Señorías, ya les avanzo que el Grupo Parlamentario Popular va a votar a favor de la toma en consideración de este proyecto de ley por dos razones, señorías, por justicia y por coherencia. Por justicia, porque siempre hemos apoyado todas las medidas que pudiesen resarcir a todas las víctimas de la guerra civil y de la dictadura, y por coherencia, senadora Vilà, porque en el año 2009 -Podemos no existía- el Grupo Parlamentario Popular ya presentó una moción en este sentido, exactamente en los mismos términos en los que usted plantea hoy esta toma en consideración; presentamos una moción encaminada a subsanar todos los errores que ya traía la famosa Ley de memoria histórica, sobre todo, en su disposición adicional séptima.

 

Señorías, la famosa Ley de memoria histórica es el mejor ejemplo de que no hay peor mentira que una verdad a medias, porque el envoltorio de esa ley era el reconocimiento a todos aquellos que habían sufrido persecución, encarcelamientos y asesinatos por parte de la dictadura franquista, algo que sin duda es de justicia y que ningún demócrata, estoy segura, puede negar. De hecho, el Gobierno del Partido Popular ha continuado con la política de mapa de fosas tanto a nivel nacional como regional en las comunidades autónomas en las que gobernamos dotando partidas para ello. Sin embargo, señorías, tras ese bonito celofán que era la Ley de memoria histórica se encontraba el verdadero sentido por el que el Grupo Socialista planteaba esa ley, y es que, lejos de ser simplemente para restituir la dignidad de todas las víctimas del franquismo, algo que todos aceptábamos, consistía en mostrar una ley sectaria y revanchista que pretendía plantear una memoria histórica, la suya, la de la izquierda. (Rumores). Esa fue la razón principal por la que el Partido Popular votó en contra de esa Ley de memoria histórica: el sectarismo, revisionismo y revanchismo que se escondía sobre algo tan justo como dignificar a las familias.

El señor VICEPRESIDENTE (Sanz Alonso): Por favor, señorías, guarden silencio.

La señora MUÑOZ DE LA IGLESIA: Como les decía, señorías, en el 2009 este grupo presentó una moción para que se hiciese una propuesta de ley que modificase esa adquisición de nacionalidad regulada en la disposición adicional séptima. Ya les advertimos en aquel debate de la Ley de memoria histórica y posteriormente que iban ustedes a consagrar injusticias históricas, y no dijeron nada. En 2009 nosotros planteamos una moción, y quiero recordar a sus señorías lo que dijeron entonces con motivo de la moción, la misma toma en consideración que trae hoy Podemos. Senador Bildarratz, cuando se trata de Ley de memoria histórica, de derechos, ustedes en el PNV siempre han sido firmes defensores. ¿Saben lo que dijeron ustedes cuando planteamos nosotros esta misma propuesta? Pues esto: En definitiva, lo que pretende la moción es sencillamente modificar dicha regulación y por coherencia con la actitud que ya manifestamos entonces vamos a oponernos, también ahora, a esta posición. Votaron en contra.

Esto es lo que dijo Entesa Catalana de Progrés: Parece que el PP quiere reabrir el debate de la Ley de memoria, pero solo lo parece y si lo hace es en un sentido radicalmente opuesto al que planteamos nosotros, es obvio que votaremos en contra. Es que no existe ninguna vulneración sino que se reconocen algunos derechos, no todos −ya reconocían entonces que no eran todos los derechos−, aquellos que se perdieron a causa de la persecución política fascista de la dictadura franquista. ¿Y saben lo que dijo el Grupo Socialista cuando planteamos esta misma moción hace once años? Pues dijeron: Creo que está justificada la reforma que se hizo, la suya, podremos estudiar estos supuestos más adelante. Ahora ya les preocupa, hace once años no.

Fíjense cuánto tiempo perdido, señorías, pues esto lo planteamos hace once años. Pero les cegaba tanto la soberbia, que fueron incapaces de asumir que estaban cometiendo un error, y aquí estamos once años después debatiendo lo mismo que en aquel marzo de 2009. Para el Partido Popular, señorías, la memoria histórica de un país debe nacer del consenso, mirando al futuro y aprendiendo del pasado. Por eso se agradece que todos ustedes, por fin, hayan dejado sus posiciones, más vale tarde que nunca.

Señorías, ya termino, este grupo parlamentario considera que es de justicia que todos los nietos de aquellos ciudadanos españoles que tuvieron o quisieron salir de España al exilio puedan acceder ahora a la plena nacionalidad que está en sus orígenes. Tuvieron que pasar en su día por el trago amargo e injusto del exilio, ya es hora de que recuperen lo que nunca debieron haber perdido, la nacionalidad española.

Muchas gracias. (Aplausos).

3 COMENTARIOS

  1. Con respecto a solicitar la nacionalidad Española de nietos deberia ser para todos y la de hijos reconocidos por juicios de filiacion no deberia existir tope de 2 años para pedirla, una total injusticia y discriminacion

  2. Esther Muñoz. Bravo por ese discurso renovador, limpio y puro. Es la verdad, cuanto daño a causado que los politicos no hayan tenido en cuenta y no se hayan proyectado para resolver esta injusticia de tantos años. ¿ Cuales son los verdaderos sentimientos de estos hacia el pueblo español?. Si se quiere gobernar con dignidad y respeto, lo primero son los reclamos y los derechos del pueblo, teniendo presente como aspecto fundamental su historia. GRACIAS DESDE CUBA POR SU APOYO INCONDICIONAL.

Deja un comentario