Esquizofrenia izquierdista en el TWSJ

Unas veces a favor de Castro, otras en contra. Lo mismo ocurre con el “proceso de paz en Colombia”.

  • Ahora asegura que “El hombre que merece el Nobel es Uribe”

Mientras el mundo sigue enviando mensajes de felicitaciones al presidente Juan Manuel Santos por el premio Nobel de Paz -incluso su homólogo Barack Obama celebró el galardón-, The Wall Street Journal, el periódico económico más importante de Estados Unidos, criticó la decisión del Comité Noruego del Nobel en su página editorial.

Con el título “Un extraño premio Nobel de Paz”, la posición editorial del diario asegura que aunque algunas veces el Comité Noruego ha otorgado el galardón a personas que realmente lo merecen -como Lech Walesa, Andrei Sakharov, Aung San Suu Kyi y Liu Xiaobo, por luchar por los Derechos Humanos y la democracia en regímenes despóticos-, ellos son la excepción a la regla.

Lea nuestra editorial: Nobel que abre puertas a la paz

Según The Wall Street Journal, el premio Nobel de Paz se lo dan “a los campeones de la falsa paz y las buenas intenciones ingenuas”, y para el diario, ese es el caso del presidente Juan Manuel Santos.

“No es que el señor Santos no gane puntos por intentarlo. Él ha gastado cinco años tratando de negociar un proceso de paz con las Farc. El acuerdo de 297 páginas que se firmó en agosto en La Habana ha sido elogiado por todos, desde Raúl Castro hasta John Kerry, como la mejor forma de terminar el conflicto”, dice el editorial.

“Pero los colombianos piensan de otra forma, y con buena razón”, alega el diario.

Además: Premio Nobel de Paz al esfuerzo de Santos

Aunque los promotores del No en el plebiscito insistieron toda la campaña en que no querían guerra, sino renegociar los acuerdos, para The Wall Street Journal el acuerdo perdió en las urnas gracias al buen sentido de los colombianos comunes y corrientes, “que quieren derrotar a las Farc, no negociar con ellos”.

Esa derrota de la que habla The Wall Street Journal es un sometimiento militar, por la vía de las armas, como lo intentó el expresidente Álvaro Uribe en sus ocho años de gobierno. “Colombia lo estaba haciendo bien antes del proceso de paz”, asegura el editorial.

Según la posición del diario, es mejor hacer el mundo más seguro por la vía de las armas que las “buenas intenciones ingenuas” que a la larga tengan peores consecuencias, así como la retirada de Barack Obama del Medio Oriente “condujo a la aparición del Estado Islámico”.

Hispanista revivido.