta que cuando llegó el momento de separarse, Slavka fue con el chiquitín caminando hasta el puerto mientras que  Gelsys, Michel, el otro niño y Mayra iban en el coche, pero como Michel vive Lanzarote y no conocía Tenerife, se equivocó en el tráfico. Mayra empezó a desesperarse, cuando de repente le dijo: -párate Michi. Se bajaron  y cogieron  un taxi, que yo vi llegar a gran velocidad por el muelle hasta la entrada del barco.

Al llegar ya casi estaba a punto de partir el barco -eran las 4 y 10 p.m.- Slavka  estaba allí en el muelle llorando y suplicando para que no partiera, mientras llamaba por el celular a Gelsys y a Michel. Ya todo había sido retirado.  Cuatro marineros las alzaron por los brazos para subir y ya dentro del barco tuvieron que saltar.

Junto a mí en el onceno puente escuché a un italiano decir: “al fin llegaron esas descaradas. Ellas paseando y nosotros esperando”.  Está demás decirte la respuesta contundente que le di. Se quedó calladito, calladito y se largó.

Llegaron extenuadas, Mayra al borde de la crisis de nervios, se fue al camarote a descansar, pero Gelsys con su flema británica, se fue a fumar un cigarrillo a babor. Una media hora más tarde, estando las dos reposándose llamaron por teléfono  de la recepción para que fueran a recoger una maleta que la policía había entregado al barco.

La policía aparentemente había capturado al ladrón y como la maleta llevaba la etiqueta con el nombre de Gelsys, el del barco y el número del camarote, después de controlarla, la entregaron al personal del barco.

De esa forma la maleta “made in China”, que había hecho el recorrido: Miami, París, Génova, Savona, Marsella, Málaga Santa Cruz de Tenerife  debería continuar viaje cargada de regalos para los nietos, el hijo y la nuera de Gelsys residente en Lanzarote. Pero aquí no acaban las desventuras de esa célebre maleta. Te lo contaré dentro de poco.

Gelsys preguntó si podía enviarla desde el barco por correo en la próxima escala y le dijeron que no, que sería más fácil enviarla en una caja, al llegar a Savona o Génova, en Italia, al final del viaje.

Concluida la maniobra de partida tomamos ruta noroeste y a estribor  pudimos admirar la costa nororiental de la Isla de Tenerife, hasta su punta más septentrional llamada Punta de Anaga. De esta forma dejamos atrás el archipiélago de las Islas Canarias, comenzando nuestra navegación hacia la Isla de Madeira.

Esa noche el Ristorante Costa Smeralda (con Mayra y Gelsys que ya habían recuperado la serenidad), nos ofreció un plato típico delicioso de  bacalao de Las Marcas, tierra de  grandes hombres y grandes ideas también  en cuanto la cocina.

Hay regiones más taciturnas, casi escondidas, cuyos habitantes, de carácter laborioso, sobrio y reservado, protegen su territorio de colinas y montes, con suaves laderas que han visto nacer numerosos ciudadanos ilustres, como Leopardi, Raffaello, Rossini y Bramante, por nombrar solo algunos.

No se puede hablar de las Marcas sin mencionar sus olivares y especialidades como las aceitunas a la ascolana, un auténtico manjar; los Zitoni (tipo de pasta) acompañados de atún y aceitunas; y los rollitos de pimiento y espelta con queso curado en fosa y salsa de tomate. Pero, sobre todo, la imaginación vuela al tournedos a la Rossini, conocido en todo el mundo.

El bacalao en salazón está muy presente en las mesas marquesanas porque es fácil de conservar y es sustancioso. El bacalao es un plato ideal y muy sano porque es magro y las grasas insaturadas y los omega 3 en su interior contribuyen a depurar nuestro organismo del colesterol. Se acentúa su sabor si se acompaña con verduras de la huerta, con tomates o servido con la pasta.

Esa noche el Teatro Urbino ofreció  “I have a dream”, el espectáculo de la tripulación del Costa Mágica. Hay que reconocer que muchos de los que cantaron o bailaron poseen talento.

A las 6 a.m. ya se veía las luces de Funchal, capital de Madeira. Pero sobre esa bella isla te contaré en mi próxima carta.

Te quiere siempre,

Félix José Hernández.