¿Por qué en España no todos somos iguales ante la ley?

Contrasta la velocidad de las naturalizaciones a sefardíes con la lentitud en que se distribuyen en el consulado de La Habana

Recordemos que 4.302 ciudadanos sefardíes que han acreditado ser descendientes de los judíos que fueron expulsados en 1492 de España, pudieron acceder a la nacionalidad tan solo un día después de que entrara en vigor la ley que otorga ésta a los sefardíes.

Como por casualidad, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, subrayó en aquel entonces una serie de expedientes que estaban siendo ya tramitados por su departamento y que se optó por no someterles a todo el proceso desde el inicio. “Se ha decidió agilizar la resolución y presentar 4.302 expedientes de concesión de nacionalidad por carta de naturaleza, siguiendo los trámites del Código Civil”, ha explicado el ministro en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

rajoy

La mayoría de los beneficiarios procede de Venezuela, Turquía y Marruecos, según informó en su momento la  Federación de Comunidades Judías de España (FCJE) en un comunicado. Sin embargo, al mismo momento en La Habana, casi 100 mil expedientes ya aprobados (o sea que la administración ha reconocido que califican como españoles) están esperando el final de una tramitación que no termina, como lo ha reconocido en una reciente entrevista el propio cónsul general de España en Cuba.

Las cifras no mienten y ellas comprometen la gestión y cuestionan la decencia del gobierno de España en funciones, dirigido por Mariano Rajoy.

Según el señor Montealegre, cónsul, se sabe que “Si antes de la entrada en vigor de la LMH había poco más de 43.000 residentes españoles inscritos en el Registro de Matrícula Consular, en el mes de noviembre de 2015 se alcanzó la cifra de 129.000 españoles inscritos… un incremento de aproximadamente un 253%”.

Así pues, esta avalancha de solicitudes ha sobrecargado el trabajo del consulado pues los nuevos españoles además de solicitar sus DNI optan por hacerse con un pasaporte que les permite viajar a los Estados Unidos como europeos que son.

El castrismo renuente y agresivo en medios del silencio español

A raíz de esta Ley, es bueno recordar las medidas coercitivas que adoptó el gobierno y sobretodo, el Partido Comunista contra aquellos descendientes que en 2009 y años siguientes comenzaron a recuperar sus lazos de sangre. Se desató una cacería  de brujas contra los que obtenían su condición de ciudadanos españoles. Entre las medidas tomadas destacan las expulsiones de las filas del PCC, separaciones de cargos de confianza del gobierno. Hace falta escribir esta historia para que sepan en España todo lo que sufrieron los españoles de Cuba en aquellos años.

En cualquier caso, es inadmisible el olvido y la dejadez con que se trata a los nietos de emigrantes españoles en Cuba.

El gobierno español no ha manifestado voluntad para resolver los problemas atasco al que se refiere el Cónsul General, el Sr. Montealegre. Se ha argumentado falta de recursos y la crisis por la que atraviesa España para no asignar la contratación de 21 funcionarios de refuerzo como pidió la Sra. Becerril el año pasado.

Sin embargo, las verdaderas razones son otras como deducirlo cualquiera a la lectura de esta gráfico. Desde que asumió el gobierno el PP y hubo cambio de personal en el Consulado el índice de rechazo en las solicitudes aumentó 6 veces.

“A día de hoy, se han resuelto poco más de 100.000 expedientes, con el resultado de alrededor de 90.000 nuevos españoles, en el marco de la LMH… asegura el cónsul pero debido al elevado volumen de expedientes en trámite, la resolución de los mismos se ha dilatado enormemente hasta el punto de que, hoy día, se están revisando los aportes efectuados en junio de 2013, siendo 30 meses el tiempo medio de espera entre la presentación del último documento y su revisión“

Seguiremos denunciando esta flagrante injusticia que hace a unos españoles más merecedores de atenciones que otros ante las autoridades competentes. Memoria y justicia histórica, sí, pero que sea igual para todos los descendientes y no sólo para los más solventes.

Hispanista revivido.