España ganaría casi 115.000 habitantes hasta el año 2020 en sus intercambios de población con el extranjero

De acuerdo con los últimos datos proporcionados por la Estadística de Migraciones correspondientes a los flujos migratorios provisionales de 2015, el Instituto Nacional de Estadística (INE) prevé que este año emigren de España un total de 330.675 personas. En el mismo periodo se establecerían en España 343.614 personas con lo que el saldo migratorio con el extranjero sería positivo, en 12.939 personas, por primera vez tras seis años de saldos negativos.

Según las proyecciones del INE, la emigración iría descendiendo levemente en el periodo que va de 2016 a 2065, al pasar de las 330.675 personas que emigrarán este año según las previsiones, a las 263.165 que lo harán en 2065.

La proyección para el conjunto del periodo 2016-2065 se realiza bajo las hipótesis de un flujo inmigratorio constante y una propensión de la población a emigrar al extranjero, por edades, también constante, ambos sostenidos en su nivel previsto para 2015 según los datos de la Estadística de Migraciones.

Si así fuera, España ganaría casi 115.000 habitantes hasta el año 2020 en sus intercambios de población con el extranjero. Esta tendencia se reforzaría en años sucesivos, obteniéndose así una ganancia neta de población debida a migraciones de casi 3,1 millones de personas en los 50 próximos años.

Deja un comentario