Las cadenas hoteleras españolas gestionan en la actualidad el 71% de las habitaciones hoteleras, un porcentaje que se incrementará este año, una vez que se pongan en marcha los nuevos proyectos ya aprobados por el Gobierno cubano.

En la actualidad trabajan en Cuba, según han confirmado a Preferente fuentes oficiales, 20 cadenas hoteleras internacionales, 10 de ellas españolas, mediante 88 contratos y 43.252 cuartos en toda la isla, lo que supone un 63,6 % del total de la planta hotelera cubana.

En este ámbito, las cadenas españolas explotan el 71% de las habitaciones hoteleras, fundamentalmente Meliá, Iberostar, Barceló, Globalia, Sercotel, NH, Blau y Roc, un porcentaje que este año se va a ver incrementado, según el ministro de Turismo, Manuel Marrero Cruz, quien ha afirmado que las hoteleras españolas, entre ellas Meliá, Iberostar, Be Live y Barceló, jugarán un papel clave en esta expansión, con una inversión que superará los mil millones de euros.

“Las inversiones son muy elevadas y los proyectos a realizar van a mejorar, aún más, la calidad de la oferta de alojamiento en la nación. La inversión se destinará a construcción, reformas y rehabilitaciones”, según ha ratificado Marrero Cruz, añadiendo que saben que “hay mucha demanda, de ahí el interés de algunas cadenas, como Iberostar, en reconvertir edificios históricos en hoteles emblemáticos. Todo esto hará que a final de esteaño superemos los cinco millones de visitantes, frente a los 4,7 millones de 2017”.

IBEROSTAR.En este sentido, la consejera delegada y vicepresidenta de Iberostar, Sabina Fluxá, así como el responsable de la división hotelera de este grupo, Aurelio Vázquez, han explicado que este año duplicarán su oferta hotelera en la mayor de las Antillas. “De aquí a final de año tendremos firmados 30 proyectos con el Gobierno cubano, por lo que pasaremos a contar 39 hoteles en la ínsula”, han afirmado.

La compañía crecerá apoyada en su nuevo segmento de hoteles heritage (establecimientos en edificios coloniales con encanto e historia) y lo hará en ciudades como Trinidad, Gibara, Santiago de Cuba y otros destinos coloniales. Su apuesta por este territorio caribeño se remonta a hace 25 años y están muy satisfechos con las rentabilidades obtenidas.

No obstante, la cadena líder en Cuba es Meliá y así seguirá siéndolo, después de que su vicepresidente y CEO, Gabriel Escarrer, haya anunciado que acaban de abrir 9 nuevos establecimientos con más de 900 habitaciones en total en el país, lo cual deja la cifra total en 37 hoteles, si bien, antes de fin de año abrirán dos más, alcanzando los 39.

Por su parte, la cadena Be Live, del grupo Globalia, pasará de cinco a nueve establecimientos, a los que hay que sumar el proyecto de María José Hidalgo y Sandro Cristoforetti en el Salado Resort, cerca de La Habana, cuya inversión supera los 500 millones de euros.

El copresidente de Barceló, Simón Pedro Barceló, ha insistido, por su parte, en que Cuba “es un destino atractivo para nosotros, de ahí que seguimos creciendo. Vamos a incorporar un alojamiento de mil camas en Varadero y hay otros proyectos en ciernes”.

INCORPORACIONES.Mientras tanto, nuevas empresas se van sumando a las ya existentes, como la empresa Banyan Tree Hotels & Resorts, de Singapur, que abrirá en este mes de mayo su segundo hotel en el polo turístico de cayo Santa María-sede de FITCUBA 2018- , en el centro-norte de Cuba, un proyecto que tendrá 252 habitaciones y se ejecuta junto al grupo local Gaviota.

La nueva instalación se comercializará bajo la marca “Angsana”, de la compañía, y brindará servicios solo a adultos.

El nuevo establecimiento busca diferenciarse del “Dhawa Cayo Santa María”, el primer enclave de la firma singapurense en el polo cubano -inaugurado en diciembre del año pasado-, cuyos 516 dormitorios están dedicados al turismo familia.

