Sí, si creemos al papel que acaba du publicar el economista Roberto Centeno en la página digital Diario Español de la República Constitucional

La situación de nuestra economía es insostenible,  afirma el señor Centeno en su réplica a los también economistas Rallo y Lacalle quienes las habían dado por buenas. Desde febrero de 2008 el Banco de España y el INE han venido manipulando la cifras de contabilidad nacional, hasta el punto de que a día de hoy la riqueza nacional real es un 18,7% inferior a la oficial, lo que cambia radicalmente los parámetros esenciales de la economía, como son el ratio de deuda sobre el PIB, el tamaño del Estado y la presión fiscal.

Pero lo que desespera al Sr Centeno es que “sean dos economistas que tienen la aureola de independientes, los señores Lacalle y Rallo, quienes hayan asumido el salir a desmentir nuestros cálculos con cifras y argumentos que no solo no invalidan nuestros cálculos sino que los fortalecen.”

Un J. R. Rallo habitualmente más inspirado, pero que comete errores de bulto inexplicables: “Rallo no deflacta los índices sectoriales y de servicio” asegura Centeno. En los otros cálculos que hace tampoco ha tenido en cuenta la inflación desde que empezó la crisis, el 13,4% de junio de 2007 a junio de 2015. El tema es tan obvio que no creo que el error sea involuntario, sino que lo ha hecho con la clara intención de confundir a quien lo lea, ¿a quien pretende favorecer con estonbsp;Si no se deflacta, las diferencias entre producción y VAB (valor añadido bruto) son mucho más pequeñas y en un gráfico pueden parecer poco importantes. Para que lo entiendan claramente, Rallo mezcla las churras con las merinas (euros de un año con euros de otro, como si valieran igual), lo que invalida totalmente su argumentación.

 

Deja un comentario