Españoles de Cuba: José Antonio Pérez Menéndez

Condecora universidad española a investigador trinitario

 

Los resultados en el estudio de la arquitectura vernácula de Trinidad convierten a José Antonio Pérez en miembro distinguido de la Cátedra Gonzalo de Cárdenas, patrocinada por la fundación española Diego de Sagredo

 

Los aleros de tornapunta, los balcones y otros elementos arquitectónicos lo conocen cuando se les planta delante, cámara en mano, para retratarlos y, más tarde, descubrirles hasta el último secreto.

Pese al transcurso de los años el investigador trinitario José Antonio Pérez Menéndez todavía continúa develando pormenores de detalles que casi siempre pasan desapercibidos o se consideran inferiores en las edificaciones.

Ese afán de enaltecer la importancia de las pequeñeces que integran la arquitectura trinitaria desde el campo científico lo convierte ahora en miembro distinguido de la Cátedra Gonzalo de Cárdenas de Arquitectura Vernácula, adjunta a la Universidad de Madrid y representada en Cuba por la Oficina del Historiador de La Habana; condición que mereciera recientemente durante las sesiones del taller internacional que cada año se efectúa en la capital con el propósito de apoyar la promoción, difusión y protección de la arquitectura vernácula de América y el Caribe.

“Todos los años se da a conocer el nuevo miembro, pero nunca pensé en convertirme en uno. Esta condecoración no solo significa el reconocimiento a más de 15 años realizando estudios como responsable del área de superación e investigación en el Museo de Arquitectura, donde trabajo, sino el agradecimiento a quienes me han ayudado, dado ánimo, a las instituciones que siempre abren las puertas para colaborar porque sin ellos ningún estudio pudiera llevarse a cabo”.

La trayectoria acumulada, los aportes realizados a partir de indagaciones como Los balcones como expresión del desarrollo de Trinidad, Estudio tipológico de aleros en la ciudad de Trinidad y El cementerio católico: un legado del arte fúnebre en Trinidad de Cuba, el cotejo de fuentes y la exhaustividad de los resultados llevó al comité de expertos a decantarse por Pérez Menéndez entre cerca de una docena de investigadores del país.

“Siempre me llamó la atención que estos elementos se trataban en los libros especializados de forma breve, siempre como añadidos a una obra mayor. Por eso opté por este objeto de estudio”, agrega el condecorado.

El quehacer investigativo del trinitario abarca además la preservación o pérdida de tradiciones en Trinidad, así como la presencia de la religión afrocubana en la tercera villa de Cuba, sobre todo el culto a la imagen de San Lázaro, esta última recién concluida, a presentarse en meses venideros en eventos culturales de la ciudad.

A la cátedra Gonzalo de Cárdenas están adscritos más de una veintena de arquitectos, historiadores, antropólogos, arqueólogos y otro

Hispanista revivido.