Por: Javier González García

“España no es sólo un trozo de tierra o los colores de una bandera. España es mi familia, mis padres que sudaron sangre y lágrimas por mí, su trabajo, sus esfuerzos. Mis antepasados que lucharon por dejarnos una España mejor, mis abuelos y sus abuelos. Mis amigos, mis hermanos, el barrio en el que nací, el parque donde me tomé la primera cerveza o donde me tomé mi primer cubata. España, es esa sonrisa pícara, esos ojos verdes o negros, ese vacile y esa salsa marca de la casa que sólo tenéis vosotras. La alegría, la felicidad, la simpatía, la chulería madrileña, la gracia andaluza, los cojones del norte…

España son los Pirineos nevados, el Valle de Arán, la ciudad Condal, Barcelona al mar. España es el Atlántico de Galicia, un atardecer en finisterre, esa ‘musiquiña’ de una gallega poniéndote un blanco en frente del mar. España es un pincho y un paseo por San Sebastián. Es los campos de Castilla, la tierra que vio nacer nuestro idioma con el que ahora te pinto, querida patria. Castilla es la tierra del Cid Campeador, de las aventuras más leídas en el mundo entero, de hidalgos y molinos. Es esa tierra de cuyo nombre me quiero acordar. Es la tierra donde nacían los dioses de antaño, Extremadura, Pizarro, Cortés… España son las calas azul cristalino del Levante, de Valencia, de Murcia. El mar que baña las preciosas playas andaluzas. La cerveza en el chiringo frente al mar, el verde en Vizcaya, el plátano canario.

España es la Alhambra, la Giralda, la Almudena, la Gran Vía, las Catedrales de Santiago y de Burgos y de Córdoba, la Sagrada Familia, la Torre del Oro, el acueducto de Segovia, las ruinas romanas de Cartagena, la muralla de Ávila, las Hoces del río Duratón, el Ebro y el Tajo. La guitarra, el flamenco, la buena poesía, Quevedo, Góngora, Unamuno, Dalí, Picasso..

España es la tortilla de patata poco cuajada, la paella del Levante con poco guiso, el cocido madrileño, los churros el primer día del año, el roscón de Reyes sin frutas de esas que no le gustan a nadie. El aperitivo, las tapas y más tapas con ese oro líquido entre medias. Las rabas de Santander, el vino tinto, el aceite de oliva. Es imposible nombrarlo todo.

Es imposible nombrarlo todo. Pero lo más importante, es que España es cultura. España es Cartago. España es Roma. España es celta. España resistió y recibió los regalos de los musulmanes. España es el país de María. De Santo Tomás y de San Francisco Javier. Lo más importante es que España fue el Imperio más grande de la historia bajo el manto de Isabel y Fernando. Con Carlos I y Felipe II en España, no se ponía el sol. Los héroes innombrables, la valentía, el martirio, el honor y la gloria. Rodrigo Díaz de Vivar, Blas de Lezo, Don Pelayo, los hermanos García Noblejas, Daoíz y Velarde, las Navas de Tolosa, Lepanto, el 2 de mayo, el país con más donantes del mundo, la nación con más misioneros del planeta. España es el orgullo de sentirse catalán, cántabro, asturiano, vasco, gallego, castellano, levantino, balear, canario y andaluz. España son la piel de gallina y los pelos de punta con los que hablo ahora mismo. España soy yo. España eres tú”.

1 COMENTARIO

Deja un comentario