Españoles de Cuba: Isidoro Hernández

“Es de intligentes invertir ahora, las posibilidades son inmensas”

Ignacio S. Acedo / La Habana (Cuba)

— Usted es uno más de los canarios que llegaron aquí siendo un niño…

— Siempre he sido español de nacimiento, pero vine aquí siendo un niño. Lo hice sin pasaporte. Aún así me recogieron en el consulado español. Incluso estando aquí pasando el servicio militar obligatorio, me requirieron para lo mismo en España. Fue algo curioso. Aquí cursé mis  estudios de Ingeniero Eléctrico y, además, por mi trabajo he podido viajar por todo el mundo.

— ¿Qué opinión le merecen los cambios estructurales que se están produciendo y que anuncian una liberalización de la economía?

— Opino como la gran mayoría de los cubanos. A partir de que el gobierno de los Estados Unidos decida restablecer las relaciones diplomáticas y económicas con Cuba, Cuba cambiará. Tiene muchas potencialidades, tanto naturales como humanas, por la alta cualificación del pueblo cubano en muchas materias. La enorme corriente de emigración de cubanos se ha producido por cuestiones económicas, no tanto políticas. Y quien diga lo contrario, miente. El Periodo Especial (severa crisis económica acaecida en Cuba en los noventa tras la caída de la Unión Soviética) golpeó muy fuerte, porque hubo familias que pasaron hambre. En mi caso, bajé sesenta libras porque iba al trabajo en bicicleta en vez de en carro (coche). Pero nos unió mucho más a todos.

— ¿Realmente se está ante un momento tan importante como se dice en este sentido?

— En este momento, Cuba está a las puertas de un gran cambio. Y no creo que sea para peor. Cuba siempre ha estado en crisis. Y crisis de verdad, no como dicen en Europa cuando sube diez céntimos el transporte o rebajan un 2% el salario. Aquí hablamos de crisis cuando no hay nada que llevarse a la boca.

— ¿Está percibiendo avances?

— De momento, la iniciativa privada, que es de hace un tiempo, es el gran ejemplo del aperturismo, aunque han proliferado, en mi opinión, demasiados negocios para la demanda que hay. O lo que es lo mismo, en una cuadra no pueden sostenerse cuatro o cinco cafeterías a diez metros de distancia como se da el caso ahora en La Habana. Es un crecimiento desordenado, por decirlo de alguna manera.Ya veremos en qué deriva todo. Pero veo interesante el establecimiento de negociaciones que se pueden establecer con Estados Unidos, China, Canadá, México, Brasil, España…

— Ya se están produciendo visitas de delegaciones y empresarios…

— Es de inteligentes no esperar a que corra el tiempo e invertir ahora. Los terrenos están baratos, los negocios bien montados funcionan… Las posibilidades son inmensas y los empresarios canarios, por lo que nos toca, deben dar el paso.

— ¿Ve viable el socialismo cubano con los nuevos tiempos?

— Sí, rotundamente sí, porque el socialismo ha ido cambiando y adaptándose a todo. Puedes ser babalao u homosexual y militar en el partido comunista, por poner ejemplos. Y sus postulados económicos han evolucionado.

Hispanista revivido.