Detenidas en #TodosMarchamos, temen ser asaltadas o agredidas sexualmente

 

Las Damas de Blanco Leticia Ramos y Marisol Fernández Socorro denunciaron este lunes a DIARIO DE CUBA que la Seguridad del Estado las dejó “abandonadas” a unos 60 kilómetros de sus domicilios de Cárdenas, en un lugar conocido como Crimea, en el entorno de la Ciénaga de Zapata, cerca de los pueblos de Jagüey Grande y Jovellanos.

Las dos mujeres, que participaron el domingo en la protesta de #TodosMarchamos, fueron arrestadas. La policía les ha entregado una acta de advertencia —que no firmaron— en la que se dispone que, si regresan a la capital, incurrirán en los delitos de resistencia, desobediencia y desacato.

Este lunes fueron conducidas hasta este lugar apartado, “que es todo monte”, y en el que las mujeres temen ser “asaltadas, violadas o matadas”, señaló Ramos. “Estamos abandonadas en el medio de una oscuridad tremenda y por aquí es muy difícil que pase un taxi, además no podemos subir a camiones con personas que no conocemos”, explicó.

La Dama de Blanco insistió en que ambas temen por su integridad y un posible asalto. Es por ello, agregó la activista, que “responsabiliza al Gobierno” de cualquier perjuicio que esta situación les pudiera ocasionar.

Ambas opositoras, que no tienen posibilidad de realizar llamadas desde sus teléfonos, han decidido quedarse en un lugar visible y esperar a que amanezca.

 

Deja un comentario