La hotelera asiática espera terminar otros dos establecimientos: un hotel de lujo bajo la marca “Banyan Tree” y otro “Angsana”, ambos en Varadero, el balneario más famoso de Cuba, a unos 140 kilómetros al este de La Habana. Banyan Tree Hotels & Resorts opera unos 50 hoteles en el mundo, la mayoría ubicados en Singapur, Indonesia, Tailandia, China y Vietnam, y desde hace ocho años manejan también dos en México.

COMPLEJO.También Sercotel Hotels ha anunciado en breve la inauguración del Sercotel Experience Cayo Santa María, situado en Jardines del Rey. Se trata de un complejo turístico de 5 estrellas todo incluido, el sexto hotel de la cadena en la isla y un paso más en su expansión en Latinoamérica.

Por otra parte, el Grupo Posadas se estrenará en julio en la Isla, tal y como anunció su director general, José Carlos Azcárraga, quien aseguró que el grupo entra en la isla bajo la marca Fiesta Americana en los polos de Varadero y Holguín.

El Fiesta Americana Punta Varadero All Inclusive se ubica en Playa Varadero, provincia de Matanzas, en una región con diversos atractivos naturales como playas, acantilados, cayos, lagunas y parques, además de restaurantes, clubs nocturnos, un campo de golf, marinas y centros de buceo. El establecimiento contará con 633 habitaciones.

La segunda propiedad, el Fiesta Americana Holguín Costa Verde All Inclusive se localiza en Playa Pesquero, en la oriental provincia holguinera. Este resort cuenta con 749 habitaciones.

Está previsto que ambos alojamientos abran sus puertas a partir del uno de julio. De hecho, las reservas se podían realizar ya a partir de marzo, a través de los hoteles Fiesta Americana.

 

Meliá, el primer inversor

Meliá Hotels International ha incorporado a su cartera en Cuba, que opera bajo la marca Meliá Cuba, cinco nuevos establecimientos durante el primer trimestre del año cumpliendo con sus previsiones, que suman en conjunto 409 habitaciones adicionales.

Los hoteles se ubican en las ciudades de Cienfuegos (‘La Unión’, ‘Jagua’, y ‘Meliá San Carlos’), Camagüey (‘Hotel Colón’ y ‘Gran Hotel’) y representan un nuevo enfoque para Meliá en la isla, pues se trata de hospedajes “con historia”, todos ellos de pequeña o mediana dimensión, ubicados en enclaves declarados patrimonio de la humanidad y en edificios históricos de alto valor.

Junto a estos cinco inmuebles, y bajo idénticos parámetros, Meliá abrirá una vez finalizadas las adaptaciones, el hotel ‘Innside Camagüey’, y para el año 2020, incorporará a su cartera otros tres hoteles en la ciudad patrimonial de Trinidad: el ‘Meliá Trinidad’, el ‘Meliá Punta Ancón’, y convertirá el actual hotel Ancón en el ‘Sol House Ancón’ de su marca más innovadora.

A finales de 2018, abrirá dos nuevos buques-insignia en Varadero y Cayo Santa María: el ‘Meliá Internacional’, con 934 habitaciones, y el ‘Paradisus Los Cayos’ con 802 habitaciones.

Además, la cadena mallorquina apuesta por el segmento de circuitos en las ciudades patrimoniales en su estrategia de diversificación turística de la Antilla Mayor, que permitan fomentar las llegadas de viajeros y la duración de la estancia media.

Con todo, la hotelera de la familia Escarrer prevé contar a finales de 2018 en Cuba con 2.145 nuevas habitaciones en operación. Fue la primera firma española en llegar a la ínsula, hace más de un cuarto de siglo, cuyo desembarco no estuvo exento de dificultades por la ley Helms-Burton.

Meliá cuenta con 29 hoteles en Cuba, de ellos tres en La Habana, más otros tres en construcción. A estos se sumarán los ocho nuevos anunciados en las ciudades de Cienfuegos, Trinidad y Camagüey.

1 COMENTARIO

Deja un comentario