España, a la cola de Europa en hogares con acceso a Internet

Casi 7,5 millones de ciudadanos nunca han entrado en Internet y 4,1 millones de viviendas en España no disponen de acceso a la Red, según el estudio «La brecha digital en España»

El 25% de los hogares españoles están excluidos del universo digital. En concreto, casi 7,5 millones de ciudadanos nunca han entrado en Internet y 4,1 millones de viviendas en España no disponen de acceso a la Red, según el estudio «La brecha digital en España» presentado este miércoles por la Unión General de Trabajadores (UGT) de la mano del secretario general de UGT, Cándido Méndez y el secretario de Participación Sindical e Institucional del sindicato, Frederic Monell.

Entre los datos más destacados, el informe revela que España está a la cola de Europa en hogares con acceso a Internet, por detrás de la media europea y en cuarto lugar dentro de las cinco principales economías de la Unión Europea, después de Alemania, Reino Unido, Francia e Italia. El informe añade que «el dato que presenta España (71%) se encuentra lejos del objetivo de la Agenda Digital para Europa, que busca aumentar la utilización regular de Internet hasta el 75% en 2015», una meta que «dificultosamente se cumplirá» en España.

UGT indica que nuestro país ocupa la posición 16 de 27 países de la UE en población con poca renta que accede de manera frecuente a Internet. «La fractura digital en España presenta rasgos de ser endémica, sistemática y, si no ponemos remedio, será permanente y mutará a insuperable, lo que derivaría en un lastre para la competitividad de nuestra economía y para el progreso de nuestra sociedad», advierte el sindicato.

Según datos recogidos en el informe, 23 de cada 100 españoles nunca han usado Internet y solo un 69% lo hacen de forma frecuente. Además, tres de cada 10 alumnos españoles de 16 años de edad nunca –o casi nunca- usa un ordenador en las aulas.

En cuanto a la educación universitaria, los campus españoles solo disponen de un ordenador por cada 15 alumnos, una de cada cinco aulas no dispone de ningún soporte digital y uno de cada tres grupos de investigación no cuenta con una página web para publicar sus trabajos.

Tarifas por menos de 20 euros

Tras estas conclusiones, UGT propone instaurar «tarifas abordables para colectivos en situación de vulnerabilidad», que cuesten menos de 20 euros al mes y un Plan Nacional de Inclusión Tecnológica que cuente con un Alto Comisionado para la sociedad de la información. El sindicato defiende la puesta en marcha de tarifas de Internet más económicas para colectivos vulnerables que permitan una conexión de hasta 20 Mbps y contemplen el mantenimiento de la línea durante tres meses en caso de impago de las facturas.

Cándido Méndez ha criticado que la erradicación de la brecha digital no sea una prioridad de la sociedad, ya que «equivale al analfabetismo a principios del siglo XX». El autor del estudio, José Varela, ha lamentado que «más de siete millones de personas nunca entran en Internet», lo que supone una brecha digital «demasiado grande» comparada con el entorno europeo.

De acuerdo con Varela, las razones fundamentales de esta situación no son económicas ni de falta de acceso a infraestructuras, sino que en la mayor parte de los casos de debe a «falta de interés» o de conocimiento de la tecnología.

Valera ha señalado que ser mujer, tener más de 55 años, un bajo nivel de estudios o de renta, o no tener trabajo -los trabajadores inactivos que no usan Internet son tres veces más que los activos- son algunos de los factores que influyen en una menor inclusión tecnológica. Por ello, ha propuesto actuar «con medidas concretas hacia esos colectivos».

Creación de empleo

Cándido Méndez, por su parte, ha explicado las propuestas de UGT, entre las que figura la creación de un ente público de referencia, como un ministerio o –en su defecto- un alto comisionado, para la Sociedad de la Información, Telecomunicaciones y Agenda Digital, que tenga la responsabilidad en el fomento de la investigación, desarrollo e innovación (I+D+i), el aprovechamiento de las TIC y la reindustrialización de la economía española a través de las nuevas tecnologías.

Por último, el secretario de Política Institucional de UGT, Frederic Monell, ha argumentado que la Unión Europea prevé que hasta 2020 hagan falta 80.000 empleos de alta cualificación tecnológica en España, por lo que ha defendido el freno a la brecha digital como una necesidad para que la economía avance y genere empleo.

Hispanista revivido.