Encuéntrate conmigo en las estrellas

París, 8 de mayo de 2015.

Querida Ofelia:

Ayer terminé de leer el libro “Encuéntrate conmigo en las estrellas”, escrito por esa gran dama de la literatura cubana que es Doña Matilde L. Álvarez.

Este es su segundo libro publicado cuyo contenido, como el primero, “Perfumes del Mar y mis Recuerdos”, fue escrito en los primeros años de su exilio en los EE.UU. Esta obra que consta de cuatro poemarios: “Versos del Alma”, “Amarguras”, “Miedo” y “Recuerdos Malditos”, además de catorce cuentos, nos pasea con gran sensibilidad y sencillez por el mundo de sueños, nostalgias y fantasías de la autora. Fue presentado por los Sres. José Azel y Pedro Roig en La Casa Bacardí & Instituto de Estudios Cubanos y Cubano-Americanos, Universidad de Miami.

Este es el tercer poemario que leo de Doña Matilde, pues comencé en sentido contrario, con: “El cofre de mis recuerdos”. Los tres son hermosos, son un canto a la vida y al amor por medio de unos versos sencillos pero cargados de fuerza. El talento de la poetisa se muestra en la gran sensibilidad que demuestra al expresar por medio de su pluma: sensualidad, humor, desaire, rebeldía, vulnerabilidad, nostalgia, tristeza, anhelos de belleza y …un largo etcétera.

La autora escribe en el prólogo:

 “Tengo que decir que en aquellos años a fines de la década de los 60 y principio de los 70, como tantos exiliados, lejos de mi patria, viví en el exilio muchos sinsabores y tristezas que llegaron a mi vida, que me abrumaron e hicieron que empezara a escribir unos versos bien tristes a los que llamaba “mis locuras” y que ahora para publi­carlos he titulado “Amarguras”. Hubiera querido eliminarlos porque soy por naturaleza alegre y positiva, pero no puedo… porque fueron lamentos que me salieron del alma y como un escape a lo que tuve que vivir entonces y son, sin la menor duda una Bran parte de la his­toria de mi vida”.

 En “Versos del Alma”, encuentro un poema que calificaría de soñador:

Encuéntrate conmigo en las estrellas

ven conmigo a navegar que tengo velas

y para ti, guirnaldas de sonrisas

trinos, paz y mis quimeras.

 

Remóntate conmigo al infinito

¡no te detengas!

aférrate al mar, al sol y a las arenas

respira brisas con perfumes

de frescura, rocíos y azucenas

fantasea con los blancos algodones de las nubes

estréchame en tus brazos

ven y soñemos juntos, ven y

encuéntrate conmigo en las estrellas

 

En “Amaguras”, la nostalgia de la poetisa es patente:

Quiero un rincón, quiero estar sola

quiero hundirme en lo profundo de mis sueños

o que pudiera

mis anhelos remontar al infinito…

 

Mis raíces se hunden solo en mi sangre

pues no tengo un suelo

donde arraigar ni una quimera

mis sueños son ahora soledades, amarguras, vida entera

de silencios con sonrisas y de penas

 A lo largo del libro hay muchos bellos poemas, pero deseo hacerte leer uno de los “Cuentos Cortos” cargado de sensualidad y…de humor:

Quiero sentirte

 Quiero sentirte sobre mí. Quiero que tu cuerpo me cubra. Quiero que tu peso se incruste en mí y que tus manos me recorran como antes. Quizás no lo sepas o entiendas pero es a mí a quien inconscientemente acaricias cuando hablas. Tus manos recorren mis brazos y delinean mi contorno con frecuencia, casi sin ni saberlo. Ya no tengo la juventud que tenía cuando vine a tu vida y me escogiste para ser tuya. Pero todavía soy como un imán para ti cuando estás violen­to o muy cansado. Es a mí a quien buscas para encontrar paz y descansar. No importa lo apartado del rincón donde me encuentro. Sigo siendo tu butaca favorita.

El título del libro recuerda uno de aquellos boleros cuyas letras hacían soñar y palpitar más de prisa los corazones enamorados como “Espérame en el cielo corazón, si es que te vas primero…” interpretado por Lucho Gatica.

La portada cubanísima que muestra la gran ventana o puerta de persianas con el típico medio punto, abierta al estrellado cielo caribeño, me hace recordar la gran ventana del balcón de mi abuela paterna, Doña María, en la Villa de Marta Abreu. Estoy seguro que también a numerosos cubanos que hogaño viven lejos de nuestra tierra natal, les traerá bellos recuerdos.

Doña Matilde L. Álvarez nació en La Habana. Se graduó de Bachiller en Letras en el Colegio del Sagrado Corazón de Jesús y estudió Filosofía y Letras en la Universidad de La Habana, donde recibió un Doctorado. En los Estados Unidos de América obtuvo el Certificado de Maestra. Trabajó durante 30 años en el Departamento de Salud y Servicios de Rehabilitación. En 1993 fue la primera ejecutiva del sector público en obtener el premio “Davis Productivity Award”. De 2008 a 2010 fue la asistente del Presidente del Instituto Cultural Hispanoamericano de la Universidad de Miami, donde dictó también se conferencias.

Te haré llegar a San Cristóbal de La Habana “Encuéntrate conmigo en las estrellas”, por la vía acostumbrada,   para que después de leerlo, lo hagas circular entre los amigos. Es nuestro pequeño combate contra la censura del régimen de los Castro.

Un gran abrazo desde La Ciudad Luz con gran cariño y simpatía,

Félix José Hernández.

Encuéntrate conmigo en las estrellas. Matilde L. Álvarez. Alexandria Library Publishing House. Miami. EE.UU. ISBN: 978-1484103173

 

Hispanista revivido.